SERIE: BENEFACTORES DE NUESTRA COMUNIDAD
Por Rafael Nuñez
6552A.jpg
Mary Hoey

El pasado martes 23 de agosto se llevó a cabo en North Little Rock una ceremonia y cena en honor de Mary Hoey, una mujer que ha dedicado la mayor parte de su vida a servir al prójimo, y muy en particular a los latinos.

Después de 10 años fungiendo como Directora Ejecutiva de la organización no-lucrativa Butterfly Community Ministries (Ministerios Comunitarios Mariposa), durante los cuales también co-fundó  el programa para latinos “Seis Puentes: acercamiento comunitario”, Hoey decidió jubilarse. Por tal motivo, líderes y colaboradores de la ciudad de North Little Rock ofrecieron en su honor una cena-ceremonia-celebración, para agradecerle su incomparable dedicación al bienestar de la comunidad. 

También durante dicho evento, Hallie Shoffner, oriunda de Newport, Arkansas, fue oficialmente presentada a la comunidad como la nueva Directora Ejecutiva de Butterfly Community Ministries. 

 

Mary Hoey y su trabajo con los Latinos: “Seis Puentes (sobre el rio Arkansas)”

Los Ministerios Comunitarios Mariposa comenzaron su labor en el 2001 con la ayuda de varios funcionarios del Gobierno de la Ciudad de North Little Rock, incluyendo el alcalde Patrick Hays, como respuesta a la violencia de las pandillas, y también sirvieron de apoyo al programa Our Club (Nuestro Club) ubicado en la antigua estación ferroviaria Argenta, en la comunidad o barrio conocido como “Sherman Park” en la ciudad de North Little Rock. 

Los locales de Our Club sirven como refugios seguros para jóvenes y niños en riesgo de involucrarse con las pandillas, la violencia callejera, los hechos delictuosos y el abuso de sustancias tóxicas. El Our Club localizado en Sherman Park, y otro ubicado en los linderos del complejo habitacional “Silver City Courts”, empezaron a ser financiados en gran medida por Butterfly Communities Ministries. Ambos clubes servían a estudiantes de primaria, secundaria y preparatoria por las tardes, proporcionando comidas nutricionales y botanas, ayuda de tutores con diversas materias escolares, y regalando útiles y uniformes escolares.

En 2008, el alcalde Patrick Hays solicitó a Butterfly Communities  apoyar los programas de North Little Rock para la creciente población latina. En respuesta, Butterfly comenzó un programa de baile para la superación personal de las niñas, enseñando ballet, claqué, jazz, hip-hop, y bailes tradicionales latinoamericanos. Butterfly también organizó la donación de vestidos de fiesta  de gala, de segunda mano, pero en buen estado,  para cientos de jovencitas adolescentes con el propósito de que pudieran asistir a los bailes “prom” de sus respectivas high schools (preparatorias). 

Butterfly en coordinación con varias organizaciones locales, ofrece clases de inglés, seminarios de información sobre salud y otros de información legal, y un programa para después de la escuela específicamente para niños latinos.

Todos esos esfuerzos han fructificado y madurado. Las metas para el ciclo 2011-2012 incluyen un centro de recursos con laboratorios de computadoras, salas para reuniones, y espacios para eventos comunitarios. En las fases de planeación se encuentran también nuevos programas en coordinación con el Consulado de México en Little Rock, con el Departamento de Seguros de Arkansas, con el Departamento de Educación Superior, y con el proyecto  municipal de North Little Rock “Fit to Live Program”.

 

Toda Una Vida Sirviendo al Prójimo

La reverendo Mary Hoey, su esposo Jim,  y sus tres hijas, Leslie, Jenny y Heather, se mudaron a Arkansas en 1986. Mary nació en Nueva Jersey, pero se crió en Hawai, donde su padre (quien había servido como misionero en el Congo) fungía como ministro cristiano de denominación metodista.

