Contrapuntos

 El Tercer partido

Las conversaciones siguen sorprendiendo por el nivel de disgusto contra Washington, DC, y nuestro sistema de dos partidos, tanto así, que a menos que ocurra una transformación profunda de los partidos Demócrata y Republicano, va a haber un fuerte tercer partido el 2012, que será un movimiento político serio, definitivamente lo suficientemente grande como para impactar los resultados de las elecciones.

Hay una revolución enfebreciendo al país, y no sólo en la derecha, sino también en el centro, con el avance del "tercer pensamiento " desafiando nuestro estancamiento con dos partidos que han presidido por décadas el deterioro constante de nuestra nación.

El presidente Obama ha obtenido algunos logros reales. Aprobó una ampliación de la atención de salud, expandió la regulación financiera, estabilizó la economía, comenzó una iniciativa de reforma de la educación nacional, y despliega una dura guerra contra Al Qaeda.

Pero hay otros puntos de vista: un presidente que ganó un mandato político impulsado por un movimiento de jóvenes con energía, y con el control  del Congreso, con tanto poder como cualquier presidente podría esperar en tiempos de paz, pero que sólo fue capaz de pasar una ampliación de la atención de salud que es una amalgama cuestionada de compromisos que nadie está seguro que vaya a funcionar o que resuelva los problemas de costos y calidad; un estímulo económico limitado que no ha aliviado el desempleo o corrija nuestra infraestructura; y un proyecto de ley de ordenación financiera que aún tiene que ser interpretado por los reguladores, porque no se ponen de acuerdo sobre sus disposiciones fundamentales.

Obama probablemente hizo lo mejor que podía hacer, y ese es el punto. Lo mejor que nuestros dos partidos pueden hacer, ha creado la peor crisis de nuestra economía y del medio ambiente en un siglo, incluso cuando uno tiene una gran mayoría. 

De hecho, nuestro sistema de dos partidos está calcificado, carece de integridad y de creatividad y de un sentido de valor y de alta aspiración para afrontar nuestros problemas actuales. Simplemente estos dos partidos no son capaces de hacer las cosas que necesitamos como país para seguir avanzando, por todos los intereses creados acumulados. No pueden pensar en el bien público general a largo plazo, porque ambos partidos  se encuentran atrapados en el corto plazo, donde las ganancias de uno, son vistas como las pérdidas del otro.

Tenemos que salir de este atasco bipartidista y ser provocados por un tercer partido, que hable sobre la reforma de la educación, sin tener que preocuparse por ofender a los sindicatos; sobre la reforma financiera, sin tener que preocuparse por la pérdida de donaciones de Wall Street; sobre las reducciones de impuestos a las corporaciones para estimular el empleo, sin preocuparse de ofender a la izquierda; sobre la reforma energética y climática, sin preocuparse de ofender a los legisladores de Estados carboníferos; y sobre una  reforma de atención de salud adecuada, sin preocuparse de ofender a los aseguradores y a las compañías farmacéuticas.

Necesitamos un tercer partido en las próximas elecciones presidenciales para despertar a los estadounidenses y que nos diga: "Estos dos partidos están mintiendo. Ellos no pueden decir la verdad, ya que cada uno ha estado aprisionado en las últimas décadas por los intereses especiales. No vamos a decirles lo que quieren oír. Vamos a decirles lo que necesitan saber si queremos ser nuevamente los líderes del mundo".

Edición de esta semana
¡SUBIERON BANDERA EN OAKLAWN!
Ubicado en el Parque Nacional de Hot Springs, el Oaklawn Racing & Gaming (# 2705 Central Ave. Hot Springs.1-800-OAKLAWN) es uno de los mejores hipódromos en el país desde 1904, y hogar del afamado Arkansas Derby con un premio de $1 millón al ganador. Hoy en día, Oaklawn también ofrece una gran cantidad de diversión y conciertos y máquinas de juegos de azar, día y noche durante todo el año.   / ver más /
¡Nueva sección!   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El Partido Republicano (GOP) está en problemas más profundos de lo que sugiere la pérdida de un escaño en el Senado en la elección en Alabama. La fuente de ese problema se remonta al 19 de julio de 2016, cuando el GOP aceptó a Donald Trump como candidato a presidente.   / ver más /