Beatifican a 13 mártires mexicanos
Trece mártires mexicanos fueron beatificados el domingo 20, más de 80 años después de haber sido asesinados por predicar y defender el cristianismo en tiempos de represión gubernamental. La beatificación es el paso previo a la santidad.
Enormes filas de feligreses se agolparon en Guadalajara, alrededor del Estadio Jalisco de fútbol, con capacidad para unas 60,000 personas, entonando himnos religiosos. Muchos de los fieles habían venido de distantes puntos del país y hasta del extranjero.
La ceremonia fue oficiada por el presidente de la Comisión de Beatificaciones del Vaticano, cardenal Saraiva Martins, quien vino desde Roma para la ocasión. Los que no pudieron conseguir entradas permanecieron de pie fuera del estadio, mientras otros miles seguían la ceremonia por radio o televisión en los restaurantes y tiendas adyacentes.
Saraiva Martins calificó a los mártires de "fieles testigos" del poder de la Iglesia y aseguró que la historia jamás los olvidará.
Enormes retratos de los mártires adornaron las paredes del estadio en torno a una imponente cruz. En pantallas gigantes se transmitió un mensaje videograbado del papa Benedicto XVI.
También los altos mandos del Ejército Mexicano fueron invitados "como símbolo de perdón y unión entre los mexicanos".
Las trece personas que entregaron su vida en nombre de Cristo al oponerse a la "Ley Calles", que impulsó una persecución religiosa en la época postrevolucionaria de México, son tres sacerdotes y 10 laicos que fueron asesinados o fusilados entre abril de 1927 y marzo de 1928.
La constitución de 1917 emanada de la Revolución Mexicana intensificó las ya duras restricciones contra la Iglesia Católica en México al prohibir las misas en público y las vestimentas sacerdotales. Fue el más grave de varios reveses que sufría el clero mexicano en esa época, tras gozar de un monopolio religioso absoluto en el país por 300 años tras la Conquista en 1521.
Las disputas por la restricciones degeneraron en la Guerra del Cristero de 1926-29, en que decenas de miles de personas murieron luchando contra el gobierno.
Entre los beatificados está Luis Padilla Gómez, nacido en Guadalajara, a unos 450 kilómetros de la Ciudad de México el 9 de diciembre de 1899, y quien fue presidente de la Juventud Católica de México. Fue arrestado, torturado y asesinado por soldados mexicanos en 1927. Otro torturado antes de ser ultimado en 1927, fue Ezequiel Huerta Gutiérrez.
Ramón Vargas González estudió medicina y predicaba el Evangelio antes de ser muerto a tiros junto con su hermano el primero de abril de 1927.
Otros beatificados son José Sánchez del Río, asesinado a puñaladas a los 14 años, y los curas José Trinidad Rangel, Andrés Sola Molist y Darío Acosta Zurita.
Las restricciones contra la Iglesia desaparecieron con los años, pero no fue sino hasta 1992 que México estableció relaciones diplomáticas con el Vaticano.
Estas son las primeras beatificaciones en México desde abril del 2004, cuando el papa Juan Pablo II beatificó a Guadalupe García, una nativa de Guadalajara que fundó hospitales y una orden religiosa que hoy en día tiene fundaciones afines en México, Perú, Islandia, Grecia e Italia.
En el 2000, Juan Pablo II canonizó a 25 mártires mexicanos que perdieron la vida en el levantamiento Cristero. El más conocido fue el padre Cristóbal Magallanes, quien según se dice, perdonó a los soldados mientras lo fusilaban el 25 de mayo de 1927.
Hasta ahora no ha sido canonizado el más célebre sacerdote de esa era, el padre Miguel Pro, quien fue beatificado en 1988.
Edición de esta semana
CIUDAD DE LITTLE ROCK CELEBRÓ EL LANZAMIENTO DE LA TARJETA DE IDENTIFICACIÓN MUNICIPAL
El pasado sábado 7 de julio se inició oficialmente el proceso para que las personas mayores de 14 años que residen dentro de los límites de la ciudad de Little Rock, sin importar su estatus migratorio, puedan obtener oficialmente una tarjeta de identificación municipal. Será muy beneficiosa para personas que no tienen otro medio oficial de identificación y también les serán útiles para conseguir trabajo.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La reunión entre los presidentes Donald Trump y Vladimir Putin en Helsinki será recordada por el bochornoso papel del presidente de Estados Unidos: indigno y lastimoso.   / ver más /