Ciudad Juárez sufre éxodo por violencia y crisis económica
4928A.jpg
La fronteriza Ciudad Juárez, la urbe más violenta de México, asolada por la presencia sanguinaria del narcotráfico y los efectos de la crisis económica mundial sobre su industria maquiladora, experimenta un lento éxodo de sus ciudadanos.
El año pasado en esa ciudad de 1,3 millones de habitantes murieron más de 2.600 personas en asesinatos relacionados con la acción del crimen organizado y, según algunos alcanzó ya la tasa de homicidios más alta del planeta.
Además, la vida económica de la localidad, fronteriza con El Paso (Texas), resultó fuertemente afectada por la crisis económica mundial debido a que su industria está compuesta en su mayoría por plantas maquiladoras de productos de exportación para el mercado estadounidense.
En días recientes varios medios de comunicación nacionales e internacionales han cifrado entre 75.000 y 500.000 las personas que han abandonado la ciudad en los últimos años.
Sin embargo, esas cifras "no son serias", según César Fuentes Flores, investigador de la Dirección Regional Noroeste del Colegio de la Frontera Norte (COLEF).
De momento no existen datos ciertos sobre el número de personas que han dejado Ciudad Juárez en los últimos años y es necesario esperar a que el Instituto Nacional de Estadística y Geografía de México (INEGI) termine el censo nacional de población que llevará a cabo en 2010, para comprobar si la población de la ciudad ha disminuido o no.
Según las proyecciones estadísticas que realiza el gubernamental Consejo Nacional de Población (CONAPO), Ciudad Juárez tiene actualmente 1,43 millones de habitantes, frente a los 1,31 millones que vivían ahí en 2005.
La Cámara de Comercio de Ciudad Juárez aseveró el mes pasado que las extorsiones, secuestros, robos, asaltos, asesinatos y demás delitos "tienen al borde de convertir esta ciudad en una pueblo fantasma pues sus habitantes y comerciantes están huyendo para proteger sus vidas".
La Cámara que ha llegado al extremo de pedir la intervención de los cascos azules de Naciones Unidas, aseguró en un comunicado que "en los centros comerciales abundan los locales cerrados porque sus propietarios han sido obligados a huir de la ciudad y cerrar fuentes de empleo, llevándose los recursos para fortalecer la economía de la ciudad del El Paso, Texas".
La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) calcula en tanto que desde 2007 a la fecha en esa ciudad unos 10.000 negocios han tenido que cerrar sus puertas por la inseguridad y las extorsiones del crimen organizado.
El Instituto Municipal de Investigación y Planeación de Ciudad Juárez calcula que en la población hay 116.000 viviendas vacías, y el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (INFONAVIT) ha reportado que 5.000 de las viviendas que financia están abandonadas.
Además, desde que la violencia empezó a recrudecer en 2006, "un cierto sector de la población con ingresos medios o altos y capacidad legal de irse a vivir a EE.UU." ha elegido esa opción y hoy vive al otro lado de la frontera o tiene domicilios en ambos países, puntualizó Fuentes.
Entre tanto, el gobierno mantiene desplegados en Ciudad Juárez a alrededor de 10.000 efectivos del Ejército y de la Policía Federal, y el mes pasado el presidente mexicano, Felipe Calderón, puso en marcha una serie de consultas con organizaciones locales para tratar de reconstruir el tejido social de la ciudad más violenta de México.
Edición de esta semana
EL ZÓCALO JUNTO AL CONSULADO CELEBRAN EL DÍA DE REYES
El pasado domingo 7, el Centro de Recursos para los Inmigrantes El Zócalo con el apoyo del Consulado de México en Little Rock, celebraron el Día de Reyes junto a varias familias y voluntarios. / ver más /
Al pastor Martin Luther King Jr. se lo recuerda en Estados Unidos el tercer lunes de enero de cada año, y quizás se le conozca mejor como el principal portavoz estadounidense del activismo no violento por su papel de liderazgo en el movimiento de los derechos civiles de Estados Unidos y su oposición a la discriminación racial.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Muchos de nosotros empezamos 2017 esperando lo peor. Y, de distintas maneras, nos tocó lo peor.   / ver más /