Jefes militares se oponen a terminar la discriminación contra homosexuales

Los máximos jefes de las 5 Fuerzas Armadas dijeron que la posible revocación de la ley contra la participación de soldados homosexuales podría causar "división" y "daño" a las tropas en tiempo de guerra.

Los jefes del Ejército, la Marina, la Infantería de Marina, la Fuerza Aérea y la Guardia Costera, expresaron esa opinión ante el Comité de Fuerzas Armadas del Senado, en una audiencia convocada para analizar un informe del Pentágono sobre el impacto que tendría en sus tropas el fin de la ley "Don't Ask, Don't Tell" ("No preguntes, no digas").

Los jefes militares expresaron posturas desde el escepticismo hasta el rechazo total a la derogación de la medida, como el mostrado por el comandante de la Infantería de Marina, el general James F. Amos.

"Pedimos a las tropas sus opiniones y nos las dieron. Su mensaje es que existe la posibilidad de que haya trastornos en la ejecución de nuestra actual misión de combate si la ley se revocara en este momento", dijo Amos.

La ley fue aprobada en 1993 por el ex presidente Bill Clinton, y permite expulsar del Ejército a los soldados que admitan abiertamente su homosexualidad.

Los argumentos de los 5 comandantes contrastan con los expresados ayer por el secretario de Defensa, Robert Gates, y el jefe del Estado Mayor Conjunto, almirante Mike Mullen, quienes instaron al Senado a votar para derogar la ley "antes de fin de año" y antes, por tanto, del nuevo Congreso en enero de 2011.

Edición de esta semana
¡SUBIERON BANDERA EN OAKLAWN!
Ubicado en el Parque Nacional de Hot Springs, el Oaklawn Racing & Gaming (# 2705 Central Ave. Hot Springs.1-800-OAKLAWN) es uno de los mejores hipódromos en el país desde 1904, y hogar del afamado Arkansas Derby con un premio de $1 millón al ganador. Hoy en día, Oaklawn también ofrece una gran cantidad de diversión y conciertos y máquinas de juegos de azar, día y noche durante todo el año.   / ver más /
¡Nueva sección!   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El Partido Republicano (GOP) está en problemas más profundos de lo que sugiere la pérdida de un escaño en el Senado en la elección en Alabama. La fuente de ese problema se remonta al 19 de julio de 2016, cuando el GOP aceptó a Donald Trump como candidato a presidente.   / ver más /