EDICION ESPECIAL: VIDA LATINA EN LITTLE ROCK
El sudoeste de Little Rock es cada día más latino
Por Michel Leidermann
675A.jpg
La palabra Arkansas significa "viento del sur" y tiene su origen en un nombre utilizado por ciertos indígenas para describir a los Quapaw, una de las primeras tribus que colonizaron el estado.
La pronunciación "Ar-kan-so" fue decidida por la Asamblea General de Arkansas en 1881.
El primer europeo que exploró Arkansas fue el español Hernando de Soto, quien desde Florida se abrió camino hacia el oeste en 1541 en busca de oro. Los franceses llegaron en 1673 y el Sieur de la Salle reclamó el territorio para Francia en 1682.
Henri de Touti fue el primer colono permanente del territorio de Arkansas, asentándose en el Arkansas Post en 1686.
El Tratado de París de 1763, cedió el territorio a España, pero el Tratado de San Ildefonso devolvió Arkansas a Francia (en secreto) en 1800.
Los funcionarios españoles seguían en sus puestos cuando los estadounidenses tomaron Arkansas Post en 1804. En 1803 Arkansas se volvió parte del Territorio de Louisiana como resultado de la Compra de Louisiana a Francia, por los Estados Unidos.
El territorio de Arkansas fue creado en 1819, y en 1821 los legisladores eligieron a Little Rock para ser la capital del territorio.
En 1819 sólo un puñado de pobladores residía en Little Rock, la que contaba con cuatro cabañas y otras tres estructuras mayores. A fines de los años 20, Little Rock tenía 400 residentes y unas 60 construcciones, la mayoría hecha de troncos y sólo un cuarto de ellas con esqueleto de madera y revestidas con ladrillos.
La primera escuela abrió en 1823 y ese mismo año el Congreso destinó $15,000 para construir una ruta entre Little Rock y Memphis, la que fue inaugurada tres años mas tarde.
En 1826 se inauguró la primera línea de diligencias entre Little Rock y Arkansas Post, partiendo de la capital cada martes por medio y regresando el lunes siguiente, llevando pasajeros y correo.
En 1836 Arkansas se volvió un estado y Little Rock su capital oficial.
En 1860, cuarenta años después de su fundación, la población de Little Rock solamente era de 3,700 personas, pero que ya contaban con iluminación a gas en sus casas y negocios.
La Guerra Civil que siguió (1861–65), trajo también la paralización de la construcción de la línea ferroviaria entre Little Rock y Memphis la cual no se completó hasta 1871.
Pero en los años de la reconstrucción siguientes a la Guerra Civil, Little Rock creció rápidamente y ya en 1870 contaba con 12,380 residentes.
A fines del siglo XX, Little Rock contaba con casi 40,000 residentes, más de 170 negocios, seis líneas de ferrocarril, un edificio de siete pisos, una biblioteca publica con 3,200 libros, 75 iglesias y 60 clubes sociales.
La Gran Depresión (de1929 hasta los tempranos años 40), también retrasó el crecimiento de Little Rock que en 1930 tenía 81,679 habitantes y sólo 88.039 en 1940, sustentando el menor crecimiento desde 1870. La construcción prácticamente se detuvo durante la Depresión.
Los mayores proyectos de construcción en Little Rock fueron los financiados por el gobierno federal a través de sus agencias de recuperación de posteriores a la Primera Guerra Mundial (1914 – 18). La "Administración de obras en progreso" (WPA) y la "Administración de Obras Publicas" (PWA), contribuyeron a erigir edificios importantes en la ciudad durante la Gran Depresión: el Museo de finas artes (ahora Centro de artes de Arkansas), el primer edificio administrativo en el aeropuerto Adam Field, jaulas y refugios para animales en el zoológico, y la sala de concierto Auditorio Joseph T. Robinson, entre otros.
Con la llegada de la segunda guerra mundial, también llegó la prosperidad a Little Rock junto con interrupciones en la vida cotidiana.
Muchos residentes dejaron la ciudad para servir en la Fuerzas Armadas, pero nuevos pobladores llegaron para tomar los trabajos relacionados con la guerra o para estar más cerca de esposos y padres que estaban acuartelados en Camp Robinson (North Little Rock) y que visitaban el centro de Little Rock cada domingo para hacer sus compras.
