El nuevo idioma español
Por Michel Leidermann
EN LOS ÚLTIMOS AÑOS HA HABIDO en EUA una gran explosión de los medios de comunicación en español como nunca antes se había visto en el país.
Esto se debe mayormente a cuestiones de mercadotecnia de las grandes corporaciones interesadas en el mercado latino considerando que el poder adquisitivo de nuestra comunidad se calcula en billones de dólares anuales, así como al gran crecimiento de la población inmigrante latina hacia EUA y sus crecientes necesidades en un medio cultural conocido.
Pero con este fenómeno, han surgido inquietudes que afectan al uso correcto del español en los medios de comunicación que ahora se enfrenta a grandes retos y obstáculos debido a que en EUA coexisten las diferentes nacionalidades de América Latina.
La diversidad cultural latina en EUA, cultural y lingüística, es muy rica y variada, dependiendo del español que se hable en cada país.
Por poner sólo un ejemplo, si un mexicano se encuentra en Venezuela o Colombia y le ofrecen un “tinto bien cargado”, seguramente no entiende que le están hablando de un café negro o uno muy fuerte.
Al conjugarse toda esa gama de “españole, uno de los más grandes retos de los medios de comunicación latinos es usar un idioma que sea entendido por todas las personas.
En este caso, lo que los medios han intentado hacer es crear un español neutro, es decir, que sin importar la nacionalidad del lector, se usa un lenguaje más universal para que no haya problemas idiomáticos y de entendimiento entre tantas nacionalidades distintas y por ello un nuevo español en EUA está en plena gestación.
En el caso específico de los medios impresos, los periodistas latinos, sin importar su nacionalidad, se preocupan por hacer un buen uso del idioma español y tratan de apegarse en todo momento a las reglas gramaticales de la manera más fiel posible manteniendo la relevancia y el impacto en lectores de múltiples nacionalidades.
Pero sucede que los periodistas latinos no se pueden dar el lujo de escribir un español sólo para algunos, mientras que otros no lo entienden. Y al irse creando un nuevo español, su única finalidad es que quede dentro de lo que sería la norma correcta pero entendible para todos.
Pero hay que hacer el “toque” correcto de la noticia, ya que lo que funciona en una ciudad como Los Ángeles no es igual a otra ciudad como Miami o Little Rock. Se tiene que modificar el estilo, el interés y la comunicación para ser más relevantes para los lectores en cada mercado. Igualmente es muy importante darle al lector un periodismo apegado a la cultura de los latinos y que sea de utilidad. Entiendo que la mayoría de mis lectores viven en dos mundos y por lo mismo concentro mis esfuerzos en esos dos mundos, es decir, lo más importante que ocurra en EUA y afecta a mis lectores, sin olvidar la información que acontece su país de origen.
Pero tengo que presentar las noticias de manera entendible, con un español que pueda ser reconocido por todos mis lectores en todos sus niveles socio culturales, y de ahí depende el éxito de EL LATINO.
¿Y usted que opina?
el-latino@arktimes.com (501) 374-5108
Edición de esta semana
CENTRO “SEIS PUENTES” SE ASOCIA A LA CÁMARA DE COMERCIO DE NORTH LITTLE ROCK 
En una simbólica ceremonia el jueves 28 de junio, el Centro Comunitario y de Educación Seis Puentes de North Little Rock se asoció oficialmente a la Cámara de Comercio de la misma ciudad.   / ver más /
EL LATINO acaba de recibir una queja de una madre de un alumno de ultimo año de la Escuela Secundaria Mills University Studies en el distrito escolar especial del condado de Pulaski, porque en la transcripción de calificaciones del Departamento de Educación de Arkansas donde se ve que tomó 8 clases, (este año escolar solo tomaban 7) y en la clase extra (orquesta) le asignaron una calificación F.    / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
EL PAÍS DA UN INÉDITO GIRO A LA IZQUIERDA CON LOS CONOCIDOS DESAFÍOS Y OPORTUNIDADES.   / ver más /