Contrapuntos
Legisladores son clase “aparte”
A pesar de nuevas normas diseñadas para acabar con el cabildeo que paga por los viajes de los congresistas, muchos legisladores no ven ningún problema en aprovechar las lagunas legales, para visitar lugares exóticos. Esto no incluye $13 millones por los viajes oficiales, pagados por los contribuyentes, a menudo en aviones de la Fuerza Aérea, con débiles argumentos de ser viajes "educativos".
Una extraña sensación de “tener derecho” se mete en la mente de algunos servidores públicos de ambos partidos y en casi todos los niveles de gobierno, sin prestar atención entre lo correcto y lo deshonesto.
Las acciones de los legisladores son perturbadoras pero ciertamente no de la clase de los escándalos de Tiger Woods, pero que debido a su posición pública, son más preocupantes.
La probidad ética no es un tema demócrata o republicano. Es una cuestión de carácter. Los miembros del Congreso de ambos partidos han estado viajando con invitaciones privadas, a pesar de las nuevas normas éticas impuestas el 2007 después de los escándalos de cabildeo por Tom DeLay y Jack Abramoff
No viajan “invitados” por los cabilderos, lo que está en contra de las reglas, pero por los clientes de los cabilderos, lo que no está prohibido. O viajan por cuenta de organizaciones y fundaciones "educativas" sin fines de lucro, algunas de las cuales se crean sólo como un medio para el blanqueo de regalos al Congreso.
Encuestas recientes informan que la aprobación pública sobre la forma en que el Congreso hace su trabajo, se sitúa solamente en el 26%.
¡Me sorprende que sea tan alto!

Estoy cansado
Estoy cansado de escuchar a personas con aire acondicionado, casas, televisores a color y dos coches, autodefiniéndose como “pobres”.
Estoy cansado de las personas que no toman responsabilidad por sus propias vidas y acciones y que culpan al gobierno, la discriminación, o cualquier “gran nombre” por sus problemas. ¿HASTA CUANDO?

Tragedia en Haití
Por Antonio Galván desde Miami
Cientos de miles de seres humanos sepultados. Manos, pies, rostros cubiertos de ceniza que asoman entre los escombros. Semblantes curtidos, inundados de lágrimas. Brazos que envuelven y acunan cuerpos sin vida. El desamparo de los niños que han sobrevivido a sus familias y vagan por las calles, dirigiéndose a un hogar devastado, buscando una familia que ya no está. El duelo colectivo en las calles. El rastro que deja tras de sí la muerte. Las consecuencias del poder devastador de una naturaleza desbocada.
Hombres y mujeres de todo el mundo que se acercan a ayudar. Expresiones de solidaridad. Desgraciadamente, también, arribo de desalmados que, hasta en situaciones tales, aspiran a beneficiarse del caudal humanitario que llega, tratando de aprovechar el caos reinante, la desorientación general, para desviar las ayudas antes de que lleguen a su destino último. La capacidad de los seres humanos de hacer el mayor de los bienes o el peor de los males. Muestras de generosidad y misericordia que sortean esos obstáculos del egoísmo y la perfidia.
Reflexiones sobre lo minúsculos e insignificantes que somos, sobre la poquedad del ser humano; sobre qué es lo verdaderamente esencial, lo importante, en la vida. Y paradojas de la existencia: una realidad teñida por la muerte, plagada de enseñanzas sobre la vida. Al final: un eco que no se apaga, lágrimas que no dejan de brotar, el recuerdo de dolor que siempre habremos de guardar sobre la terrible pérdida de vidas humanas en Haití.
Edición de esta semana
PIONERO EN INVESTIGACIÓN DE ENFERMEDADES INFECCIOSAS
Por Michel Leidermann
Para muchos es una sorpresa el enterarse que uno de los científicos pioneros en la investigación de enfermedades infecciosas en EE.UU. es un médico mexicano que desde 2008 se desempeña en el Hospital de Niños de Arkansas (ACH), y participa activamente en las investigaciones de infectología a nivel nacional.   / ver más /
CONDORITO   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Donald Trump quiere que los estadounidenses crean que hay una crisis en la frontera sur y que multitudes de inmigrantes ilegales se están preparando para atravesar a los EE.UU.. “Es hora de desplegar tropas para proteger la frontera”, afirmó.    / ver más /