Injustificada idea de que migrantes no quieren aprender inglés
5656A.jpg

La percepción de muchos estadounidenses de que la llegada a su país de inmigrantes que no hablan inglés pone en peligro la subsistencia de ese idioma es injustificada, según un estudio del Centro de Investigación CATO, de Washington.

En su "Boletín de reforma migratoria", correspondiente a octubre, CATO señala que muchos estadounidenses se quejan de los inmigrantes en términos similares a estos: "¿por qué no quieren aprender inglés?", o "¿por qué no aprenden inglés como lo hacían los inmigrantes antes?"

Sin embargo, "como en muchas otras materias, los estadounidenses basan sus conclusiones sobre este tema en experiencias personales y en encuentros con personal de servicio en restaurantes u hoteles".

Se trata básicamente de una percepción que podría no sustentarse, a la luz de datos concretos. Por ejemplo, el Consejo Nacional de Investigación de los Nuevos Americanos encontró que en 1990, apenas 3% de los inmigrantes de 30 años o más, hablaban "bien" inglés, aunque la mayoría tenía alguna habilidad para comunicarse.

Pero el Pew Spanic Center, un centro de investigación sobre migrantes, señala que 91% de los hijos de migrantes latinos y 97% de sus nietos hablan "bien" o "muy bien" el inglés. Inclusive, en muchos casos, los nietos y bisnietos de inmigrantes latinos no sólo hablan "muy bien" el inglés, sino que llegan a perder la habilidad de comunicarse en español.

Además, el análisis de CATO detalla que no siempre "los tiempos pasados fueron mejores", en referencia a la idea muy difundida entre amplios sectores estadounidenses, de que antes los inmigrantes aprendían con más facilidad el inglés. Al respecto cita un estudio realizado por los investigadores Miranda E. Wilkerson y Joseph Salmons, en el que analizan una población de origen alemán de Wisconsin y descubren que más de 20% de hecho nunca aprendieron inglés.

Ante ello, CATO concluye que es débil el argumento comúnmente usado para oponerse a la reforma migratoria en el sentido de que los inmigrantes no quieren aprender a hablar inglés, porque está basado en percepciones personales y no se sustenta en hechos.

Edición de esta semana
CENTRO DE AYUDA A VICTIMAS LATINAS DE VIOLENCIA Y CRÍMENES
Por Michel Leidermann
EL LATINO visitó las oficinas del Centro de Asistencia a Latinos Victimas de Crimen en North Little Rock para conocer detalles sobre esta nueva organización que está ayudando a las victimas latinas (sin importar su condición migratoria) que han sido víctimas de crímenes y hablan poco inglés para ofrecerles ayuda con los tramites policiales/judiciales, apoyo emocional y desarrollar en la victima la confianza y la seguridad en sí misma para prevenir nuevos siniestros.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La evidencia está a la vista: la Organización Trump, como decenas de otras empresas también habría contratado inmigrantes indocumentados, copiando de este modo una fórmula bastante conocida de beneficio económico al hacer uso de mano de obra sin documentos y, por ende, mal pagada y sin beneficios de salud. Unos necesitan de otros, cierto, pero la balanza siempre se inclina en favor de quien contrata.   / ver más /