Proyecto de reforma contrasta con restricciones
Por Michel Leidermann
EL CONGRESO DE EUA, DIVIDIDO sobre cómo combatir la inmigración ilegal, tiene ahora en sus manos dos proyectos para la mayor reforma migratoria en más de 40 años, la que contrasta con las restricciones promulgadas recientemente con la Ley REAL ID. El debate sobre la presencia y futuro de los entre 8 y 11 millones de inmigrantes indocumentados en EUA enfrenta a grupos conservadores, que ven en cada uno de ellos a un potencial enemigo y piden su expulsión, con aquellos que enarbolan la causa de los inmigrantes “indocumentados”. Las restricciones promovidas por el legislador republicano James Sensenbrenner y ahora ley, pretenden el fortalecimiento de la seguridad interna, mientras que la propuesta legislativa de los senadores John McCain, republicano y Edward Kennedy, demócrata, destaca posibles soluciones a la inmigración ilegal.
Ambas legislaciones están dentro del objetivo nacional desde el 9/11 para frenar el paso de “indeseables” y a la vez alentar el libre flujo de bienes y personas con propósitos legítimos.
El plan para la reforma migratoria McCain/Kennedy, prácticamente anularía las restricciones del REAL ID y promete arduos debates.
Expertos no confían en que el nuevo proyecto pase este año, pero piensan que al menos, abre los ojos a una solución viable de los indocumentados.
La ley REAL ID crea, a efectos prácticos, dos tipos de licencias de conducir: una para los inmigrantes indocumentados —que no podrán usarla como documento de identidad para trámites federales ni para abordar un avión, y otra para la población “legal”.
La misma Ley autoriza al Departamento de Seguridad Nacional a desconocer las normas ambientales para que se complete la construcción de una cerca en la frontera entre California y México, medida que ha causado el rechazo inmediato del gobierno mexicano y de grupos ecologistas. McCain y Kennedy, presentaron un proyecto de ley que corregiría el estropeado sistema de inmigración de los EUA, con un programa de trabajadores temporales para unos 400 mil extranjeros que, con suerte, podrían tener acceso a la legalización permanente y eventual ciudadanía. La mayoría de los inmigrantes indocumentados recibiría un permiso de residencia temporal y, al cabo de seis años, podrían solicitar la residencia permanente, una vez que cumplan con los requisitos de hablar inglés y no tener antecedentes penales.
Pero quienes entraron ilegalmente a EUA, tendrán que pagar una multa de dos mil dólares para ser considerados. Un portavoz de la Casa Blanca dijo que esperan “trabajar con miembros de ambos partidos para lograr la aprobación de un proyecto que reúna los principios” delineados por Bush en enero de 2004, que incluyen la protección del territorio nacional, el control fronterizo, el reconocimiento de la “realidad económica” del país, incentivos para la repatriación voluntaria y la protección de los derechos de los inmigrantes legales. McCain y Kennedy aseguran que su proyecto bipartidista incorpora todos esos “principios”: responde a las necesidades económicas de la nación y fortalece la seguridad nacional. Aunque no se trata de una amnistía —una palabra prohibida en los corredores del Congreso—, el proyecto abre las puertas a la residencia permanente y la unificación familiar, aseguraron McCain y Kennedy.
¿Y usted que opina?
el-latino@arktimes.com (501) 374-5108
Edición de esta semana
LOS DEMÓCRATAS GANAN EL CONTROL DE LA CÁMARA DE REPRESENTANTES, PERO LOS REPUBLICANOS AUMENTAN SU MAYORÍA EN EL SENADO
Aunque las esperanzas de los demócratas estaban puestas en ganar el Senado y la Cámara Baja en las elecciones de noviembre, el partido solo volverá a controlar la Cámara de Representantes después de siete años, pero los republicanos reforzaron su dominio en el Senado aumentado 4 senadores a su mayoría.    / ver más /
El día de Thanksgiving o Acción de Gracias es una de las festividades más importantes en Estados Unidos, se festeja cada cuarto jueves de noviembre.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La orden de Donald Trump de desplegar miles de militares en servicio activo a la frontera sur para detener lo que caracterizó como una inminente “invasión” de las llamadas caravanas de los migrantes centroamericanos, tuvo su función como farándula política para las elecciones de noviembre 6.   / ver más /