Récord de remesas a México en el 2005
663A.jpg
Las remesas que los mexicanos residentes en el extranjero, casi todos radicados en Estados Unidos, enviaron a su país durante el 2005 ascendieron a 20,035 millones de dólares, informó el Banco de México (Banxico).
La mencionada cifra representa un nuevo récord en este rubro de productividad de procedencia externa, y simultáneamente se afianza como una de las más importantes fuentes de ingresos para la economía mexicana.
El monto de dinero transferido por los migrantes fue superior en 3,422 millones de dólares al del año pasado, ya que en 2004 se recibieron alrededor de 16,613 millones de dólares.
Un aspecto revelador de esta espiral monetaria consiste en que tan sólo en el cuarto trimestre del pasado año, octubre, noviembre y diciembre, los envíos de los connacionales sumaron 5,316 millones de dólares.
La cantidad recabada anualmente es mayor de lo especificado por el Banxico, si se toma en cuenta que su reporte sólo incluye estadísticas documentadas oficialmente.
Numerosos mexicanos, sobre todo los oriundos de comunidades campesinas, siguen mandando sus fondos en efectivo por la vía tradicional, con familiares y amigos, sin que el gobierno tenga control de dicha actividad.
Los 20,035 millones de dólares captados en 2005 sólo son superados por los 22,332 millones de dólares en flujo de efectivo obtenido durante el año pasado por la paraestatal Petróleos Mexicanos.
Las transferencias de los migrantes constituyen un ingreso absolutamente neto para el desarrollo económico de su país de origen, puesto que se destina mayormente a la manutención de las familias que las reciben.
Pese a que las partidas de dólares más elevadas provinieron de centros urbanos de estados como California, Illinois y Texas, de densa población mexicana, su origen ya abarca en la actualidad todo el territorio estadounidense.
Las entidades que en México resultaron más favorecidas por los envíos fueron aquellas de antigua tradición migratoria, como lo son Michoacán, Jalisco, Guanajuato, y Zacatecas. El índice tiende a aumentar también en el Estado de México, Puebla y Oaxaca, de donde durante años recientes se ha originado el mismo fenómeno.
A pesar de los crecientes obstáculos en la franja fronteriza, implementados por las autoridades migratorias, se calcula que más de 500 mil hombres y mujeres emigran a los EUA desde diversos puntos de México.
La orientación del perfil migratorio de los mexicanos muestra que tiende a aumentar aceleradamente el número de personas cosmopólitas con mayor preparación académica que se mudan a suelo estadounidense, según informes del Censo.
Por ello no es sorprendente que el influjo de remesas crezca a un ritmo más acelerado hacia regiones de densa población urbana, como es el caso del Distrito Federal y el Estado de México, en un fenómeno que se repite en las ciudades capitales de los estados migratorios.
Aunque cada vez son más aquellos migrantes que optan por hacer sus trans-ferencias a través de tarjetas bancarias de débito, con las que las familias receptoras retiran sus envíos en cajeros automáticos, las empresas dedicadas a esa actividad siguen siendo las más beneficiadas económicamente.
Edición de esta semana
CLUB ROTARIO DE WEST LITTLE ROCK OTORGA BECAS A LATINOS 
El miércoles 13 durante su junta semanal regular, el West Little Rock Rotary Club a través de su Fondo de Educación y Beneficencia, entregó becas de estudios de $1.000 por semestre para el año académico 2018-19, a tres jóvenes estudiantes secundarios graduados que cumplieron con los requisitos de calificaciones, necesidad financiera, liderazgo, y servicios a la comunidad y/o escuela.   / ver más /
EL LATINO recibió la denuncia del padre de una alumna de la escuela Hall High de Little Rock, cuando se dio cuenta que, en el boletín escolar de la niña, no habían traspasado la mitad de sus créditos por los cursos completados.     / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Si puede, recuerde cuando usted era pequeño y recuerde cómo se sintió al estar separado de su madre y su padre. No solo jugando en el patio o en la calle o parque, incluso por un corto momento, sino verdaderamente perdido. Recuerde el pánico que sintió.   / ver más /