Autoridades italianas subastarán aros confiscados a Maradona
Los pendientes del futbolista argentino Diego Maradona, que le fueron confiscados por los responsables tributarios italianos, se subastarán el 14 de enero, para recuperar una parte de los 36 millones de euros que le reclaman.
Según las primeras estimaciones, el par de aros con brillantes, valdría alrededor de 4.000 euros que serán vendidas por el Instituto de Ventas Judiciales en Bolzano.
La policía financiera italiana había confiscado en septiembre los pendientes del jugador, que había acudido a Italia para someterse a un tratamiento de adelgazamiento. En 2006, cuando estaba cerca de Nápoles las autoridades le habían confiscado ya dos relojes de lujo, por un valor de 11.000 euros.
En 2005, la Corte de Casación había condenado a la ex estrella del club Nápoles (1984-1991) a pagar casi 36 millones de euros al fisco. Durante sus años en Italia, Maradona no había pagado regularmente los impuestos sobre los salarios.
Según una asociación fiscal italiana (Contribuenti.it), de esos 36 millones que debe Maradona, 22,4 millones son por intereses, y la cuenta sigue subiendo.
Edición de esta semana
CLUB ROTARIO DE WEST LITTLE ROCK OTORGA BECAS A LATINOS 
El miércoles 13 durante su junta semanal regular, el West Little Rock Rotary Club a través de su Fondo de Educación y Beneficencia, entregó becas de estudios de $1.000 por semestre para el año académico 2018-19, a tres jóvenes estudiantes secundarios graduados que cumplieron con los requisitos de calificaciones, necesidad financiera, liderazgo, y servicios a la comunidad y/o escuela.   / ver más /
EL LATINO recibió la denuncia del padre de una alumna de la escuela Hall High de Little Rock, cuando se dio cuenta que, en el boletín escolar de la niña, no habían traspasado la mitad de sus créditos por los cursos completados.     / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Si puede, recuerde cuando usted era pequeño y recuerde cómo se sintió al estar separado de su madre y su padre. No solo jugando en el patio o en la calle o parque, incluso por un corto momento, sino verdaderamente perdido. Recuerde el pánico que sintió.   / ver más /