La fina estampa de Chano Huarache (ALIAS “EL CHANCLAS”)
Por Rafael Nuñez
4320A.jpg
"¡…Y ay, ay, ay, ay, ay qué borracho vengo!… Y ábranme la puerta que me ando cayendo,… de ventanas sin paredes… me he venido deteniendo"

-- Con un Polvo y Otro Polvo,
Rubén Fuentes y Rubén Méndez; intérprete: Pedro Infante

"Ay diosito, si borracho te ofendí,… en la cruda me sales debiendo"
-- La Cruda, Antonio Aguilar

A mis queridos cinco lectores: antes que nada quiero informarles que la semana posada recibí tres cartas,.. y me pregunto: ¿dónde están las otras dos, pues? ¿O qué,… acaso les da mucha hueva levantar una pluma y ponerse a escribir? ¡Pos pa,’ eso está el teléfono y el internet, pues, carajos!
Bueno, ya pasando a cosas menos tristes, les diré que hace unos cuantos días estaba yo muy en paz, filosofando, como de costumbre, por la tarde, cuando de repente, como a eso de las 6 p.m., que se aparece mi primo Astatrascio y andaba,… pos ‘ora si que valga la redundancia, hasta-atrás,… es decir, hasta las manitas, hasta el tronco, o bien, pa’ que ustedes los muy finos me entiendan: muy pasadito de copas (aunque la verda’ es que yo no creo que mi primo Astatrascio Beodolunio Embriagueztolio Etilicio Pulquerio de las Pencas Sotólez ni siquiera sepa lo que es beber bebidas de moderación en copa, en vaso o en cualquier otra cosa que no sea a bote o botella limpia, pero ese ya es otro tema).
En fin, llegó hasta atrás Astatrascio --o como dice la canción de José Alfredo Jiménez, tan bien interpretada por El Piporro: "llegó borracho el borracho"-- y que de immediato saca una botellota de pisto fuerte y al mismo tiempo me conmina gritando: "¡Ora, primo,… ésta la traje pa’ echárnosla toda,… nomás uste’ y yo solitos!" Pos la verda’ sea dicha, yo no quería. Pero con eso de que sacó su pistola y me la puso en la sien, al mismo tiempo que me colocaba a fuerza un embudo en la boca, pos verda’ de Dios que tuve que sacrificarme. Y es que se puede decir que prácticamente me forzó, o sea que me obligó, pues. Y ya lo único que me quedó fue decirle: "No,… pos así por la buena sí, primo".
Y que empezamos a darle. Pos que les cuento: ya casi pa’ oscurecer Astratascio ya estaba recostado sobre la pader de mi casa, a pedo tendido y ronquido continuo. Yo ya no veía doble, sino triple. Y con eso de que estaba oscureciendo, pos peor tantito. Total que me metí a mi jacalito a dormir un poco, dejando a Astatrascio allí ‘onde estaba recostado y bramando por delante y por detrás.
Y hasta eso, dormí bien. Pero cuando desperté en la mañana todo me daba vuelta y sentía que me moría, verda’ de Dios. Me dolían las patas, las manos, las piernas, los brazos, el cuello, los ojos, la boca…; bueno, con decirles que las orejas, el cabello, y hasta la mismísima punta de la nariz me dolía. Y para colmo, que se me empieza a soltar el estómago. El resultado de eso fue que a media mañana experimenté en carne propia, por primera vez en mi vida, algo que los gabachos suelen llamar "a senior moment" (que se traduce algo así como "un acontecimiento" o "un momento" bochornoso causado por la pérdida de control motriz o de memoria, y relacionado con la llegada de la tercera edad en las personas). Baste con decir que el incidente que a mí me sucedió no tuvo nada que ver con la pérdida de la memoria. Total, que yo pensaba que después de cumplir los 50 años de edad, estas cosas de andarse emborrachando y después tener que aguantar la cruda, eran idioteces que ya no me iban a pasar a mí. Pero ahora me doy cuenta que el ex presidente estadounidense Jimmy Carter tenía toda la razón cuando dijo: "Uno puede escoger a sus amigos, pero no a sus parientes".
¡Maldito Astatrascio, por su culpa he perdido mi dignidad de anciano!
Pero ya le tengo bien preparada una sorpresita, pa’ que la próxima vez que venga a visitarme no me agarre desprevenido: una botella del más fuerte tequila, pa’ emborracharlo esta vez yo a él y no viceversa. Ah, sí,… y por si acaso se hace del rogar y no quiere, ya escondí un palo de golf detrás de la puerta pa’ sorrajarle un mandarriazo en la cabeza. Pero conociendo a Astatrascio, no creo que se haga del rogar, con eso de que ya andando medio entonado siempre anda gritando a media calle su consabido lema: "¡A lo fiao’ y lo regalao’,… yo nunca me le he rajao’!"