Mary se graduó de la University of Massachussets con una licenciatura (BA) en Sociología. Sirvió por 14 años como misionera de la iglesia Metodista Unida en las selvas de Bolivia, done conoció y se casó con Jim. Mary además daba clases en una escuela vocacional, clases de alfabetización, clínicas contra la tuberculosis, y clubes para niñas. También daba clases de catecismo en la escuela dominical e instruyó en casa a su hija Leslie por 8 años antes de adoptar una segunda hija y embarazarse con su tercera hija.

Después Mary y su familia regresaron a los Estados Unidos, a la casa de su esposo Jim en el estado de Pennsylvania. Al no poder conseguir empleo, Mary y Jim aprendieron de primera mano lo que es vivir precariamente durante tiempos económicamente débiles. Después de cuatro años, Jim fue contratado por Heifer International, en Arkansas, y la familia se trasladó hacia este estado sureño. 

Mary obtuvo su Maestría en Educación Secundaria en la Universidad de Arkansas en Little Rock y empezó a dar clases de español en la escuela primaria Garland y en la secundaria Dunbar. Luego de dos años, sintió el llamado de regresar al ministerio eclesiástico; y así pues, después de estudiar en la Escuela de Teología Perkins, en la Southern Methodist Universtiy (SMU) en Dallas, Texas, se convirtió en Diácono de la United Methodist Church de North Little Rock, donde sirvió por espacio de siete años como Pastora Asociada, y un año en la iglesia Bryant First United Methodist.

Como Directora Ejecutiva de Butterfly Community Ministries Mary utilizó toda su experiencia como pastora y maestra, toda su compasión, todos sus conocimientos de la cultura latinoamericana, así como también su gran corazón y humanitarismo, en beneficio de la comunidad latina en particular, y de todos aquellos a quienes se considera, en general, “los más necesitados y los más vulnerables” de nuestra sociedad. 

En total, Mary Hoey sirvió incansablemente, y de manera desinteresada, al prójimo y la comunidad, dondequiera que se encontrara (Bolivia, New Jersey, Pennsylvania, Dallas, North Little Rock), ya sea en calidad de voluntaria, o misionera, o maestra, o pastora, o activista comunitaria, por espacio de 43 años. 

Por eso es considerada hoy en día como una verdadera “alma grande” y una de esas personas que sólo aparecen en el planeta tierra muy de vez en cuando, o como dirían los estadounidenses: “She is one in a million” (Ella es el tipo de persona del que sólo hay una entre un millón). 

 

Edición de esta semana
ORÍGENES DE LA INDEPENDENCIA DE MÉXICO
El proceso de la independencia de México fue uno de los más largos de América Latina. La llamada Nueva España permaneció bajo el control de la Corona española por unos tres siglos. Sin embargo, a finales del siglo XVIII, ciertos cambios en la estructura social, económica y política de la colonia llevaron a una élite ilustrada de novohispanos a reflexionar acerca de su relación con España. Sin subestimar la influencia de los tres eventos históricos principales: la Ilustración (el movimiento filosófico, político, literario y científico que se desarrolló en Europa y sus colonias a lo largo del siglo XVIII), la Revolución Francesa (un conflicto social y político, con diversos periodos de violencia, que convulsionó Francia y, por extensión de sus implicaciones, a otras naciones de Europa de 1789 a1799) ni la independencia de Estados Unidos, el hecho que llevó a la élite criolla a comenzar el movimiento emancipador, fue la ocupación francesa de España, en 1808.    / ver más /
A lo largo de su historia, México tuvo varios himnos nacionales que –por una u otra razón- terminaron en el olvido.    / ver más /
Septiembre 15 - Octubre 15  Durante el Mes de la Herencia Hispana (septiembre 15 - octubre 15), América celebra la cultura y las tradiciones de sus raíces en España, México y las naciones de habla hispana de América Central, Sudamérica y el Caribe.  / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La capacidad del periodismo estadounidense para presentar las noticias libres de intimidación política y responsabilizar a los líderes políticos por sus acciones es uno de los elementos más importantes de la democracia en los Estados Unidos. Los estadounidenses damos por sentado que los medios de comunicación exponen a los funcionarios deshonestos que infringen la ley o abusan de los poderes de su cargo.    / ver más /