Un arsenal a merced de los terroristas
6015A.jpg

Los analistas de seguridad creen que los levantamientos armados en Libia plantean una amenaza de largo plazo a la seguridad: las armas que fueron saqueadas de los arsenales del gobierno podrían empezar a circular de mano en mano, incluso misiles antiaéreos termo-guiados que podrían ser utilizados contra aviones comerciales.

Las fotografías y los videos del levantamiento muestran a civiles cargando una amplia variedad de armas que alguna vez fueron del ejército libio y que, desde hace tiempo, las agencias de inteligencia temen que caigan en manos del terrorismo. Por ejemplo, el SA-7, un lanzamisiles de hombro de una generación anterior al Stinger, el más conocido en la actualidad.

Las imágenes también muestran a grandes grupos de jóvenes portando un equipo completo de armas de infantería livianas, resistentes y de fácil manejo, incluidos rifles de asalto, ametralladoras y lanzagranadas, que han sido las armas básicas en África y en Asia desde la Guerra Fría. También pueden verse minas, granadas y misiles antitanque.

Los ejemplos pasados de arsenales saqueados por civiles -ya sea en 1979 en Uganda, como en 1997 en Albania o en Irak en 2003- demuestran que una vez que las armas dejan de estar bajo la tutela del Estado, pueden ser vendidas en el mercado negro, rápida y sigilosamente, a otros países y grupos, para ser usadas en guerras donde pueden convertirse en un problema de desestabilización a largo plazo. A los analistas, los preocupan especialmente los lanzamisiles termodirigidos de hombro o M-anpads.

La amenaza principal, dicen los analistas, no es que sean los propios rebeldes quienes puedan utilizar esas armas contra los aviones comerciales. Pero como esos misiles pueden venderse por varios miles de dólares en el mercado negro, la preocupación es más bien que los oportunistas se asocien y decidan ofrecerles esas armas a terceros colocándolas en el mercado clandestino y terminen en manos de terroristas.

Si los enfrentamientos de Libia se convierten en una guerra prolongada, también es probable que ambos bandos decidan importar más armas para sostener su lucha. Pero una vez que la revuelta se resuelva, las armas serán vendidas una por una.

Edición de esta semana
¡FELICIDADES MÉXICO! EN EL 209 ANIVERSARIO DE SU INDEPENDENCIA
El proceso de la independencia de México fue uno de los más largos de América Latina. La llamada Nueva España permaneció bajo el control de la Corona española por unos tres siglos. Sin embargo, a finales del siglo XVIII, ciertos cambios en la estructura social, económica y política de la colonia llevaron a una élite ilustrada de novohispanos a reflexionar acerca de su relación con España. Sin subestimar la influencia de los tres eventos históricos  principales: la Ilustración (el movimiento filosófico, político, literario y científico que se desarrolló en Europa y sus colonias a lo largo del siglo XVIII), la Revolución Francesa (un conflicto social y político, con diversos periodos de violencia, que convulsionó Francia y, por extensión de sus implicaciones, a otras naciones de Europa de 1789 a1799) ni la independencia de Estados Unidos, el hecho que llevó a la élite criolla a comenzar el movimiento emancipador, fue la ocupación francesa de España, en 1808.    / ver más /
Por Michel Leidermann En una ceremonia y banquete de gala a celebrarse el viernes 13 de septiembre en el Centro Presidencial William J. Clinton de Little Rock, LULAC Little Rock entregará los certificados de becas a 43 estudiantes universitarios latinos de Arkansas Central.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Después de los tiroteos masivos en El Paso y Dayton, los defensores conservadores de armas de fuego describen el problema de la violencia armada como demasiado difícil de solucionar. El cabildeo de los fabricantes de armas y aquellos que quieren acceso ilimitado a las armas afirman que hay muy poco que se pueda hacer para evitar la matanza de inocentes y el aumento desenfrenado de la violencia armada y los tiroteos masivos en el país.   / ver más /