Capitán de Marina David Iglesias es un destacado fiscal militar
Por Rafael Nuñez
6180A.jpg

Cuando uno entabla diálogo con el Capitán de la Marina  David Iglesias, casi de inmediato se da uno cuenta de que está uno conversando con un individuo muy centrado, alguien que mide muy bien lo que va a decir antes de hablar, y también rápidamente cae uno la cuenta de que sus percepciones sobre diversos temas son certeras y de que sus conclusiones son atinadas, pero a la vez mesuradas.

 El capitán Iglesias, (53) quien actualmente funge como fiscal militar encargado de procesar a presuntos terroristas, anteriormente también ha fungido como fiscal estatal y fiscal federal estadounidense, y además durante un periodo también fungió como abogado defensor militar.

Específicamente, el capitán Iglesias en la actualidad se desempeña como fiscal militar en las comisiones militares (tribunales militares) que tienen como finalidad enjuiciar a los extranjeros presuntamente terroristas que se encuentran detenidos en la base militar estadounidense ubicada en Guantánamo, Cuba.

Pero no todo ha sido color de rosa en la carrera profesional de Iglesias, ya que durante su larga trayectoria de servicio público en diversos puestos gubernamentales a nivel estatal, federal, y militar, le ha tocado estar en medio de grandes tormentas políticas y casos controversiales, pero siempre ha mantenido su esmerada rectitud y honestidad, apoyado en todo momento por sus amplísimos conocimientos de la ley, y el hecho de que constantemente se ha apegado al derecho constitucional, y ello le ha valido siempre salir completamente sin mancha de todos esos trances.

Fue miembro activo de la Armada Estadounidense, y es un miembro movilizado de la Reserva Naval. Durante su servicio de 1985 a 1988, fungió como Defensor de Juez (JAG), tanto en el Pentágono como en la Oficina de Servicios Legales de la Naval, en Washington, DC.

En 1986, fue uno de los miembros del equipo legal que sirvió de inspiración para la película A Few Good Men (que se tituló en español “Una Cuestión de Honor”), estelarizada por Tom Cruise, Demi Moore y Jack Nicholson. Dicha película trata sobre un caso en el que un soldado del Cuerpo de Marina fue agredido o atacado físicamente por sus propios compañeros en la base de la Marina localizada en la Bahía de Guantánamo, Cuba. Iglesias también fue el  exitoso abogado defensor militar de Richard “Dick” Marcinko, un soldado del Cuerpo de Marina enjuiciado en consejo de guerra, quien después escribió un libro sobre dicha experiencia y su célebre, larga, audaz e insólita carrera militar. Dicho libro, titulado “Rogue Warrior” (Guerrero Pícaro y Canalla), se convirtió en un “bestseller” (éxito editorial) a nivel internacional.

  En el 2009, Iglesias fue nombrado en la revista Esquire Magazine, en la lista “The Best and Brightest” (Los Mejores y Los Más Brillantes),  por su labor como fiscal contra el terrorismo con la Oficina de Comisiones Militares del Departamento de Defensa.

En sus ratos libres, reseña películas Nativo-americanas, tanto de ficción como documentales. En 2002, contribuyó un artículo a la revista “Native Peoples Magazine”, titulado “Brothers in Arms: Windtalkers” (Hermanos en las Armas: Los Viento-Parlantes). También aparece con cierta frecuencia en diversos medios de comunicación nacionales, en calidad de comentarista experto sobre el terrorismo, la justicia federal y los procesos militares de enjuiciamiento.

 

El Motivo de su Visita a Little Rock

La conferencia que el capitán Iglesias dió el pasado martes 26 de abril en la Escuela de Leyes “William H. Bowen” de UALR,  se tituló “Las Comisiones (Juicios) Militares Estadounidenses, Su Pasado, Presente y Futuro”

 El objetivo de estas “comisiones militares”, un tipo muy específico de “juicio militar”, es para juzgar a los terroristas extranjeros no-militares acusados de crímenes de guerra, quienes actualmente se encuentran detenidos en la base militar en Guantánamo, Cuba.

Iglesias dijo que en la actualidad están confinados en dicha base “aproximadamente 171 detenidos”. Éstos, en su totalidad, son presuntos terroristas extranjeros que de alguna manera están o estuvieron “afiliados o asociados a la organización terrorista Al Qaeda”,  y quienes se hallan “formalmente acusados de crímenes de guerra”.

Iglesias explicó que “lo que mucha gente no entiende, es que las Fuerzas Armadas tienen un largo historial de procesar judicialmente casos de criminales de guerra, remontándose hasta los tiempos de la guerra revolucionaria” que Estados Unidos emprendió contra Inglaterra durante la segunda mitad del siglo 18 con el propósito de obtener su independencia, misma que finalmente logró en 1776.

Durante su ponencia, Iglesias habló de la historia de estas comisiones militares, y cómo estas fueron reinstituidas después de los ataques terroristas a las torres gemelas de Nueva York, el 11 de septiembre del 2001. Detalló que antes del llamado 9-11, las comisiones tenían más de 50 años que no se aplicaban, y que la última vez que se llevaron a cabo fue justamente durante los ya famosos juicios de Nuremberg, luego de que concluyó la Segunda Guerra Mundial en 1945.

  También especificó que estas “comisiones militares” durante la época de la Segunda Guerra Mundial solían llamarse tribunales o juicios de guerra.

David Claudio Iglesias nació en 1958 en Panamá, Panamá, de padres misioneros bautistas. Su madre, Margaret Geiger, es una alemana-americana, y su padre, Claudio Iglesias, panameño de la etnia de los Kunas. De niño, sus padres lo criaron en una pequeña isla ubicada cerca de la costa de Panamá donde se encontraban construyendo una iglesia, y desempeñando labores médicas, dentales, y lingüísticas en beneficio de los Kunas, documentando el lenguaje Kuna.

Después de vivir en Panamá, su familia se mudó primero a Newkirk, Oklahoma (1964 a 1970), y luego a Gallup, Nuevo México. Después la familia se fue a vivir a Santa Fe, donde Iglesias se graduó de la preparatoria en 1976. En 1980 obtuvo su licenciatura en la universidad Wheaton College, Illinois, y en 1984 obtuvo su doctorado en leyes de la Universidad de Nuevo México (ubicada en la ciudad novo-mexiquense de Alburquerque).

Edición de esta semana
CÓMO EVITAR FRAUDES Y ESTAFAS CUANDO COMPRA UNA PROPIEDAD
Por Michel Leidermann
EL LATINO ha tomado conocimiento de frecuentes casos de fraude contra familias latinas (algunos hasta perpetrados por propios latinos), en los cuales estas inocentes familias han perdido todo o invertido en una vivienda, y hasta la misma morada.   / ver más /
El 17 de septiembre a las 4:30 de la madrugada, el cuerpo de bomberos de Midway, en el condado de Baxter (con su capital Mountain Home), tuvo que enfrentarse a una extraña llamarada que apareció de un agujero en la tierra. Después de que el fuego se extinguió por sí mismo expertos intentan entender la razón del fenómeno.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Ninguna fuerza política tiene hoy el poder suficiente en EE.UU.  para cuestionar con éxito las bravuconadas de Donald Trump, pero hay un colectivo que está empezando a alzar la voz de forma espontánea y vigorosa: los estudiantes.    / ver más /