¿Será ahora?
Por Michel Leidermann
Cuando en mayo del 2001 el presidente Bush nominó al abogado Miguel Estrada, nacido en Honduras, para la Corte de Apelaciones en Washington, D.C. se esperaba una audiencia de confirmación del Congreso, dura, pero justa. Sin embargo Estrada retiró su nombre después de 28 meses porque los senadores demócratas usaron una táctica dilatoria (filibusteo) para bloquear la votación.
Los demócratas dijeron que era demasiado conservador para desempeñarse en la segunda corte más alta de la nación, y que rechazó responder preguntas sobre casos que involucraban el aborto y la acción afirmativa, empeorado por un defecto del habla de Estrada, que se hacia más notorio ante el asedio de los senadores. Los latinos no podían entender como los Demócratas que suelen decirse "amigos" de los latinos, bloqueaban a uno de los suyos.
Los republicanos afirmaban que Estrada tenia excelentes calificaciones reconocidas por juristas, un conservador pero de intachable conducta.
Ahora le toca el turno a la jueza de origen puertorriqueño, Sonia Sotomayor, nombrada por el presidente Barack Obama a la Corte Suprema de los Estados Unidos
Su padre, un obrero con educación de tercer grado, nunca aprendió inglés, murió cuando ella tenía 9 años, poco después de que a Sonia le diagnosticaran diabetes. Su madre, una enfermera, trabajó seis días a la semana, en dos trabajos, para enviar a sus hijos a escuelas católicas. Vivió siempre en un proyecto de vivienda pública del Bronx. Sotomayor se graduó de la prestigiosa Universidad de Princeton y cursó leyes en la igualmente reconocida Escuela de Derecho de Yale.
Algunos la critican por revertir opiniones de cortes menores, y el caso más explosivo de todos, uno reciente de discriminación racial en el que falló, junto a otros dos jueces, en contra de un grupo de bomberos blancos que se querelló contra la acción afirmativa. Irónicamente, ese dictamen será revisado próximamente por la Corte Suprema.
Es criticada, especialmente por una frase que pronunció en 2001 en la Facultad de Derecho de Berkeley, citando a la magistrada Sandra Day O'Connor, la primera mujer del alto tribunal:
“Suele atribuirse a O'Connor la frase según la cual un viejo sabio y una vieja sabia alcanzarían la misma solución si tuvieran que resolver sobre el mismo caso. No estoy de acuerdo. Yo creo que una mujer latina, con la riqueza de sus experiencias, a menudo será capaz de alcanzar una conclusión mejor de la que alcanzaría un hombre blanco que no tuviera esa experiencia”.
Las críticas sugieren que esta afirmación es racismo al revés, porque el ser latina le otorgaría mayores capacidades para resolver con justicia un caso.
La elección de los 9 magistrados del Tribunal Supremo es trascendental para un presidente. El Tribunal Supremo es extraordinariamente importante e influyente, no sólo por ser el tribunal de última instancia en todo tipo de asuntos, sino que además hace las funciones de tribunal constitucional, pues necesita interpretar un texto del siglo XVIII para resolver problemas del XXI, lo que implica alguna puesta al día en la interpretación, influenciada por el pensamiento de cada uno de los magistrados.
Los magistrados se esfuerzan por interpretar correctamente la Constitución, aunque es inevitable que influya su opinión personal, a falta de una norma precisa.
Otra importancia, es que el cargo es vitalicio lo que garantiza la independencia de los magistrados. Esa independencia también produce magistrados fluctuantes, que un día votan junto a los liberales y otro con los conservadores.
¿Tendremos a la primera latina en la Corte Suprema?
Edición de esta semana
LOS DEMÓCRATAS GANAN EL CONTROL DE LA CÁMARA DE REPRESENTANTES, PERO LOS REPUBLICANOS AUMENTAN SU MAYORÍA EN EL SENADO
Aunque las esperanzas de los demócratas estaban puestas en ganar el Senado y la Cámara Baja en las elecciones de noviembre, el partido solo volverá a controlar la Cámara de Representantes después de siete años, pero los republicanos reforzaron su dominio en el Senado aumentado 4 senadores a su mayoría.    / ver más /
El día de Thanksgiving o Acción de Gracias es una de las festividades más importantes en Estados Unidos, se festeja cada cuarto jueves de noviembre.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La orden de Donald Trump de desplegar miles de militares en servicio activo a la frontera sur para detener lo que caracterizó como una inminente “invasión” de las llamadas caravanas de los migrantes centroamericanos, tuvo su función como farándula política para las elecciones de noviembre 6.   / ver más /