Presidente de Egipto entrega poder a Fuerzas Armadas
5945A.jpg

Hosni Mubarak renunció el viernes 11 como presidente de Egipto después de 30 años en el cargo, pasando el poder a las Fuerzas Armadas y cediendo a la incesante presión popular luego de que su apoyo militar se evaporó.

El vicepresidente Omar Suleiman dijo que un consejo militar se hará cargo de los asuntos de la nación más poblada del mundo árabe, tras 18 días de inéditas manifestaciones que sacudieron a Egipto y salpicaron a otros países de Oriente Medio.

Elecciones presidenciales libres y justas fueron prometidas para septiembre.

El anuncio impactó en la plaza Tahrir de El Cairo, donde cientos de miles de personas rompieron en lágrimas, celebraron y se abrazaron unos a otros cantando: "El pueblo ha derrocado al régimen". Otros gritaban: "Allahu Akbar (Dios es grande)".

La caída de Mubarak, de 82 años, después de 18 días de protestas masivas sin precedentes contra su Gobierno, fue un momento de victoria para el poder del pueblo y es probable que sacuda a autócratas a través del mundo árabe y otros países.

El poderoso Ejército egipcio dio garantías el viernes de que las reformas democráticas prometidas se cumplirán, pero enojados manifestantes intensificaron el levantamiento contra Mubarak marchando hacia el palacio presidencial y atacando las oficinas de la televisión estatal.

Las garantías del Ejército fueron un esfuerzo por aliviar la revuelta, pero no lograron calmar la protesta, que ha afectado la economía y sacudido a la inestable región de Oriente Medio.

El tumulto por la negativa de Mubarak a renunciar había puesto a prueba la lealtad de las fuerzas armadas, que debían elegir si proteger a su comandante supremo o abandonarlo.

Un enfrentamiento cada vez más enconado había elevado temores de violencia en una región rica en petróleo donde la posibilidad de que las protestas sacuden a otros estados preocupa a Occidente.

Egipto, país de 80 millones de habitantes, un inusual Estado árabe que no es hostil hacia Israel, es el guardián del Canal de Suez que une Europa con Asia y una importante fuerza contra el islam militante en la región.

El Ejército prometió garantizar elecciones libres y justas y otras concesiones anunciadas por Mubarak a los manifestantes que hubieran sido impensables antes del 25 de enero, cuando brotó la revuelta.

Mubarak, ex comandante de la fuerza aérea,  llegó al poder cuando los islamistas asesinaron a su antecesor Sadat en un desfile militar en 1981. Perduró en el tiempo mucho más de lo imaginado en ese momento, gobernando bajo leyes de emergencia.

Promovió la paz de Oriente Medio en el exterior y más recientemente apoyó reformas económicas en el país, lideradas por su gabinete bajo el primer ministro Ahmed Nazif. Pero siempre mantuvo un férreo control de la oposición política.

Mubarak resistió todo cambio político significativo, incluso bajo la presión de Washington, que ha entregado miles de millones de dólares al país desde que se convirtió en el primer Estado árabe en logar la paz con Israel, mediante un tratado firmado en 1979.

 

Edición de esta semana
LOS DEMÓCRATAS GANAN EL CONTROL DE LA CÁMARA DE REPRESENTANTES, PERO LOS REPUBLICANOS AUMENTAN SU MAYORÍA EN EL SENADO
Aunque las esperanzas de los demócratas estaban puestas en ganar el Senado y la Cámara Baja en las elecciones de noviembre, el partido solo volverá a controlar la Cámara de Representantes después de siete años, pero los republicanos reforzaron su dominio en el Senado aumentado 4 senadores a su mayoría.    / ver más /
El día de Thanksgiving o Acción de Gracias es una de las festividades más importantes en Estados Unidos, se festeja cada cuarto jueves de noviembre.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La orden de Donald Trump de desplegar miles de militares en servicio activo a la frontera sur para detener lo que caracterizó como una inminente “invasión” de las llamadas caravanas de los migrantes centroamericanos, tuvo su función como farándula política para las elecciones de noviembre 6.   / ver más /