Dudas sobre participación del narco mexicano para asesinar al embajador de Arabia Saudita
6640A.jpg

  El anuncio del secretario de Justicia de EEUU, Eric Holder, sobre un supuesto plan iraní para atentar contra el embajador saudita en la capital Washington DC, contando con una también presunta colaboración de un cartel mexicano, continúa desatando todo tipo de análisis y comentarios por las eventuales implicaciones internacionales de semejante operación.

El complot orquestado por Irán para asesinar al embajador de Arabia Saudita ha generado dudas en México sobre el comportamiento de los carteles de narcotráfico. 

Autoridades en EEUU presentaron cargos contra dos hombres en Nueva York, el ciudadano iraní-estadounidense, Manssor Arbabsiar, y  Gholam Shakuri, un miembro de la Guardia Islámica Revolucionaria, una organización que Washington considera como promotora del terrorismo, por planear asesinar al embajador de Arabia Saudita. Arbabsiar fue detenido el pasado 29 de septiembre en el aeropuerto John F. Kennedy.

El Buró Federal de Investigaciones (FBI), informó que sospecha que Arbabsiar de 56 años, buscó ayuda de un cartel mexicano de drogas cuando contactó en mayo a un agente encubierto de la agencia antidroga de EEUU, la DEA en México, quien se presentó como delincuente miembro de Los Zetas,  para pedir asistencia para asesinar al embajador saudí, Adel Al Jubeir. En aquel encuentro se acordó que Arbabsiar, con la aprobación de Shakuri, ingresase $100.000 en una cuenta bancaria en EEUU como pago inicial para el intento de asesinato contra el embajador.

Pero algunos se preguntan qué interés tendrían los carteles en participar en el complot.

Durante varias décadas los narcos han evitado atacar a agentes, ciudadanos y propiedades estadounidenses para no llamar la atención de las agencias de seguridad de EEUU.

Desde 1985, cuando fue asesinado el agente de la DEA Enrique Camarena Salazar, los narcotraficantes mexicanos habían cumplido la regla no escrita de respetar intereses estadounidenses.

Algunos analistas advierten que el complot contra el embajador de Arabia Saudita, puede convertirse en un arma política en el proceso electoral de EEUU.

De acuerdo con la Evaluación Nacional de Amenazas de Drogas 2011 del gobierno estadounidense, las organizaciones mexicanas de narcotráfico han consolidado su operación en decenas de ciudades estadounidenses.

En muchos casos los carteles se aliaron con pandillas locales, que se encargan de la distribución de drogas y de arrebatar el territorio a grupos rivales.

Por su parte presidente Barack Obama, denunció a Irán por lo que calificó de una violación flagrante de las leyes internacionales lo que causó que el presidente del Parlamento iraní, Ali Larijani, desechó las alegaciones estadounidenses de que el país participara en un complot para matar al embajador saudita en Washington.

Según Larijani, la acusación es vulgar, infantil y amateur.  Larijani declaró ante el parlamento de su país que EE.UU. busca desviar la atención de los problemas que tiene en Medio Oriente.

Medios de prensa coinciden en que hay que alejarse de las especulaciones y que hace falta información concreta para poder entender no sólo el rol iraní sino también la supuesta conexión mexicana.

 

Edición de esta semana
CENTRO DE AYUDA A VICTIMAS LATINAS DE VIOLENCIA Y CRÍMENES
Por Michel Leidermann
EL LATINO visitó las oficinas del Centro de Asistencia a Latinos Victimas de Crimen en North Little Rock para conocer detalles sobre esta nueva organización que está ayudando a las victimas latinas (sin importar su condición migratoria) que han sido víctimas de crímenes y hablan poco inglés para ofrecerles ayuda con los tramites policiales/judiciales, apoyo emocional y desarrollar en la victima la confianza y la seguridad en sí misma para prevenir nuevos siniestros.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La evidencia está a la vista: la Organización Trump, como decenas de otras empresas también habría contratado inmigrantes indocumentados, copiando de este modo una fórmula bastante conocida de beneficio económico al hacer uso de mano de obra sin documentos y, por ende, mal pagada y sin beneficios de salud. Unos necesitan de otros, cierto, pero la balanza siempre se inclina en favor de quien contrata.   / ver más /