Nuevo futuro para las bases militares en Arkansas
Por Michel Leidermann
495A.jpg
Una comisión federal finalizó en el mes de agosto su revisión del plan preparado por el Departamento de Defensa de los Estados Unidos para cerrar y consolidar bases militares, y que se espera ahorrará miles de millones de dólares, pero en todo caso menos que los 50,000 millones originales calculados por el Pentágono.
La comisión federal que evaluó la propuesta original del Pentágono para reestructurar centenares de bases de las Fuerzas Armadas, estuvo a favor de cerrar cinco grandes bases del ejército en Georgia, Nueva Jersey, Virginia y Michigan.
La comisión elaboró su propia reestructuración de la Guardia Nacional Aérea y mantuvo en operaciones la Base Aérea Ellsworth en Dakota del Sur, rechazando dos de las demandas más grandes del Pentágono, que quería cerrar dos bases de la Marina en la zona de Nueva Inglaterra. Así pues se mantendrán abiertos el astillero de Portsmouth, en Kittery, Maine, y la base de submarinos de New London, en Connecticut, que las autoridades en Nueva Inglaterra alegaban son importantes fuentes de ingreso económico para esa región del país.
El panel federal de nueve miembros también aprobó el cierre de casi 400 instalaciones de la Reserva del Ejército y de la Guardia Nacional en decenas de estados, incluido Arkansas. En su reemplazo se crearán nuevos centros conjuntos o combinados.
El presidente de la comisión, Anthony Principi, indicó que sus miembros reconocen la necesidad de cerrar bases para ahorrar dinero y transformar al Ejército para que enfrente nuevos desafíos. Dijo que se trató de equilibrar las propuestas de reestructuración de la infraestructura militar "Con el impacto doloroso en las diversas comunidades, de estas propuestas. Sabemos que las decisiones que tomemos tendrán un impacto profundo en las comunidades cercanas a nuestras instalaciones militares, y sobre todo en las personas que le dan vida a esas comunidades’’, amplió.
Para Arkansas, la comisión le perdonó la vida al Red River Army Depot cerca de Texarkana, pero decidió cerrar la vecina Lone Star Army Ammunition Plant.
Las comunidades del noroeste de Texas y del sudoeste de Arkansas, podrían perder hasta 700 puestos de trabajo por causa de esta reorganización, pero los líderes comunitarios dicen que los perjuicios podrían haber sido mucho más graves de haberse ordenado igualmente el cierre del Depósito Red River.
El Depósito Red River es el mayor empleador de la región y ocupa a unos 4,500 trabajadores, de los cuales unos 500 viven en Arkansas. Es la principal planta en el país para la reconstrucción de los vehículos averiados, Humvees y Bradley, usados en la guerra de Irak, reparando unos 18 vehículos cada día. A los Humvees se les instala un motor nuevo y armadura adicional para proteger a los soldados.
Una fuerte campaña política y legislativa se había organizado en Arkansas para tratar de salvar a ambas instalaciones, pero sólo tuvieron éxito con una.
En otras áreas de Arkansas, las instalaciones de la reserva del ejército de Camp Pike y del Comando 90 de Preparación Regional, ambas en North Little Rock, serán reacomodadas y reportarán a un comando con base en California. Se desconoce aún el número de trabajos que se perderán con esta reorganización.
La base de la Fuerza Aérea en Jacksonville sólo aumentará su flota de aviones cargueros C-130 con seis naves adicionales a los actuales 70 con que cuenta. Se había pensado que la base recibiría unos 50 aviones adicionales y 3,900 nuevos puestos de trabajo, pero esos aviones en cuestión, se mantendrán en sus actuales bases de Dakota del Sur y Carolina del Norte.
Mientras tanto el Ala de Combate 188 en Fort Smith, trasladará 15 de sus cazas de combate F-16 a Fresno, California, pero recibirá en su reemplazo 18 aviones A-10 Thunderbolt II, dejando viva la esperanza de que se mantengan los actuales 980 empleos de la base.
El Pentágono propuso cerrar o consolidar 62 bases militares y 775 instalaciones más pequeñas para ahorrar 48,800 millones de dólares hasta el año 2025, hacer más eficaces los servicios, y reestructurar más eficientemente las Fuerzas Armadas.
Pero la comisión, que puso en duda las proyecciones económicas del Pentágono, dijo que sus cambios reducirían la estimación de ahorro de fondos a 37,000 millones de dólares a lo largo de dos decenios.
Las revisiones de las instalaciones militares, se hacen cada seis años y naturalmente son seguidas ansiosamente por todos, ya que las bases militares significan para algunos estados y ciudades, una gran fuente de empleos y contribuyen grandemente a las economías locales.
Los cierres y acomodos de bases comenzaron en 1988 y se aceleraron en la década siguiente, cuando los estrategas de EUA empezaron a ajustar la cantidad de tropas, el armamento y las instalaciones militares, a las nuevas condiciones políticas mundiales después de la Guerra Fría.
Edición de esta semana
FAMILIA LATINA DE ACTORES EN ARKANSAS CENTRAL
El talento artístico entre los latinos as algo casi natural pero lamentablemente en Arkansas Central son pocos los casos en que se destacan por sus diferentes expresiones artísticas, en especial la actuación teatral.   / ver más /
El consulado de México en Little Rock invita al concierto en Little Rock de Paco Rentería, el talentoso guitarrista y compositor mexicano para celebrar tanto el 208º Aniversario de la Independencia de México, así como el Mes de la Herencia Hispana, el lunes, 24 de septiembre, en el Teatro CALS Ron Robinson (#100 River Market Ave.) de 7 a 8:30 p.m.    / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Aquellos que hacen de la política un medio para ganarse la vida, a menudo asumen que, a otras personas, la política les importa tanto como a ellos. Pero no es así.   / ver más /