Escándalo de abuso sexual en Penn State afecta a todo el fútbol americano universitario
6696A.jpg
» Joe Paterno

El legendario entrenador del programa de fútbol americano de la Universidad Estatal de Pennsylvania (Penn State), Joe Paterno, de 84 años, fue despedido de su cargo por la forma en la que manejó las acusaciones de abuso sexual de menores contra su asistente de años, Jerry Sandusky.  

El Consejo Directivo de Penn State tomó la decisión de destituir también al presidente de la Universidad, Graham Spanier, quien lideró la Universidad por 16 años.

Paterno dirigió el programa de la universidad durante casi medio siglo y es el entrenador que más partidos ha ganado en la historia del fútbol universitario, así como dos campeonatos nacionales con Penn State. Paterno se encontraba en su 46ª temporada y no está por ahora bajo investigación criminal.

En medio de lágrimas, antes de ser despedido Paterno dijo que deseaba “haber hecho más”, tras tomar conocimiento de los abusos de su asistente. “Estoy absolutamente devastado por las revelaciones en este caso. Lo lamento por los niños y sus familias, y rezo por que encuentren confort y alivio”, dijo.

En el año 2002, Mike  Mc.Quarry un asistente recién graduado informó a Paterno que había sido testigo directo de como el entrenador asistente, Jerry Sandusky, abusaba sexualmente de un niño de 10 años en las duchas del complejo universitario.

Paterno informó a las autoridades de la Universidad sobre el incidente, pero decidió no seguir el caso cuando no fue tomada ninguna acción contra Sandusky.

Los funcionarios a quienes informó no reportaron el incidente a la policía o a cualquier agencia de protección infantil. Su falta de acción, probablemente, permitió que Sandusky siguiera victimizando a niños durante muchos años.

Sandusky, de 67 años, quien se retiró de Penn State en 1999, está acusado de abusar de al menos 8 niños en un periodo de 10 años, acusaciones que ha negado. Pero Sandusky celebró campamentos de fútbol americano a través de su Fundación The Second Mile  afuera de la universidad entre el 2000 y 2008.

Dos administradores de la universidad, el vicepresidente Gary Schultz y el director deportivo, Tim Curley, han sido igualmente acusados por no denunciar el caso a las autoridades. Ambos renunciaron debido a la indignación pública sobre el caso.

El Departamento de Educación de Estados Unidos abrió una investigación para verificar si Penn State ha fallado en denunciar otros incidentes de abusos sexuales en su Campus.

A principios de este año, otro entrenador de la conferencia Big Ten que era visto por muchos como irreprochable, Jim Tressel, de la Universidad Estatal de Ohio, renunció en desgracia después de permitir violaciones al programa de la Asociación Atlética Colegiada Nacional (NCAA). El caso de Tressel fue solo el último en una larga lista que ha plagado el futbol universitario, incluidos los casos de la Universidad Southern California, la Universidad de Miami y varios otros programas.

Pero el caso de Penn State ha llevado la parte oscura del futbol americano universitario a una profundidad nueva, mucho peor de lo que ha ocurrido en otras universidades. Explotar a docenas y violar menores no se puede comparar con las delitos menores de compras de autos para un jugador o de un jugador que vende su camiseta de futbol autografiada por unos dólares.

Según el diario The New York Times, “si Penn State fuera la Iglesia Católica, Paterno sería el Papa, seguramente al tanto de lo que estaba ocurriendo y permitiendo su encubrimiento”. “Con su silencio, Paterno ha estado protegiendo, no solo a él mismo, sino también los 50 años de mitología que ha estado construyendo en torno a su persona desde que arribó en Penn State como asistente al entrenador”, añade el periódico.

 


Edición de esta semana
CENTRO “SEIS PUENTES” SE ASOCIA A LA CÁMARA DE COMERCIO DE NORTH LITTLE ROCK 
En una simbólica ceremonia el jueves 28 de junio, el Centro Comunitario y de Educación Seis Puentes de North Little Rock se asoció oficialmente a la Cámara de Comercio de la misma ciudad.   / ver más /
EL LATINO acaba de recibir una queja de una madre de un alumno de ultimo año de la Escuela Secundaria Mills University Studies en el distrito escolar especial del condado de Pulaski, porque en la transcripción de calificaciones del Departamento de Educación de Arkansas donde se ve que tomó 8 clases, (este año escolar solo tomaban 7) y en la clase extra (orquesta) le asignaron una calificación F.    / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
EL PAÍS DA UN INÉDITO GIRO A LA IZQUIERDA CON LOS CONOCIDOS DESAFÍOS Y OPORTUNIDADES.   / ver más /