Al final de la segunda Guerra Mundial (1939 – 45), la congestión de tráfico y la falta de estacionamiento eran parte de la vida diaria en Little Rock. Los trolleys estaban por ser reemplazados por autobuses y el crecimiento de los suburbios sobrepasaba al del centro de la ciudad.
En las casas, las radios eran comunes y la televisión comenzaba a popularizarse. El aire acondicionado dejó de ser una novedad y empezaba a ser instalado regularmente. La arquitectura de las casas también se modernizaba. Sin embargo la apariencia general de Little Rock no se modificó dramáticamente entre los años 30 y 40.
Aún antes de terminar la Guerra, Little Rock estaba haciendo planes para el futuro. Los lideres comunitarios reconocieron la necesidad de planear la transición entre la producción de productos para la guerra, con la producción para tiempos de paz.
Una parte esencial de esta transición era la creación de suficientes fuentes de trabajo para acomodar a los que regresaban de la guerra, como asimismo a los nuevos residentes que ya se habían mudado a Little Rock. Con este objetivo en mente, el condado Pulaski desarrolló en 1943, una evaluación de sus áreas industriales.
En los años siguientes, el atraer a nuevas industrias a la capital fue importante para el desarrollo de Little Rock y de Arkansas, ya que miles de pobladores se mudaron a otros estados en busca de mejores oportunidades. Aunque Little Rock no perdió pobladores, tampoco creció con la rapidez anterior de fines del siglo XIX y comienzos del XX.
Un paso importante para hacer Little Rock más atractivo a nuevas industrias, fue la implementación de modernos sistemas de transporte. En los años 50 el aeropuerto de Little Rock ya tenia vuelos regulares por más de 20 años y en 1959, el "Cuerpo de ingenieros del ejercito" comenzó la construcción de la ruta de navegación fluvial McClellan-Kerr en el río Arkansas, lo que dió más importancia al transporte de productos industriales por el río justificando el desarrollo de un nuevo puerto fluvial para atender ese tráfico en aumento.
El incremento de los automóviles en Little Rock causaba problemas y obligó en 1948, a estudiar un plan para la construcción de autopistas con la consabida utilización de amplias zonas de terreno.
La primera de esas carreteras fue la I-30 que se comenzó a construir a finales de los años 50. Con su ruta hacia el sudoeste, ayudó a atraer nuevas industrias hasta Little Rock, al proveer un acceso directo al Parque Industrial de Little Rock sobre la calle 65, precursor del desarrollo del sector sudoeste de la ciudad.
El Parque fue organizado en 1953 al separar 525 acres de tierra, dedicados exclusivamente a situar nuevas industrias.
El Parque fue el primero designado únicamente para fines industriales y tenía un fácil acceso vial y ferroviario, y contaba con suministro de gas natural, electricidad, agua potable y alcantarillado. El primer terreno fue vendido en 1955.
El enorme crecimiento de automóviles y la construcción de redes viales en casi todas las ciudades de EUA y en Little Rock, hizo que los residentes de la capital de Arkansas comenzaran a mudarse en todas direcciones, hacia los suburbios, lo que atrajo la apertura de bancos, tiendas, oficinas y todo los demás servicios para poder vivir cómodamente fuera del centro de la ciudad.
Uno de los desarrollos residenciales más ambiciosos en aquella época, fue la Broadmor Addition, lanzada en 1953 y que contemplada la construcción de 700 viviendas en una área comprendida entre el sector oeste de la calle Hayes (hoy University Ave.), directamente al frente del Little Rock Junior College (hoy la universidad de Arkansas en Little Rock, UALR), con casas modernas para la época, estilo ranchero, con todo tipo de comodidades, pero a precios razonables.
La UALR se mudó a su actual ubicación en 1949, habiéndose fundado originalmente como el Little Rock Junior Collage en 1927.
A medida que se abrían nuevas áreas residenciales, los negocios comenzaron a seguir a los nuevos vecindarios. Un desarrollo clave para el comercio suburbano en el Sur de la ciudad, fue la inauguración en 1956 del Town & Country Shopping Center ubicado en la esquina noroeste de las calles Hayes (hoy Univesity) y la Asher Ave. Fue un shopping mall integrado, todo bajo un mismo techo. Inicialmente contaba con seis tiendas que vendían productos esenciales como abarrotes y medicamentos. Este fue el primero de varios Malls que se fueron construyendo a continuación y siguiendo a la población que se mudaba hacia el oeste de la ciudad.