Canciones pa’ emborracharse y/o curar una cruda:
La Cruda
Hoy les voy a describir / antes de poder morir / a los que quieran oír… / ¡Qué espantosa es una cruda! / Se te arruga el corazón, / la cabeza te revienta, / traes aliento de dragón, / se te quema la garganta / y por si eso fuera poco, / se levanta tu vieja y te regaña: / "¡Ora viejo barrigón! / Ya perdiste la vergüenza, / ahora quieres de pilón / que te cure yo la panza. / Te urge ya tu menudito, / ¡si no estamos en bonanza! / Todo te lo echas de alcohol. / La quincena no me alcanza". / Ay diosito, si borracho te ofendí,… / en la cruda me sales debiendo. / Mis hermanos, yo conozco todos los resumideros de México y de todas partes. / Yo les quiero sugerir, / si se quieren divertir, / una que otra pulquería,… / pa’que salga mas barato. / Cuando más picado estoy / voy a Los Siete Compadres, / a Los Sabios Sin Estudios, / a Las Glorias de Gahona, / a La Hija de los Apaches, / y además mencionaré / uno de muchos plumajes, / que por cierto ya cerraron, / pues había libertinaje,… / dicen que iban muchas rorras, / pero eran muy ponedoras / la pulquería se llamaba… / ¡me acuerdo, me acuerdo! / …Las Licuadoras: / había pleitos a todas horas, / un relajo aquel,… / que bonito se ponía,… pero ay, ay, ay. / Ay diosito, si borracho te ofendí / en la cruda me sales debiendo. / Ay mis cuates, ay,… les doy un consejo: ustedes aplíquenselo a la vieja y fíjense en los resultados. Ai’ les voy,… consejo sano, consejo fuerte. / Oigan cuates por favor / póngame mucha atención, / cuando falten a su casa / píntense un gran moretón; / háganse los enojados; / échenle culpa a la poli / dense dos o tres riatazos / en medio de las quijadas, / que se vean muy maltratados, / pa’que la vieja se apure / y se le ablande el corazón / y les diga: "mi papacito, / perdóname ya el cortón, / al cabo nada me importa; / yo le haré a lavendería, / chambearé de noche y día, / pero no te vayas mi alma, / no dejes a tu viejita, / chambearé toda la vida, / porque me haces muy feliz; / eres lo mejor del mundo / para eso de los amores; / papacito, aunque sea en petate duro, / todo me sabe a melón / pero viejo te lo pido, / te lo pido por favor, / papacito de mi vida, por piedad, / soy tu vieja..: síguete emborrachando".

CON UN POLVO Y OTRO POLVO
Con un polvo y otro polvo / se formó una polvareda, / una copa y otra copa / hacen una borrachera. / Con rositas y claveles / se formó un ramo de flores, / y yo con esa güerita, / el mejor nido de amores. / ¡Ay, ay, ay, ay, ay! / que borracho vengo, / ábranme la puerta / que me ando cayendo / de ventanas y paderes / me he venido deteniendo. / ¡Y no liaunque que nazcan chatos, nomás que resollen bien! / Ya no siembro yerbabuena / porque me salió cilantro, / esta noche duermo en medio / porque en la orilla me espanto. / Yo no sé porque la güera / siempre me huele a poleo, / si esta noche no la viera / toda me la parrandeo. / Y ¡ay, ay, ay, ay, ay! / que borracho vengo, / y ábranme la puerta / que me ando cayendo / de ventanas y paderes / me he venido deteniendo. / Una gallina variada / empolló un guajolotito, / eso sucede a menudo / con cualquier animalito.
Edición de esta semana
EL ZÓCALO JUNTO AL CONSULADO CELEBRAN EL DÍA DE REYES
El pasado domingo 7, el Centro de Recursos para los Inmigrantes El Zócalo con el apoyo del Consulado de México en Little Rock, celebraron el Día de Reyes junto a varias familias y voluntarios. / ver más /
Al pastor Martin Luther King Jr. se lo recuerda en Estados Unidos el tercer lunes de enero de cada año, y quizás se le conozca mejor como el principal portavoz estadounidense del activismo no violento por su papel de liderazgo en el movimiento de los derechos civiles de Estados Unidos y su oposición a la discriminación racial.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Muchos de nosotros empezamos 2017 esperando lo peor. Y, de distintas maneras, nos tocó lo peor.   / ver más /