Contrapuntos

¿Del Censo al poder?

Las cifras del Censo corroboran el crecimiento poblacional de los latinos y la importancia de esta comunidad en la pujanza de este país y en su mapa electoral.

Los latinos representaron más del 50% del crecimiento poblacional de Estados Unidos en la pasada década y nuevamente se confirma su presencia a lo largo y ancho del país y no sólo en los estados tradicionalmente con más latinos. Ya somos más de 50 millones o el 16% de la población total.

Los millones de  latinos menores de 18 años de edad serán en su mayor parte, futuros votantes cuyas decisiones políticas estarán marcadas en gran medida por el trato que presentemente están recibiendo sus familiares, amigos o conocidos que callan su voz y carecen de voto.

De otra parte, el aumento de la  presencia latina en varios estados, jugarán un papel importante en la redistribución de los distritos electorales que resultará en nuevas características de votantes .

Estos cambios deben sonar una alerta para los políticos de ambos partidos cuando de atender los intereses de esta comunidad se trata, particularmente de aquellos propensos a utilizar a los inmigrantes como chivos expiatorios y a explotar el tema inmigratorio sin importar si en el proceso afectan a indocumentados, residentes legales o ciudadanos por igual. O sin pensar en las consecuencias políticas a corto y a largo plazo de estereotipar a todos los latinos como “ilegales”.

En los comicios del 2008, el voto latino fue crucial para el triunfo de Barack Obama en estados clave como Colorado, Nevada, Florida y Nuevo México. En el 2010 ayudó a los demócratas a mantener el control del Senado al tiempo que aparecían nuevos líderes conservadotes latinos y el año 2012 seguirá siendo un factor de peso en el control del Congreso y de la Presidencia.

El Censo demuestra que el peso políticos de los latinos es evidente y cuantificable, algo que ambos partidos políticos no deben ignorar según ingresamos en un nuevo ciclo electoral de cara a las elecciones del año que viene.

 

Mucho ruido y pocas nueces

    Digamos que tenemos una familia con un ingreso de $1,900 al mes. Gastan $3.550 al mes. La diferencia es cargada a su tarjeta de crédito por $1.950 cada mes. El marido, un republicano, quiere recortar el gasto de la familia cada mes. La esposa, una demócrata, cree que causará problemas extremos con su estilo de vida. Cualquier persona razonable estaría de acuerdo que el problema del exceso de gastos, es mucho mayor de lo que parece se dan cuenta. Un recorte pequeño del 2% no va a solucionar un problema de gastos del 46%.

     El presupuesto federal anual es el mismo caso, salvo que multiplicado por miles de millones. Yo sugeriría recortar el presupuesto de cada agencia federal en un 10% y todos los altos sueldos de los empleados federales de rango en un 20%, incluyendo legisladores y el presidente. SIN excepciones. 

También anular toda agencia federal que no sea esencial. Bajar la tasa de impuesto de las corporaciones al 15% pero cancelando TODAS las excepciones impositivas que estas aprovechan en la actualidad. Después de hacer estos cambios, el Congreso también debe reducir el derroche y eliminar el fraude.

     Los políticos parecen creer que si hacen bastante ruido, vamos a pensar que están haciendo todo lo posible por resolver el problema. Pero creo que ellos están haciendo nada, excepto de mucho ruido y pocas nueces.

Edición de esta semana
EL ZÓCALO JUNTO AL CONSULADO CELEBRAN EL DÍA DE REYES
El pasado domingo 7, el Centro de Recursos para los Inmigrantes El Zócalo con el apoyo del Consulado de México en Little Rock, celebraron el Día de Reyes junto a varias familias y voluntarios. / ver más /
Al pastor Martin Luther King Jr. se lo recuerda en Estados Unidos el tercer lunes de enero de cada año, y quizás se le conozca mejor como el principal portavoz estadounidense del activismo no violento por su papel de liderazgo en el movimiento de los derechos civiles de Estados Unidos y su oposición a la discriminación racial.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Muchos de nosotros empezamos 2017 esperando lo peor. Y, de distintas maneras, nos tocó lo peor.   / ver más /