Nuevo debate sobre trabajadores agrícolas
3882A.jpg
Es rutinario que los agricultores se quejen por la falta de mano de obra y que los sindicatos respondan que si los sueldos fuesen más altos, habría abundante trabajadores estadounidenses.
Este año 2009, normas dispuestas por el ex presidente George W. Bush antes de su partida, facilitarán un poco la llegada de trabajadores agrícolas extranjeros. Y hay una campaña en el Congreso para legalizar a algunos de los trabajadores agrícolas indocumentados que se encuentran en el país.
Pero en la actualidad, miles de estadounidenses se están quedando sin trabajo en esta época de crisis económica. En ese sentido, cualquier propuesta de traer trabajadores extranjeros puede enfrentar serios obstáculos.
Las recientes granizadas y heladas han afectado las cosechas y reducido la necesidad inmediata de trabajadores, pero siempre han habido trabajadores temporales.
Se calcula que aproximadamente un millón de personas trabajan en el campo en los EUA, recogiendo frutas y cosechando frutas y vegetales. El Departamento de Trabajo cree que más de la mitad son extranjeros indocumentados.
Las campañas gubernamentales para frenar la inmigración ilegal, hace que los agricultores se expongan a recibir multas si emplean indocumentados y que ahora le presten más atención a programas del gobierno que contemplan la venida de trabajadores temporales. Estos programas han sido criticados por ser complejos, demorosos, y costosos.
Los productores de frutas y hortalizas trajeron casi 77.000 trabajadores agrícolas extranjeros en el 2007, el último año de que se tienen cifras oficiales.
La Oficina de Agricultura del Estado de Washington quiere que se proponga ante el Congreso la creación de una visa para "trabajadores esenciales", que no facilite la obtención de la residencia permanente. Según ese proyecto, el Estado podría establecer sus propios programas de trabajadores esenciales a ser traídos en época de cosecha.
El Estado de Colorado ya aprobó el año pasado un programa piloto, que comenzará a funcionar este año.
"Incluso en este período de crisis económica, no creo que mucha gente decida dedicarse a estas tareas agrícolas por temporada. Puede sonar duro, pero realmente no creo que eso suceda", dijo Dan Fazio, director del servicio para empleadores de la Oficina Agrícola de Washington. "Esta fuerza laboral tendrá que venir de algún otro sitio".
Los sindicatos, como el Trabajadores Unidos de Estados Unidos (United Farmworkers of America), apoyan otro proyecto que fija más restricciones a la contratación de trabajadores extranjeros. Y radicaron una demanda que busca anular cambios recientes en el programa del gobierno de Bush para traer trabajadores extranjeros, aduciendo que contribuyen a bajar los salarios, debilitan las protecciones al trabajador y allanan el camino para que los productores no tengan que contratar trabajadores con papeles.
La reforma a las leyes de inmigración de la cual ahblo el presidente Obama durante su campaña, perdió fuerza a la luz de los problemas económicos, que promueven toda la atención del gobierno.
Edición de esta semana
LOS DEMÓCRATAS GANAN EL CONTROL DE LA CÁMARA DE REPRESENTANTES, PERO LOS REPUBLICANOS AUMENTAN SU MAYORÍA EN EL SENADO
Aunque las esperanzas de los demócratas estaban puestas en ganar el Senado y la Cámara Baja en las elecciones de noviembre, el partido solo volverá a controlar la Cámara de Representantes después de siete años, pero los republicanos reforzaron su dominio en el Senado aumentado 4 senadores a su mayoría.    / ver más /
El día de Thanksgiving o Acción de Gracias es una de las festividades más importantes en Estados Unidos, se festeja cada cuarto jueves de noviembre.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La orden de Donald Trump de desplegar miles de militares en servicio activo a la frontera sur para detener lo que caracterizó como una inminente “invasión” de las llamadas caravanas de los migrantes centroamericanos, tuvo su función como farándula política para las elecciones de noviembre 6.   / ver más /