Bush anuncia préstamo de $17.400 millones para automotrices
3729A.jpg
El presidente George W. Bush anunció el viernes 19 su decisión de salir al rescate de la industria automotriz, con préstamos por un total de$17.400 millones a cambio de concesiones por parte de las empresas, trabajadores, proveedores y acreedores.
El Secretario del Tesoro Henry Paulson dijo que el Congreso debería autorizar el uso de una segunda partida de $350.000 millones del fondo de rescate financiero por $700.000 millones aprobado en octubre para salvar a las grandes instituciones financieras en apuros.
"Permitir que se caigan las compañías automotrices no es un curso de acción responsable", dijo Bush en un mensaje a la nación. Añadió que la quiebra fiscal (Capitulo 11) difícilmente resultaría eficaz para la industria automotriz en estas circunstancias y, por el contrario, propinaría "un golpe inaceptablemente doloroso a los esforzados estadounidenses" de todos los sectores.
Del total, unos $13.400 millones estarán disponibles en diciembre y enero, de los cuales $9.400 millones serían para General Motors y $4.000 millones para Chrysler. Ford Motor ha dicho que no necesita ayuda inmediata.
Bush dijo que el paquete de rescate requería concesiones similares a las expresadas en un plan de salvataje que fue aprobado por la Cámara de Representantes pero rechazado por el Senado hace una semana. Les da a las automotrices un plazo de tres meses para elaborar planes de reestructuración que las vuelvan financieramente viables.
A falta de ese plan de reestructuración aprobado para el 31 de marzo, las empresas deberán rembolsar los préstamos, liquidando sus bienes.
"El momento de tomar decisiones difíciles para su viabilidad, ha llegado, la única otra alternativa es la bancarrota", dijo Bush. "Las automotrices y los sindicatos deben comprender lo que está en juego y tomar las decisiones difíciles necesarias para reformarse".
Las empresas automotrices de Detroit han anunciado la prolongación de sus cierres navideños tradicionales. Chrysler cerrará en enero sus 30 plantas en América del Norte durante cuatro semanas debido a las pobres ventas; Ford cerrará 10 plantas en América del Norte durante una semana adicional en enero, y General Motors cerrará temporalmente 20 plantas, muchas de ellas durante todo el mes, para reducir su producción. Todo ello para que las agencias puedan vender sus actuales inventarios que no se están moviendo por falta de créditos al comprador.
Bush dijo que esas empresas han encarado serias dificultades durante muchos años: altos costos, disminución de su participación en el mercado por más competencia y baja de ganancias . "En los últimos meses, la crisis financiera global ha hecho más severos estos desafíos", agregó.
El presidente dijo que por una parte, el gobierno tiene la responsabilidad de no socorrer al sector empresarial privado, aunque por otra parte, debe salvaguardar la salud y estabilidad de la economía estadounidense.
"Si permitiésemos ahora que el mercado libre corriera su curso, casi con seguridad conduciría a una bancarrota desordenada y la liquidación de las empresas automotrices", agregó. "En circunstancias económicas ordinarias diría que este es el precio que deben pagar las empresas que fracasan", dijo el mandatario. "Y no sería partidario de intervenir para evitar que las automotrices quiebren. Empero, no son estas circunstancias ordinarias. En medio de una crisis financiera y recesión, permitir que fracase la industria automovilística estadounidense no es una actuación responsable".
Edición de esta semana
¡SUBIERON BANDERA EN OAKLAWN!
Ubicado en el Parque Nacional de Hot Springs, el Oaklawn Racing & Gaming (# 2705 Central Ave. Hot Springs.1-800-OAKLAWN) es uno de los mejores hipódromos en el país desde 1904, y hogar del afamado Arkansas Derby con un premio de $1 millón al ganador. Hoy en día, Oaklawn también ofrece una gran cantidad de diversión y conciertos y máquinas de juegos de azar, día y noche durante todo el año.   / ver más /
¡Nueva sección!   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El Partido Republicano (GOP) está en problemas más profundos de lo que sugiere la pérdida de un escaño en el Senado en la elección en Alabama. La fuente de ese problema se remonta al 19 de julio de 2016, cuando el GOP aceptó a Donald Trump como candidato a presidente.   / ver más /