¡Viva la inmigración! es la historia americana!
Por Michel Leidermann
Cuando hace unos días la Oficina del Censo anunció que colectivamente las minorías étnicas en los EEUU constituirían la mayoría de la población nacional antes del 2050, la noticia impactó en la mente de muchos conservadores en un momento polémico casi al inicio de un año en que se espera el Congreso y el Presidente aprueben y promulguen una reforma de la inmigración con lo que el papel político de las minorías que podrían aumentar aún más después de los resultados del Censo 2010.
Esta realidad enfrentará la amarga negativa anteruior de los legisladores para debatir sobre inmigración, irritando a todo el país: a los que están a favor y a los que están en contra.
Animado por los clamores y críticas de los políticos, la discusión sobre inmigración rara vez pasa más allá de las variaciones sobre el tema de cómo deportar a 12 millones de inmigrantes ilegales de vuelta a sus orígenes.
Casi nadie reconoce que 38 millones de inmigrantes legales y sus 31 millones de hijos, ya consideran a EEUU como su casa. Los latinos, junto con las demás minorías, serán una fuerza poderosa en la configuración del futuro del país y desconocerlo será la muerte política de muchos demagogos.
Pero ojo, el futuro está aquí y más vale que vayan acostumbrando.
La evolución de la demografía y los testimonios de los esfuerzos de los inmigrantes para llegar a EEUU deben ser motivo de orgullo, no de pánico.
EEUU es cada vez más rico por su diversidad. Los inmigrantes y las minorías seguirán asimilándose, del mismo modo que otros grupos de inmigrantes lo hicieron en el pasado. Ellos traen con ellos nuevas ideas, nuevas perspectivas, nueva energía y vitalidad para comenzar de nuevo y superarse.
Las proyecciones del Censo dicen que los blancos no-hispanos serán menos de la mitad de la población en el 2050, unos 8 años después de lo previsto anteriormente.
Los cambios serán en gran parte impulsados por los latinos, cuyo número prácticamente se triplicará a 133 millones, o aproximadamente el 28% de la población en el 2050 o antes.
Los asiáticos serán casi el doble del actual 5%, llegando al 8% de la población.
Los morenos incrementarán ligeramente hasta un 15% desde el 13% actual. Y muchas más personas se identificarán como de raza mixta, llegando al 16% desde el 4% actual.
La inmigración seguirá contribuyendo a la creciente diversidad, pero los números son mayormente impulsados por los nacimientos y las muertes. Los latinos son más jóvenes y en consecuencia, producen más bebés. Los blancos no-hispanos son más viejos y están muriendo más, y tienen menos bebés.
¿Qué significa todo esto?: que el futuro se parece a nuestro presente. Como en el pasado, EEUU aprenderá a trabajar, jugar, educar, construir, amar, luchar y celebrar, atravesando las líneas étnicas y raciales. El país va a aprender a votar utilizando boletas multilingües, a comprender las diferencias culturales en la atención médica, a enseñar a los niños en varios idiomas, y a ejercer una justicia igual para todos.
Cualquier persona que tema el cambio que viene, debe entender que el país ha experimentado un constante de cambio desde su fundación, englobando a británicos, italianos, irlandeses, judíos, africanos, españoles, puertorriqueños, mexicanos, cubanos, haitianos y otros.
La diversidad ha hecho a EEUU más fuerte. Debemos continuar dando la bienvenida e incluir a los que llegan con todo su entusiasmo y convencimiento d
Edición de esta semana
¡SUBIERON BANDERA EN OAKLAWN!
Ubicado en el Parque Nacional de Hot Springs, el Oaklawn Racing & Gaming (# 2705 Central Ave. Hot Springs.1-800-OAKLAWN) es uno de los mejores hipódromos en el país desde 1904, y hogar del afamado Arkansas Derby con un premio de $1 millón al ganador. Hoy en día, Oaklawn también ofrece una gran cantidad de diversión y conciertos y máquinas de juegos de azar, día y noche durante todo el año.   / ver más /
¡Nueva sección!   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El Partido Republicano (GOP) está en problemas más profundos de lo que sugiere la pérdida de un escaño en el Senado en la elección en Alabama. La fuente de ese problema se remonta al 19 de julio de 2016, cuando el GOP aceptó a Donald Trump como candidato a presidente.   / ver más /