¡Reforma de salud ahora!
Por Michel Leidermann
Por la crisis económica, algunos asesores aconsejan a Barack Obama, aplazar la reforma del sistema de seguro de salud hasta que las cosas se normalicen. Pero es crucial no hacer caso de esos consejos.
No hay nada mejor que la nueva administración pueda hacer por millones de estadounidenses que viven tiempos difíciles con el temor de que al perder su trabajo también pierden el acceso a la atención de la salud.
Los desempleados están cancelando citas médicas y dentales, aplazando cirugías, y dejando de comprar medicinas.
Los hospitales se ven obligados a cancelar servicios en atención de caridad, mientras disminuye su facturación, aunque los gastos de funcionamiento siguen subiendo.
Pacientes están cancelando MRIS, CAT scans, pruebas de estrés cardiaco, reemplazos de rodilla y cadera, cirugía electiva, y otros.
Vergonzosamente, estos casos son cada vez más comunes en todo el país. Se aseguraba que los EUA tenían la mejor atención de salud del mundo. Lo que sucede es que la mayoría de los estadounidenses sin seguro médico sufren en silencio y no se cuentan en las estadísticas. Sin seguro, los gastos médicos siguen siendo la principal causa de la bancarrota personal en los EUA.
En términos de resultados médicos, por supuesto, los EUA tienen la mejor atención de salud del mundo.
Difícilmente Canadá, Australia, Nueva Zelanda o algún país de Europa tienen mejores estadísticas de salud mientras ofrecen un seguro universal de salud a sus ciudadanos a una fracción del costo de los EUA.
El temor a la medicina socializada con un seguro universal de salud es una importante cuestión política, pero esos argumentos tienden a ser engañosos y francamente histéricos.
La idea de que sea el gobierno el que administre la atención de salud suena atractivo para muchos estadounidenses, pero puede limitar la libertad de elegir a un médico, mantener el plan de salud si cambia de trabajo, y el hacer decisiones médicas personales. . . .
La cuestión es si se prefiere la libertad de elección o la falta atención de la salud para todos.
Es fundamental ofrecer una alternativa de atención de salud clara y racional, efectiva e igual para todos y que prohíba a los burócratas el tomar decisiones. Porque los burócratas lo arruinan todo.
Por ejemplo los burócratas de las compañías de seguros que dedican sus energías a redactar contratos incomprensibles que les permiten NO atender a los asegurados que se enferman y mantienen un perpetuo conflicto con los burócratas de los hospitales y con los médicos para pagarles por sus servicios. Es la ridícula ineficiencia de nuestro sistema de salud, lo que hace que sea ruinosamente caro.
Cualquier legislación sobre atención de salud debe mantener un seguro a través de los empleadores o permitir la compra de un seguro a través de una Bolsa pública de seguros de salud. Además ofrecer subsidios federales para los individuos que no pueden pagarlo, y prohibir a los aseguradores privados el negar la cobertura a personas con condiciones preexistentes. Las pólizas adquiridas a través de la Bolsa deben ser completamente portátiles: cambiar o perder su trabajo no afectará la atención de salud y todos las historias médicas mantenerse electrónicamente para permitir un mejor y más rápido acceso.
La reforma del sistema de salud es una parte esencial de la recuperación económica de EUA y del mantenimiento de nuestra competitividad.
Durante su campaña, Obama prometió “atención de salud accesible para todos y cada uno”. La necesidad es inmensa, el momento es ahora.
Edición de esta semana
CIRUGÍAS DEL CORAZÓN POR VÍA SUBCUTÁNEA
Nuevas técnicas han permitido las cirugías mínimamente invasivas y tiempos de recuperación mucho más cortos para cientos de pacientes que han sido sometidos al reemplazo de la válvula aortica del corazón por vía de un catéter (cirugía percutánea a través de la piel) en lugar de las mayores cirugías de corazón abierto.    / ver más /
El 15° Festival Literario de Arkansas 2018 incluye en su la lista de autores y presentadores a una variada gama de escritores.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
En todo EE.UU. los maestros se cansaron del tratamiento que sus gobiernos estatales dan a la educación y a los educadores.  Los gobernadores y las legislaturas republicanas están ahora promoviendo aumentar los impuestos para apaciguarlos. Los legisladores están tratando de encontrar maneras de mantenerlos en las aulas, sin darles un aumento.    / ver más /