Encuentran cadáver de latino ahogado en río Arkansas
El pasado jueves 13 al atardecer, familiares de Pablo Ramos pudieron finalmente rescatar su cadáver de las aguas del río Arkansas cerca del Centro Presidencial Clinton en Little Rock.
Ramos estaba recogiendo hojas en el parque del Centro el lunes por la tarde, cuando aparentemente la segadora se volteó y cayó al río sobre Ramos.
Buzos del de oficina del sheriff del condado Pulaski buscaron el fondo del río el lunes por la noche y el martes, sin resultados. El jueves volvieron a las cercanías del accidente cuando con el sonar descubrieron lo que podía ser el cuerpo del infortunado Ramos, pero tuvieron que abandonar la búsqueda a las 3:30 de la tarde cuando se les acabo el oxigeno, y antes de irse marcaron el lugar con un boya.
Una media hora más tarde, familiares encontraron el cuerpo de Ramos flotando cerca de la boya y próximo al puente Rock Island.
Varios de los presentes se metieron al agua para rescatar el cadáver que posteriormente fue llevado por la policía a las oficinas del forense para realizar la autopsia.
El Reverendo Salvador Marques de la iglesia San Eduardo llegó al lugar en donde dió la extrema unción al fallecido que ya había sido colocado en el vehículo forense para su traslado.
Desde la desaparición de Ramos en las aguas del río, sus familiares estuvieron en vigilia permanente con la esperanza de recuperar sus restos lo que finalmente lograron el jueves al atardecer.
QEPD.
Edición de esta semana
PLANES PARA ESTABLECER EL MUSEO DE LA HERENCIA LATINA EN LA CIUDAD DE HOPE
En la ciudad de Hope, la ciudad natal del ex presidente Bill Clinton, se están completando los planes para establecer un Museo de la Herencia Latina, una corporación sin fines de lucro.    / ver más /
La Diócesis Católica de Little Rock confirmó el jueves 27 que pagó $790.000 a cinco hombres que acusaron a un sacerdote de Arkansas que abusó sexualmente de ellos cuando eran ninos a principios de los años 70.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Trump ha convertido las amenazas y ultimátum en algo cotidiano, a menudo vía Twitter.   / ver más /