Contrapuntos
Por Michel Leidermann
• El enigma del día
Si entendiendo correctamente, en una conferencia de prensa el presidente Obama dijo que iba a poner fin a la “era económica de pedir prestado y gastar”, prestando más y gastando más con los "estimulos". Billones más.
Y con el fin de castigar a los banqueros y corredores de bolsa que se han enriquecido a costa del público consumidor, los va a ayudar con un rescate financiero de miles de millones más sacado del dinero de los contribuyentes.
Aún no entiendo la lógica de todo eso. Es posible que nunca la entienda.

• ¿Y si legalizan las drogas?
El tráfico ilícito de estupefacientes sólo ha servido para el enriquecimiento descomunal de los narcotraficantes y para fortalecer el terrorismo (FARC, ELN y otros grupos ilegales) que con sus ingresos compran armas para asesinar a inocentes, obligándolos con sus familias a dejar sus pueblos y engrosando así el número de desplazados en las grandes ciudades.
Lo cierto es que el tráfico crece sin medida y a pasos agigantados y de no tomarse medidas drásticas diferentes a la guerra, que no ha surtido efecto por décadas, el problema se tornará cada vez más grande.
Al legalizar las drogas, creando simultáneamente conciencia dentro de la sociedad, dejaría de existir el lucrativo negocio para las mafias que tanto dolor causan.
Antes de la legalización del licor había proporcionalmente más alcohólicos que después. Al legalizar las drogas, como se hizo con el tabaco y el alcohol, se generarían empleos, pues es obvio que, al abrir plantas procesadoras de drogas bajo control, no sólo se generarían empleos, sino que tendrían que pagar impuestos (que los narcotraficantes no hacen) y este dinero podría ser utilizado en programas para concienciar a la juventud, previniéndola del efecto negativo, y abriendo centros de rehabilitación para quienes ya están son adictos.

n Las redadas y las promesas del presidente
Las redadas no han cesado con la llegada de Barack Obama a la Presidencia. Es verdad que el presidente tiene muchas cosas urgentes que atender, incluyendo dos guerras y la peor crisis económica en 80 años. Pero ahora en la Casa Blanca, Obama no puede olvidar a los inmigrantes y sus promesas de campaña.
Lo usual en las redadas es que no detienen a criminales ni a terroristas sino, simplemente a trabajadores y separan a las familias. No hay nada más cruel que desmembrar una familia por la fuerza.
Es imposible que el presidente sepa lo que hacen todos y cada uno de los 2.5 millones de empleados federales. Sin embargo, ahora está en sus manos detener estas redadas hasta que sea aprobada una reforma migratoria.
Entre los años 1997 y 2007 hubo más de 2 millones de personas deportadas de EUA, según el Departamento de Seguridad Interna. De ellas, más de 100,000 eran padres o madres de niños, nacidos acá, es decir, que las redadas y deportaciones afectan gravemente incluso a ciudadanos estadounidenses.
Durante la Convención Nacional Demócrata, Obama dijo que "las redadas no son efectivas y separan a familias". Y fue con ese mensaje categórico que Obama obtuvo el voto de casi 7 de cada 10 latinos. Ahora no se puede quedar atrás.
Pero mientras busca apoyo para iniciar el proceso de reforma, con su firma puede suspender todas las redadas migratorias que no sean únicamente para detener a criminales o terroristas. ¡Ese debe ser el primer paso!
Edición de esta semana
FAMILIA LATINA DE ACTORES EN ARKANSAS CENTRAL
El talento artístico entre los latinos as algo casi natural pero lamentablemente en Arkansas Central son pocos los casos en que se destacan por sus diferentes expresiones artísticas, en especial la actuación teatral.   / ver más /
El consulado de México en Little Rock invita al concierto en Little Rock de Paco Rentería, el talentoso guitarrista y compositor mexicano para celebrar tanto el 208º Aniversario de la Independencia de México, así como el Mes de la Herencia Hispana, el lunes, 24 de septiembre, en el Teatro CALS Ron Robinson (#100 River Market Ave.) de 7 a 8:30 p.m.    / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Aquellos que hacen de la política un medio para ganarse la vida, a menudo asumen que, a otras personas, la política les importa tanto como a ellos. Pero no es así.   / ver más /