No pasa proyecto de ley en Arkansas para matricula estatal a universitarios indocumentados
Por Michel Leidermann
3968A.jpg
El Proyecto de ley SB 799 de la senadora Joyce Elliott, denominado “Ampliación del acceso a la Educación Postsecundaria de 2009” que había sido aprobado en el comité de Educación del Senado de Arkansas el miércoles 25 de marzo, no logró pasar por el Senado en pleno.
En su sesión plenaria del lunes 30, la propuesta fue derrotada en una votación de 13 senadores a favor y 21 en contra (Se necesitan 18 votos para aprobar un proyecto de ley en el Senado).
Después de una hora de ardiente debate a favor y en contra, triunfó la idea de que los ”ilegales” no tienen derecho a recibir un beneficio en la educación superior de Arkansas, y si pueden y quieren seguir estudiando en colleges y universidades estatales, deben hacerlo pagando la tarifa plena, y no la estatal que se más barata.
La senadora Elliott se manifestó frustrada pero no derrotada. Las reglas del Senado permiten “borrar” esta primera votación y presentarlo nuevamente en una segunda oportunidad. Elliott dijo que haría eso y que seguiría trabajando para conseguir los votos necesarios para ese segundo intento de aprobación.
En su argumentación Elliott dijo que los jóvenes indocumentados que viven en Arkansas no se irían del Estado y que los Senadores debían decidir si dejarlos sin educación superior o ayudarlos a conseguir una profesión que favorecería el desarrollo económico de Arkansas.
El proyecto de ley SB 799, contó el miércoles 25 de marzo, en segunda instancia, con los votos suficientes en el comité de Educación del Senado, para poder pasar a discusión en el Senado en pleno.
En la primera votación hecha por el comité el día lunes 23, cuando el debate duró más de dos horas con apasionados puntos de vista de cada lado, el proyecto obtuvo solo 4 votos a favor de los 5 que necesitaba.
La segunda votación, sin discusión, se realizó el día miércoles 25 a las 10 AM contando en esta ocasión con los cinco votos necesarios.
Cabe resaltar que durante la sesión del lunes 23, Jim Purcell, director del Departamento de Educación Superior, testificó en contra de la ley diciendo que con este proyecto de ley el Estado perdería unos $38 millones al año, si Arkansas fuese obligado a dar matriculas estatales a todos los estudiantes de fuera del estado.
Por su parte el rector de la Universidad de Arkansas en Fayetteville, David Gearhart, afirmó que el proyecto de ley mejora el futuro de los niños de Arkansas en general. Dijo que los latinos son gente muy trabajadora y merecen una oportunidad. Sin ellos no se habría construido el “nuevo noroeste de Arkansas” (la universidad esta en el momento buscando formas de ayudar financieramente e a 19 estudiantes indocumentados que no pueden pagar la matrícula de fuera del estado).
Sin embargo la presidenta de Secure Arkansas un grupo que intenta suspender cualquier beneficio fiscal para los indocumentadas, Jeannie Burlsworth de Bryant, dijo que el proyecto de ley alentaría a que más extranjeros ilegales vinieran a Arkansas (no presentó ninguna cifra oficial para corroborar su afirmación). Eso además asumiría que muchos estudiantes de otros estados y/o países están ansiosos de venir a estudiar a Arkansas que lamentablemente ocupa uno de los últimos lugares de nivel académico entre los 50 estados de la nación.
En el marco del proyecto, cualquier tipo de matricula universitaria que se concede a los residentes de Arkansas, se concederá en las mismas condiciones a todas las personas que hayan asistido a una escuela secundaria en Arkansas por lo menos tres años, y que se hayan han graduado de una escuela secundaria de Arkansas o recibido un Diploma de Educación General (GED) del estado, sin importar su condición migratoria.
La matricula estatal que se otorga a residentes de Arkansas, cuesta casi la mitad de lo que cuesta la matrícula para estudiantes que residen en otros Estados o países. Este costo no incluye alimentación, hospedaje, textos de estudio, y costo por horas de créditos.
Los estudiantes sin estatus migratorio legal que reciban la matrícula estatal, igualmente se comprometen a presentar una declaración jurada de que tienen la intención de legalizar su estado migratorio durante el período durante el cual están estudiando en instituciones de educación superior, cuando la legislación sobre residencia legal, así lo permita.
El proyecto de ley requeriría al Consejo Coordinador de Educación Superior de Arkansas, el dictar las normas necesarias para aplicar la ley.
En el año 2005, el Senado rechazó por 16 contra 13 votos una legislación similar propuesta por Elliott, quien en ese momento era una Representante y no una Senadora como lo es ahora. Ese proyecto de ley fue derrotado, según algunos, porque además de ofrecer la matrícula estatal a los indocumentados, les daba la oportunidad de solicitar becas financiadas por el Estado.
El gobernador Mike Beebe aún reitera su oposición a este proyecto porque las matrículas estatales menos caras no están disponibles para los universitarios que son ciudadanos, pero que residen fuera del Estado o en el extranjero. Su oposición al proyecto se basa en un dictamen del Procurador General (el suyo propio cuando él ocupaba ese cargo en el 2005), de que las leyes federales parecieran decir que si se extiende un beneficio de educación universitaria a un indocumentado, entonces debe extenderse igualmente a todos los universitarios de fuera del estado (hay once Estados que tienen en vigencia una ley similar a la propuesta de Elliott y que no han sido anulados por las cortes en razón de leyes federales). Sin embargo Beebe no ha dicho si vetaría la ley si es aprobada por el Senado
Pero Elliott expuso que los requerimientos de su proyecto de ley son claros y que para obtener este beneficio hay que estudiar por lo menos tres años en una escuela secundaria de Arkansas y graduarse de la misma. Entonces eso significa que no se aplicaría a estudiantes que se gradúan de la secundaria en otro Estado y que sólamente vienen a una universidad de Arkansas para beneficiarse de la matrícula estatal. En esos casos la matrícula estatal, no se aplicaría y aquellos estudiantes pagarían la matrícula de fuera del estado, que es casi el doble.
Otra extrañeza, es que un estudiante de otro estado graduado de una secundaria, puede venir a Arkansas, trabajar por un año en algún lugar y de esa forma establecer su residencia legal en Arkansas. Una vez establecida, puede solicitar una matricula estatal en algún college o universidad de Arkansas, ahorrándose varios miles de dólares que le costaría una matrícula de fuera del Estado.
No se sabe todavía cuando el proyecto de ley SB 799 pasará nuevamente a votación de segunda instancia en el Senado pleno.
Edición de esta semana
LOS DEMÓCRATAS GANAN EL CONTROL DE LA CÁMARA DE REPRESENTANTES, PERO LOS REPUBLICANOS AUMENTAN SU MAYORÍA EN EL SENADO
Aunque las esperanzas de los demócratas estaban puestas en ganar el Senado y la Cámara Baja en las elecciones de noviembre, el partido solo volverá a controlar la Cámara de Representantes después de siete años, pero los republicanos reforzaron su dominio en el Senado aumentado 4 senadores a su mayoría.    / ver más /
El día de Thanksgiving o Acción de Gracias es una de las festividades más importantes en Estados Unidos, se festeja cada cuarto jueves de noviembre.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La orden de Donald Trump de desplegar miles de militares en servicio activo a la frontera sur para detener lo que caracterizó como una inminente “invasión” de las llamadas caravanas de los migrantes centroamericanos, tuvo su función como farándula política para las elecciones de noviembre 6.   / ver más /