Astronautas instalan último módulo de estación espacial
Miembros de la tripulación del transbordador Endeavour fijaron el viernes 13 el último módulo de conexión a la Estación Espacial Internacional (EEI), completando más de una década de construcción en la estación.
Durante la primera de tres caminatas espaciales de la misión de 14 días del Endeavour, los astronautas instalaron el módulo de conexión Tranquility, en el Nodo Unity de la estación, y un observatorio panorámico de 7 caras con forma de cúpula, las últimas tareas importantes de ensamblaje en la porción estadounidense de la estación orbital de $100.000 millones.
La estación, un proyecto conjunto de 16 naciones, está orbitando a 354 kilómetros sobre la superficie terrestre desde 1998.
Tranquility está equipado como un segundo módulo habitacional para la tripulación que ocupa la EEI, y albergará un baño, un generador de oxígeno, y un sistema de reciclaje de agua.
El transbordador Endeavour regresó a Ft. Lauderdale la noche del domingo 21 trás su exitosa misión.
Aún faltan cuatro misiones adicionales de transbordadores para equipar a la estación antes de que la NASA retire a su flota de tres transbordadores a fines de este año.
Edición de esta semana
LA CARAVANA MIGRANTE LLEGA A FRONTERA CON EE.UU.
El primer grupo de la caravana de migrantes partió el 13 de octubre de San Pedro Sula, Honduras ya ha llegado a la frontera. Esta avanzada, compuesta por alrededor de 80 personas de la comunidad de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales (LGBT), ya se encuentra en Tijuana y sus integrantes pretenden ser los primeros en pedir asilo a las autoridades estadounidenses.   / ver más /
Por Michel Leidermann En una estupenda ceremonia y banquete de gala el viernes 28 de septiembre en el Centro Presidencial William J. Clinton de Little Rock, se entregaron los certificados de becas a 55 estudiantes universitarios latinos de Arkansas Central.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Es difícil adaptarse a estos tiempos en que la falta de ética y de respeto se han legitimado. Hace tres años, analizando los primeros pasos de la campaña de Trump, pensaba que cada vez que escupía alguna barbaridad racista en las concentraciones, o se descubría algo más sobre su distintivo desprecio a las mujeres, los votantes que aún sentían algo de humanidad, le harían de lado.    / ver más /