El nuevo desplazamiento latino
Por Michel Leidermann

Ahora que Arizona ha pasado la ley antiinmigrante más racista de todo el país, es probable que ocurra un  alejamiento latino, pero no de regreso a México o Centroamérica, sino una estampida hacia ciudades y Estados con grandes poblaciones latinas donde puedan vivir sin temor a ser detenidos por el color de su piel, o por hablar en español.

Según la ley SB 1070 de Arizona, la policía podrá detener a cualquier persona si tiene “sospechas razonables'' de que no tiene papeles válidos. Y la misma ley permitirá a cualquier persona demandar a la policía por no cumplir con esa obligación. 

La nueva ley podría desatar un rastreo indiscriminado de personas que a primera vista “no parecen legales. Los policías “podrían” buscar una razón para invocar una sospecha razonable.  Muchos ciudadanos estadounidenses de piel levemente oscura, o que prefieren hablar en español, se convertirán en “sospechosos'' en Arizona.

Hay varias razones principales por las que esta ley no tiene sentido y ni detendrá la inmigración no autorizada:

•  No impedirá que los inmigrantes indocumentados sigan viniendo a los EEUU. Mientras el ingreso por persona acá sea más de tres veces mayor que en México ($46,000 anuales contra $13,500), los indocumentados seguirán cruzando la frontera, sea como sea. Los muros pueden saltarse, pasarse por debajo o por el lado, y los océanos ofrecen amplias posibilidades para poder entrar a los EEUU sin ser detectados.

•  No mejorará la seguridad en Arizona. Por el contrario, desviará los recursos policiales que deberían usarse para combatir el crimen y las drogas, y hará que los inmigrantes indocumentados, al igual que los estadounidenses latinos que no quieran ser molestados por la policía, se abstengan de reportar crímenes y servir como testigos. La criminalidad aumentará.

•  Afectará la economía de Arizona. Es probable que la nueva legislación sea invalidada en las cortes por inconstitucional. Ya varias ciudades y organizaciones han declarado boicots  económicos a Arizona. Además, el éxodo de muchos de los 470,000 indocumentados latinos y el cierre de algunas de los más de 35,000 negocios latinos golpeará la economía del estado llevándose consigo los dólares de sus impuestos.

•  Si otros Estados siguen los pasos de Arizona, se podría producir una reducción del turismo latinoamericano a los EEUU. Muchos de los 13 millones de mexicanos, 2.5 millones de sudamericanos y 860,000 centroamericanos que visitan EEUU anualmente podrían pensarlo dos veces antes de venir a lugares donde pueden ser parados por la policía por el simple color de su piel, o por hablar español o portugués.

En resumen, la ley de Arizona no sólo es legalmente cuestionable, económicamente desfavorable y tampoco ayudará en nada a resolver la crisis inmigratoria del país. 

La solución, antes de que estas medidas sean copiadas por otros Estados, es la reforma inmigratoria federal, que mejoraría la seguridad fronteriza, permitiría legalizar a muchos de los más de 10 millones de indocumentados que llegaron legal o ilegalmente al país, y resolvería las necesidades laborales en agricultora, plantas procesadoras de alimentos,  construcción y servicios en hoteles y restaurantes. Los inmigrantes han y continuarán aportando al progreso de los EEUU.

De lo contrario, políticos locales en busca de notoriedad y deseo de reelección con apoyo conservador, seguirán llenando el vacío legal del gobierno nacional en cuestiones migratorias, con leyes xenofóbicas, que no harán más que provocar un enorme desplazamiento de latinos, pero dentro de los EEUU.

Edición de esta semana
CLÍNICAS MÓVILES LLEVAN ATENCIÓN DE SALUD A TODOS LOS RINCONES DE ARKANSAS
Por Michel Leidermann
Una clínica de salud móvil de la Comisión de Salud de las Minorías de Arkansas (AMHC) comenzará a brindar servicios en algunos condados del Estado a partir de esta primavera y espera poder hacerlo en el futuro en todos los 75 condados, en un esfuerzo por ampliar el acceso a la atención médica en las comunidades marginadas y vulnerables, como ser los inmigrantes o las personas en situación de pobreza o falta de vivienda.   / ver más /
El nuevo jefe del departamento de policía de Little Rock (LRPD), Keith Humphrey, habló con el Arkansas Times y EL LATINO para comentar sobre sus primeras semanas en el cargo y sus planes para el futuro del departamento. Humphrey se hizo cargo como jefe el 15 de abril.   / ver más /
El pasado jueves 2  de mayo en el  Southwest Community Center de Little Rock, la profesora de UA-Little Rock, Edna Delgado  Solorzano organización Mamás Unidas de Little Rock, celebró su junta mensual informativa sobre cómo facilitar los estudios universitarios para sus hijos... / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Las críticas a la estrategia inmigratoria del gobierno de Trump son bien merecidas; su posición sobre la frontera ha sido no solo una catástrofe humanitaria y moral, sino que también ha empeorado la situación.   / ver más /