Obama asegura que amenaza de Al Qaeda no desaparecerá pronto

El pasado diciembre Obama anunció la nueva estrategia de EE.UU. para Afganistán con el envío de 30.000 soldados adicionales y el comienzo de la retirada en 2011.

El mandatario señaló que a pesar de que EE.UU. ha "tenido más éxito en eliminar a líderes de Al Qaeda en los últimos meses que en los últimos años, Al Qaeda continuará reclutando, conspirando y amenazando a nuestra sociedad".

Como ejemplo recordó los recientes atentados en Kabul y Karachi, así como los atentados fallidos en Times Square en Nueva York y en un avión que volaba de Amsterdam a Detroit el día de Navidad del año pasado.

Obama reconoció que "quedan días difíciles por venir" y se enfrentarán a "una dura lucha", ya que los talibanes han ido adquiriendo nuevas tácticas a las que hay que adaptarse para conseguir acabar con el "momentum" de la insurgencia.

"Los extremistas quieren una guerra entre EE.UU.  y el Islam, pero los musulmanes forman parte de nuestra nación, incluidos aquellos que sirven en nuestras Fuerzas Armadas", recalcó ante un millar de cadetes.

El presidente, comandante en jefe de las tropas estadounidenses, tradicionalmente cada año imparte un discurso en la ceremonia de graduación en una de las academias militares del país.

Edición de esta semana
LA CARAVANA MIGRANTE LLEGA A FRONTERA CON EE.UU.
El primer grupo de la caravana de migrantes partió el 13 de octubre de San Pedro Sula, Honduras ya ha llegado a la frontera. Esta avanzada, compuesta por alrededor de 80 personas de la comunidad de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales (LGBT), ya se encuentra en Tijuana y sus integrantes pretenden ser los primeros en pedir asilo a las autoridades estadounidenses.   / ver más /
Por Michel Leidermann En una estupenda ceremonia y banquete de gala el viernes 28 de septiembre en el Centro Presidencial William J. Clinton de Little Rock, se entregaron los certificados de becas a 55 estudiantes universitarios latinos de Arkansas Central.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Es difícil adaptarse a estos tiempos en que la falta de ética y de respeto se han legitimado. Hace tres años, analizando los primeros pasos de la campaña de Trump, pensaba que cada vez que escupía alguna barbaridad racista en las concentraciones, o se descubría algo más sobre su distintivo desprecio a las mujeres, los votantes que aún sentían algo de humanidad, le harían de lado.    / ver más /