Corte Suprema de EUA estudiará caso de legalización migratoria
La Suprema Corte de Estados Unidos aceptó el lunes 31 estudiar el caso de un inmigrante indocumentado que alega su derecho a la legalización y cuya resolución podría beneficiar a miles de extranjeros en igual situación.
La petición ha sido presentada por el mexicano Humberto Fernández Vargas, que intenta obtener la residencia (green card) a pesar de que ha sido deportado en varias ocasiones desde la década de 1970. Fernández Vargas, que vivía en Utah, fue deportado de nuevo en el 2001 cuando presentó una solicitud de legalización.
Sus abogados sostienen que su cliente, casado con una estadounidense, tiene derecho a la residencia porque es un ciudadano modelo que ha logrado formar su propia compañía de transportes.
El Supremo decidirá si un apartado de la ley de inmigración de 1996, que establece estrictas restricciones a los inmigrantes indocumentados, se puede aplicar a los extranjeros que ya vivían en Estados Unidos cuando entró en vigencia esta norma. La provisión señala que los inmigrantes que han sido deportados y entran de nuevo tienen opciones limitadas para obtener la residencia permanente.
El peticionario sostiene que las restricciones son injustas y que tiene derecho a solicitar la green card.
Edición de esta semana
CENTRO DE AYUDA A VICTIMAS LATINAS DE VIOLENCIA Y CRÍMENES
Por Michel Leidermann
EL LATINO visitó las oficinas del Centro de Asistencia a Latinos Victimas de Crimen en North Little Rock para conocer detalles sobre esta nueva organización que está ayudando a las victimas latinas (sin importar su condición migratoria) que han sido víctimas de crímenes y hablan poco inglés para ofrecerles ayuda con los tramites policiales/judiciales, apoyo emocional y desarrollar en la victima la confianza y la seguridad en sí misma para prevenir nuevos siniestros.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La evidencia está a la vista: la Organización Trump, como decenas de otras empresas también habría contratado inmigrantes indocumentados, copiando de este modo una fórmula bastante conocida de beneficio económico al hacer uso de mano de obra sin documentos y, por ende, mal pagada y sin beneficios de salud. Unos necesitan de otros, cierto, pero la balanza siempre se inclina en favor de quien contrata.   / ver más /