Beneficios del "conductor designado"
557A.jpg
Durante la temporada festiva, desde las celebraciones en la oficina y las reuniones navideñas hasta la espera del Año Nuevo, todas las festividades tienen en común el consumo ilimitado de bebidas. Y si bien el consumo moderado de alcohol puede elevar al máximo el placer de la fiesta, no debe permitirse a los participantes pasados de copas, que conduzcan sus vehículos bajo la influencia de la bebida.
Según datos de la Administración Nacional de Seguridad del Tránsito (NHTSA, por sus siglas en inglés), la conducción bajo los efectos de alcohol u otras sustancias, cuesta cada año a los estadounidenses miles de millones de dólares por concepto de tiempo de trabajo perdido, daños de propiedades, y muertes. En el año 1999, los accidentes relacionados con el consumo de alcohol fueron responsables de aproximadamente 16,000 muertes, y más de 305,000 lesiones, lo cual se traduce a un fallecimiento cada 33 minutos y una lesión cada dos.
Una de las maneras más fáciles de eliminar los riesgos con respecto a conductores bajo los efectos del alcohol, es garantizar que toda persona que haya bebido, regrese a su casa en un vehículo manejado por otra que esté totalmente sobria: o sea, un conductor designado, que se compromete a no beber, y que no está tomando medicamento alguno que pueda hacer mella en sus habilidades de conducción.
Pero la búsqueda del "conductor designado" no siempre resulta fácil. Muchas personas que asisten a fiestas se preguntan cuál es la ventaja de estar sobrio, cuando quienes le rodean beben sin parar.
Además de salvar vidas, el tener un conductor designado disfruta de otros beneficios.
El consumo de bebidas puede conducir a ciertos efectos colaterales bastante desagradables a la mañana siguiente. Todo aquel que ha pasado la madrugada vomitando, sabe que las repercusiones de una noche de juerga podrían tener como resultado la renuncia total a la bebida. Por tanto, el conductor designado no tendrá que sufrir la resaca y sus síntomas acompañantes, como náuseas, mareos y dolores de cabeza, que hacen su aparición en cuanto sale el sol el día después de la fiesta.
El alcohol tiene una forma divertida de aflojar la lengua. Con frecuencia, nos hace decir cosas que no nos proponíamos hacer públicas, o revelar "secretos" que en plenos cabales jamás se comunicarían a otra persona. Así pues, el conductor designado tendrá el beneficio de mantener a buen recaudo sus secretos, y divertirse escuchando las desenfrenadas confesiones de otros asistentes a la fiesta.
Así pues a festejarlo pero con seguridad para no causarle dolor a la familia o tener que sufrir la "cruda", la "mona" o la "resaca".
Edición de esta semana
CIUDAD DE LITTLE ROCK CELEBRÓ EL LANZAMIENTO DE LA TARJETA DE IDENTIFICACIÓN MUNICIPAL
El pasado sábado 7 de julio se inició oficialmente el proceso para que las personas mayores de 14 años que residen dentro de los límites de la ciudad de Little Rock, sin importar su estatus migratorio, puedan obtener oficialmente una tarjeta de identificación municipal. Será muy beneficiosa para personas que no tienen otro medio oficial de identificación y también les serán útiles para conseguir trabajo.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La reunión entre los presidentes Donald Trump y Vladimir Putin en Helsinki será recordada por el bochornoso papel del presidente de Estados Unidos: indigno y lastimoso.   / ver más /