Latinos despedidos por negarse a cambiar sus nombres
Un grupo de trabajadores latinos de un hotel en Nuevo México que fueron despedidos al negarse a cambiar sus nombres por otros "más americanos" estudian la posibilidad de presentar una demanda por discriminación racial.
"La Comisión para la Igualdad de Oportunidades en el Empleo (EEOC) tiene mucho interés en estudiar los detalles de este caso", según Dennis W. Montoya, abogado de los ocho empleados latinos despedidos del hotel Whitten Inn (anteriormente Paragon Inn) en Taos, Nuevo México.
En julio pasado, Larry Whitten adquirió el hotel y estableció estrictas medidas para sus empleados, entre ellas la prohibición de hablar español en su presencia y que adoptaran nombres en inglés.
La Constitución del estado de Nuevo México establece el español como uno de los idiomas oficiales del estado.
"Usualmente la discriminación es más velada, más escondida, en este caso este señor ha sido completamente abierto, discriminatorio con una actitud de que "o soy el jefe y voy hacer lo que se me da la gana", señaló Montoya.
Whitten, un tejano de 63 años, pidió a uno de sus empleados de nombre "Martín", llamarse Martin (con acentuación en la a), mientras que Marcos sería "Mark".
Cuando los empleados se negaron aceptar los cambios fueron despedidos.
Los trabajadores despedidos, sus familiares, miembros de la comunidad de Taos y de LULAC realizan un boicot en contra del hotel que actualmente se encuentra vacío.
Por su parte, Whitten manifestó a medios locales que había sido un malentendido y que solamente les prohibió a los trabajadores hablar español en su presencia ya que él no entiende el idioma, pero que no tenía ningún problema con que hablaran español para atender a los huéspedes.
Edición de esta semana
CENTRO DE AYUDA A VICTIMAS LATINAS DE VIOLENCIA Y CRÍMENES
Por Michel Leidermann
EL LATINO visitó las oficinas del Centro de Asistencia a Latinos Victimas de Crimen en North Little Rock para conocer detalles sobre esta nueva organización que está ayudando a las victimas latinas (sin importar su condición migratoria) que han sido víctimas de crímenes y hablan poco inglés para ofrecerles ayuda con los tramites policiales/judiciales, apoyo emocional y desarrollar en la victima la confianza y la seguridad en sí misma para prevenir nuevos siniestros.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La evidencia está a la vista: la Organización Trump, como decenas de otras empresas también habría contratado inmigrantes indocumentados, copiando de este modo una fórmula bastante conocida de beneficio económico al hacer uso de mano de obra sin documentos y, por ende, mal pagada y sin beneficios de salud. Unos necesitan de otros, cierto, pero la balanza siempre se inclina en favor de quien contrata.   / ver más /