Cárcel de mujeres de Arkansas es la número 9 en la nación por a
5795A.jpg

Alrededor de 88.500 reos en prisiones y centros de detención de EEUU fueron víctimas de abuso sexual por parte de otros presos o del propio personal, entre 2008 y 2009 según un informe divulgado por el Departamento de Justicia.

El informe de 91 páginas señaló que cerca del 44% de los reos en prisiones y el 31% de los confinados en centros de detención, fueron víctimas de al menos un incidente de abuso sexual por parte de otro preso o del personal, durante el primer año de su encarcelamiento.

Entre los que denunciaron abuso sexual por parte de otro reo, el 13% de los enviados a prisión y el 19% en los centros de detención, dijeron que la violación ocurrió en las primeras 24 horas de su ingreso.

Para la Unión de Libertades Civiles de EE.UU. (ACLU), el informe subraya la "urgente necesidad" de erradicar el abuso sexual en las cárceles tal como recomendó una comisión bipartidista el año pasado y criticó que el fiscal general de EE.UU. Eric Holder, no haya aún implementado las normas recomendadas por la comisión pese a las presiones de grupos de "todo el espectro político".

El análisis elaborado por la Oficina de Estadísticas de Justicia (BJS) refleja las estadísticas recabadas entre octubre de 2008 y diciembre de 2009 en 167 prisiones estatales y federales, 286 cárceles, y 10 instalaciones para "confinamiento especial".

 Entre las 167 cárceles seleccionadas al azar en todo el país, la Unidad de mujeres en McPherson en Newport de Arkansas ocupa el número 9 en reclusos que informaron que habían sido "sexualmente victimizados". 

    Sobre la base de una encuesta de 224 presos en McPherson, el informe señala que el 77% dijeron haber tenido contacto sexual no deseado con otras reclusas ya sea mediante la fuerza física o coacción, y el 44% que dijo que tuvo contacto sexual consensual o no consensual con los miembros del personal. En el momento de la encuesta, la prisión tenía 745 reclusas. 

    La encuesta también incluyó respuestas de 118 hombres y mujeres presos en la Unidad Diagnostic en Pine Bluff, Arkansas. El informe estima que el 48% de los internos en esa unidad había sido sexualmente victimizados en los últimos 12 meses. Eso incluía a 19% que habían tenido contacto no deseado con otros reclusos y el 29% que habían tenido contacto sexual con los miembros del personal. 

    El informe define la victimización sexual como sexo obligado o forzado, toque de las nalgas, los muslos, los pechos o los genitales y cualquier otra actividad similar entre los miembros del personal y los internos, ya sea forzada o no. 

    Para el 45% de los reclusos de McPherson y el 48% de Diagnostic, los abusos fueron "actos sexuales sin consentimiento" que implican el contacto oral, anal, o vaginal. 

    El informe también contiene resultados de otras cárceles de Arkansas incluyendo la cárcel del condado Garland donde informó que el 58% de los reclusos fueron sexualmente victimizados y de la cárcel del condado Faulkner que tenía una tasa de victimización de 35%. 

 La tasa nacional de abusos en las cárceles fue de 31%. 

    Arkansas ha tomado medidas para frenar los abusos incluida la capacitación  cada vez más amplia de miembros del personal, el establecimiento de una línea telefónica para los reclusos poder denunciar las agresiones sexuales, y la creación de un equipo de crisis "de respuesta", compuesto de consejeros capellanes e investigadores para responder a las denuncias de abuso sexual.

Al cierre de esta edición en el Departamento de Corrección de Arkansas, la población penitenciara total era de 12,339 hombres y 1,029 mujeres, entre los cuales había 337 latinos o 2.7% (21 mexicanos) y 19 latinas o 1.8%. 

Edición de esta semana
CLÍNICAS MÓVILES LLEVAN ATENCIÓN DE SALUD A TODOS LOS RINCONES DE ARKANSAS
Por Michel Leidermann
Una clínica de salud móvil de la Comisión de Salud de las Minorías de Arkansas (AMHC) comenzará a brindar servicios en algunos condados del Estado a partir de esta primavera y espera poder hacerlo en el futuro en todos los 75 condados, en un esfuerzo por ampliar el acceso a la atención médica en las comunidades marginadas y vulnerables, como ser los inmigrantes o las personas en situación de pobreza o falta de vivienda.   / ver más /
El nuevo jefe del departamento de policía de Little Rock (LRPD), Keith Humphrey, habló con el Arkansas Times y EL LATINO para comentar sobre sus primeras semanas en el cargo y sus planes para el futuro del departamento. Humphrey se hizo cargo como jefe el 15 de abril.   / ver más /
El pasado jueves 2  de mayo en el  Southwest Community Center de Little Rock, la profesora de UA-Little Rock, Edna Delgado  Solorzano organización Mamás Unidas de Little Rock, celebró su junta mensual informativa sobre cómo facilitar los estudios universitarios para sus hijos... / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Las críticas a la estrategia inmigratoria del gobierno de Trump son bien merecidas; su posición sobre la frontera ha sido no solo una catástrofe humanitaria y moral, sino que también ha empeorado la situación.   / ver más /