Joven muere tras beber 45 caballitos de tequila
El dueño de un bar en Alemania enfrenta un proceso penal por emborrachar hasta causarle la muerte a un adolescente de 16 años, que entró en coma tras beber 45 "caballitos" de tequila y murió un mes después en un hospital de Berlín.
La Fiscalía local acusa al el dueño del bar de 28 años, de causar al menor graves lesiones físicas con consecuencia de muerte, imputaciones que para la justicia alemana pueden derivan en penas de entre 3 y 15 años de cárcel.
La averiguación judicial señala que el dueño del bar invitó en febrero del 2007 al adolescente a una competencia para determinar quién de los dos tenía más aguante al beber alcohol.
Sin embargo, mientras el joven de 16 años bebía uno tras otro los "caballitos" de tequila, el dueño lo engañaba tomando sólo copas de agua, hasta que Lucas perdió el conocimiento tras ingerir unos 45 "caballitos" de tequila.
Una vez que fue ingresado a un hospital con un coma etílico, los médicos midieron una concentración de 4.4 grados de alcohol en su sangre y no pudieron evitar su muerte 4 semanas después por envenenamiento alcohólico.
El dueño del bar, que fue clausurado poco después del incidente, está acusado además de servir alcohol a menores de edad en por lo menos 173 ocasiones distintas.
Edición de esta semana
CLUB ROTARIO DE WEST LITTLE ROCK OTORGA BECAS A LATINOS 
El miércoles 13 durante su junta semanal regular, el West Little Rock Rotary Club a través de su Fondo de Educación y Beneficencia, entregó becas de estudios de $1.000 por semestre para el año académico 2018-19, a tres jóvenes estudiantes secundarios graduados que cumplieron con los requisitos de calificaciones, necesidad financiera, liderazgo, y servicios a la comunidad y/o escuela.   / ver más /
EL LATINO recibió la denuncia del padre de una alumna de la escuela Hall High de Little Rock, cuando se dio cuenta que, en el boletín escolar de la niña, no habían traspasado la mitad de sus créditos por los cursos completados.     / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Si puede, recuerde cuando usted era pequeño y recuerde cómo se sintió al estar separado de su madre y su padre. No solo jugando en el patio o en la calle o parque, incluso por un corto momento, sino verdaderamente perdido. Recuerde el pánico que sintió.   / ver más /