CONTRAPUNTOS
Arrogancia enfermiza
Lo único seguro sobre la reforma de salud, es la arrogancia con que fue concebida y aprobada por las dos Cámaras controladas por los demócratas y el escepticismo de la mayoría de la población, tal como lo confirma el resultado de la elección senatorial en Massachussets.
¡No se trataba de mejorar la salud de la población! Se trata de aprobar “algún” tipo de reforma, afín de evitar quebrantar el prestigio de Obama después de tanto bombo y platillos. Parece que aún así no lo consiguieron
Lo peor es que la reforma en realidad no entraría en vigor hasta después de las elecciones presidenciales del 2012 (3 años). De esa forma el público no sabría hasta después de esas elecciones, si tendrá una atención médica mejor o peor, quizás demasiado tarde para que los votantes hagan responsables a los legisladores y a Obama.
La politiquería ha sido evidente en la prisa por aprobar la ley afín de satisfacer los plazos impuestos por el presidente. Primero, se suponía que debía ser aprobada antes del receso de agosto del Congreso. Después que debía ser aprobada antes del Día del Trabajo en noviembre. Cuando eso no sucedió, se suponía que sería aprobada antes de Navidad.
La única explicación para tanta prisa, es querer empantanar que el público sepa en detalle lo que contiene esta legislación masiva de 2 mil páginas que incluso los miembros del Congreso, es poco probable, hayan leído.
Los gobiernos anteriores que intentaron una reforma similar, abandonaron la idea cuando quedó claro que los votantes rechazaban el control gubernamental de la atención médica. Esta es la primera administración en demostrar que le importa un ápice lo que el público quiere o no quiere (entiéndase el resultado en Massachussets.
El elector debe ser respetado, educado y consultado ante una reforma tan importante y costosa. Pero se trataba del ego de Obama que podría dejar un legado de fracaso. Ahora tendrá que haber discusión bipartidista.

¿Y aún confiamos en el gobierno?
Después del reciente intento terrorista de volar un avión que viajaba desde Ámsterdam a Detroit, salieron a la luz una serie de noticias que confirman que los servicios de inteligencia de los EEUU poseían suficientes informaciones como para haber impedido que el nigeriano se subiera al aeroplano.
Sin embargo estas agencias fallaron: no conectaron los puntos ni intercambiaron los distintos tipos de información que podrían haber hecho que el aspirante a terrorista hubiese embarcado. Se suponía que después del 9/11 y siguiendo las recomendaciones de un comité investigador del congreso, estos problemas se hubiesen resuelto. Pero una vez más queda demostrado que los funcionarios gubernamentales no quieren o no saben cómo trabajar eficientemente y en equipo. Tampoco siguen las sugerencias que vienen de otros sectores, por razonables que sean.¿Y aún queremos al gobierno manejando nuestro sistema de cuidados de salud?

¿Y quien paga?
Los senadores de Arkansas, votaron a favor del proyecto de reforma de salud justificando que 400 mil residentes del estado obtendrían seguro médico y que los costos de las pólizas bajarán al haber más gente dentro del sistema. La verdad es que a más gente, más costos. ¿Y quién los pagará? El gobierno no tiene dinero propio. Sólo tiene el dinero que recauda de los que pagan impuestos para dárselo a los que no los pagan. Y si las pólizas llegaran a bajar de precio, seguro que subirán los deducibles y los copagos. ¡El contribuyente siempre paga!
Edición de esta semana
¡SUBIERON BANDERA EN OAKLAWN!
Ubicado en el Parque Nacional de Hot Springs, el Oaklawn Racing & Gaming (# 2705 Central Ave. Hot Springs.1-800-OAKLAWN) es uno de los mejores hipódromos en el país desde 1904, y hogar del afamado Arkansas Derby con un premio de $1 millón al ganador. Hoy en día, Oaklawn también ofrece una gran cantidad de diversión y conciertos y máquinas de juegos de azar, día y noche durante todo el año.   / ver más /
¡Nueva sección!   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El Partido Republicano (GOP) está en problemas más profundos de lo que sugiere la pérdida de un escaño en el Senado en la elección en Alabama. La fuente de ese problema se remonta al 19 de julio de 2016, cuando el GOP aceptó a Donald Trump como candidato a presidente.   / ver más /