EE.UU. retira soldados de combate de Irak
5467A.jpg

Estados Unidos concluyó el jueves 19 la retirada de las tropas de combate de Irak y prepara una nueva fase con la operación "Nuevo Amanecer", pese a que el país aún afronta brotes de violencia y el reto de formar un nuevo Gobierno unificado.

La retirada de la última brigada militar de EE.UU. en Irak se produjo antes del plazo fijado por el presidente Barack Obama del 31 de agosto, para poner punto final a las operaciones de combate en el país árabe.

El repliegue militar, en realidad, comenzó días antes pero, por razones de seguridad, las autoridades esperaron hasta la salida de la última brigada para anunciarlo.

Salvo alguno que otro vehículo averiado y el cruce de algún camello, el último convoy de la Cuarta Brigada Stryker de la Segunda División de Infantería comenzó su cruce hacia Kuwait en la madrugada del jueves sin ningún incidente, pese a temores de que hubiesen minas enterradas en las carreteras. Más de 90.000 soldados estadounidenses han salido de Irak.

De los 56.000 soldados que quedan aún en Irak, 6.000 saldrán antes del 1 de septiembre, cuando dé inicio la llamada operación "Nuevo Amanecer", en la que 50.000 soldados estadounidenses participarán solamente en tareas de estabilidad, asesoramiento, capacitación y apoyo a las fuerzas de seguridad iraquíes, sin embargo, estarán listos para misiones de combate si es necesario o son atacados.

La idea siendo que las tropas de EE.UU. ayuden a las fuerzas iraquíes a asumir sus propias tareas de seguridad. EE.UU. continuará apoyando las operaciones antiterroristas y a los equipos de reconstrucción en el desarrollo y de la capacidad civil y de las instituciones civiles, y respaldando a las fuerzas de seguridad iraquíes hasta que la misión concluya en diciembre del 2011.

La retirada se produjo exactamente 7 años y 5 meses después de que el entonces presidente George W. Bush lanzó la invasión de EE.UU. en Irak el 19 de marzo de 2003, con el argumento de que el Gobierno de Sadam Hussein poseía armas de destrucción masiva.

En esa ocasión, Bush dijo que el objetivo era "desarmar a Irak, liberar a su pueblo y defender al mundo de un grave peligro", y aseguró que la campaña militar no se realizaría "a medias".

Pero el hartazgo de la opinión pública en EE.UU. con la guerra contribuyó a la victoria electoral de Obama en 2008, quien prometió un fin a la guerra.

Aparte de su marcado simbolismo, la salida de las unidades de combate trae también una sensación de alivio para miles de soldados que, incluso, tuvieron que repetir sus rotaciones en el trastornado país.

La guerra en Irak ha cobrado la vida de más de 4.400 miembros del Ejército estadounidense y la de decenas de miles de iraquíes, además de más de 32,000 soladaos americanos heridos y miles de ellos discapacitados por vida.

Edición de esta semana
LOS DEMÓCRATAS GANAN EL CONTROL DE LA CÁMARA DE REPRESENTANTES, PERO LOS REPUBLICANOS AUMENTAN SU MAYORÍA EN EL SENADO
Aunque las esperanzas de los demócratas estaban puestas en ganar el Senado y la Cámara Baja en las elecciones de noviembre, el partido solo volverá a controlar la Cámara de Representantes después de siete años, pero los republicanos reforzaron su dominio en el Senado aumentado 4 senadores a su mayoría.    / ver más /
El día de Thanksgiving o Acción de Gracias es una de las festividades más importantes en Estados Unidos, se festeja cada cuarto jueves de noviembre.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La orden de Donald Trump de desplegar miles de militares en servicio activo a la frontera sur para detener lo que caracterizó como una inminente “invasión” de las llamadas caravanas de los migrantes centroamericanos, tuvo su función como farándula política para las elecciones de noviembre 6.   / ver más /