Armas en lugar de pan
A pesar de estar en la peor crisis económica mundial desde 1930, y de estimaciones del Banco Mundial de que el número de pobres en Latinoamérica crecerá en seis millones de personas este año debido a la crisis, algunos países están embarcados en el mayor gasto militar de los últimos tiempos.
¿No es esto algo irracional, considerando que ese dinero podría usarse para mejorar las condiciones de vida de millones de pobladores que viven en la pobreza?
Una explicación posible es la bonanza económica de varios países de la región en los últimos años por el alza de los precios de las materias primas. Esto dejó a muchos países con grandes reservas de dinero, y a veces, cuando los gobiernos no alcanzan a gastar su presupuesto antes de terminar el año fiscal en proyectos de infraestructura, lo más fácil es aceptar los argumentos de las Fuerzas Armadas para modernizar equipos obsoletos.
Algunos ejemplos:
El presidente venezolano, Hugo Chávez acordó comprar 500 helicópteros de combate en Rusia por valor de $500 millones sumando ahora $5,000 millones en compras venezolanas de armas a Rusia en los últimos cinco años. Parte del plan Chávez de una nueva “comunidad bolivariana” en la región. ¿Por la fuerza? La corrupción gubernamental hace creer posible que Rusia esté pagando increíbles “coimas” a funcionarios venezolanos por sus millonarias exportaciones de armas.
El presidente brasileño, Luiz Inácio “Lula“ Da Silva anunció negociaciones para la compra de 36 aviones de combate Rafale, en Francia, que tendría un costo de más de $7,000 millones. Además, Brasil sigue adelante con el plan de comprar y producir conjuntamente con Francia otros armamentos, incluyendo cuatro submarinos Scorpene, 50 aviones de transporte militar, y el primer submarino nuclear de Latinoamérica.
Chile compró recientemente 18 aviones de combate, y anunció su plan de comprar cañones de largo alcance y radares a Estados Unidos.
Bolivia, el país más pobre del Cono Sur, ha abierto una línea de crédito de $100 millones para comprar armas en Rusia.
De acuerdo con el Instituto Internacional de Estudios Estratégicos, con sede en Londres, los gastos de defensa de Latinoamérica y el Caribe crecieron 91% durante los últimos cinco años, hasta alcanzar los $47 mil millones en el 2008. Los países que más gastaron fueron Venezuela, Brasil y Chile.
La tragedia para la región, además del hecho de que los países podrían usar estos recursos para reducir la pobreza e invertir en infraestructura vital, es que cada compra de armas de un país pone nerviosos a sus vecinos, y los apremia también a comprar armas. Y los militares naturalmente con beneficios castrenses mucho mejores a los de la población general, están muy contentos de conseguir estos nuevos “juguetititos”.
Pero el pueblo sigue sufriendo y se revive la costumbre romana de “circo, (y no pan) para el pueblo”.

¿Obama enfrenta racismo?
Resulta que ahora que el presidente Obama enfrenta oposición a varios de sus proyectos de ley que publicitó durante su campaña, sus partidarios demócratas acusan a sus contrarios de racistas, que la oposición está contra Obama por ser negro y no por ser presidente. Los curioso es que estos demócratas se olvidan que Obama recibió el 94% de los votos negros y el 64% de los votos latinos en la elección, y recibió una mayoría de votos blancos lo que le permitió ser elegido porque esos eran más que los votos de las minorías. ¡Nadie habló de racismo al momento de la elección!
Edición de esta semana
CIRUGÍAS DEL CORAZÓN POR VÍA SUBCUTÁNEA
Nuevas técnicas han permitido las cirugías mínimamente invasivas y tiempos de recuperación mucho más cortos para cientos de pacientes que han sido sometidos al reemplazo de la válvula aortica del corazón por vía de un catéter (cirugía percutánea a través de la piel) en lugar de las mayores cirugías de corazón abierto.    / ver más /
El 15° Festival Literario de Arkansas 2018 incluye en su la lista de autores y presentadores a una variada gama de escritores.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
En todo EE.UU. los maestros se cansaron del tratamiento que sus gobiernos estatales dan a la educación y a los educadores.  Los gobernadores y las legislaturas republicanas están ahora promoviendo aumentar los impuestos para apaciguarlos. Los legisladores están tratando de encontrar maneras de mantenerlos en las aulas, sin darles un aumento.    / ver más /