La zona del sudoeste de Little Rock fue lentamente pasando de áreas de pastoreo para ganado, a una de desarrollo industrial. La fábrica de relojes Timex, la fábrica de bicicletas AMF, y la planta lechera Coleman, se instalaron en ese vecindario.
Las diversas sub áreas del sudoeste de Little Rock fueron anexándose al resto de la ciudad a fines de los años 50. Por ejemplo, Chicot al oeste de la I-30, Geyer Springs y Wakefield, fueron anexados en 1959, y así siguieron otras sub áreas más.
En 1962 se completó el "Proyecto de renovación urbana" para Little Rock Central, que comprendía el centro comercial de la ciudad así como también las nuevas áreas residenciales. Incluía la modernización 508 acres del downtown, con la construcción de vías expresas (la primera fue la 630, de este a oeste), y de varios rascacielos.
En 1999 la Policía Estatal de Arkansas mudó sus oficinas centrales al ya vacío Southwest Mall, ubicado en las esquinas de la Geyer Springs con la I-30, y que había sido inaugurado a inicios de los años 70.
Muchos de los latinos que comenzaron a llegar a Little Rock a comienzos de los años 80, decidieron asentarse en la zona sudoeste (vecindario que básicamente se encuentra al Sur de la Asher Ave.), porque se dieron cuenta que era una zona tranquila y con viviendas a precios razonables.
Así desde los años 90, época cuando la población blanca de la zona alcanzaba el 78% de la población total, ya para el año 2000 esta se había reducido al 48%, siendo reemplazada por pobladores negros que llegaron en los años 80, y el rápido crecimiento de los nuevos residentes latinos que cuadriplicaron su presencia en pocos años.
Muchos de los latinos que son de escasos recursos individuales, comparten actualmente alojamiento, en humildes trailas en varios parqueaderos y aquellos con un poco más de recursos, habitan en apartamentos en diversos complejos residenciales un poco mejores.
Es un deseo de la comunidad latina de la zona, el convertir el parque municipal Wakefield en un destino de entretenimiento y actividad social para la comunidad, un proyecto para el cual junto con el empeño de los pobladores, se necesita el apoyo de la municipalidad de Little Rock.
La criminalidad ha aumentado en la zona sudoeste en ocasiones esporádicas y a veces enfocadas en abusar de los latinos, pero no es tan grave como la que existía hace diez años cuando se notaba una amplia presencia de pandillas en el sector, con frecuentes balaceras, prostitución, y mucho tráfico de drogas.
En la actualidad también se nota la múltiple presencia de numerosos negocios y restaurantes latinos, y asimismo de muchos otros establecimientos comerciales de propiedad de anglos, que ya anuncian sus productos y servicios en español, a una cada día más creciente y energética comunidad latina.
Asimismo nuevos desarrollos de servicio comunitarios hacen más atractiva esta vecindad: la escuela de golf para niños Jack Stephens sobre la University Ave., la nueva biblioteca publica Dee Brown junto a la nueva Sub estación policial y al Centro Comunitario sobre la Baseline Road, a la que en poco más de un año se sumará una clínica de atención para enfermos de bajos recursos, y naturalmente la esperada inauguración del Consulado de México en las esquinas de University y Asher.
De acuerdo a la oficina del Censo, Little Rock comprende un área total de 302.5 km_ (116.8 mi_), de los cuales, el 0.52% es agua.
El Censo 2000 contabilizó un total de 183,133 residentes en Little Rock compuesto por un 55.07% de blancos, 40.41% negros, 0.27% indígenas americanos, 1.66% orientales, 0.03% isleños del Pacifico, 1.28% de otras razas, 1.28% de dos o más razas, y 2.67% latinos de cualquier raza.
El Censo 2000, que fue ajustado en el 2004, indica para Arkansas Central una población total de 666,058 personas incluyendo los condados de: Pulaski, Faulkner, Grant, Lonoke, Perry, y Saline, los cuales comprenden las ciudades de :Little Rock, North Little Rock, Conway, Jacksonville, Benton, Sherwood, Cabot, Maumelle, y Bryant, de donde varios miles de pobladores se trasladan hasta Little Rock para trabajar..
Ya en otras ciudades del país, la concentración de latinos en ciertos sectores de esas ciudades, ha creado nombres especiales para estos enclaves latinos. Quizás uno de las más notables es la "sagüesera" de Miami en su calle ocho, que cuenta con una gran concentración de cubanos.
La "sagüesera" o south west en "spanglish", podría también dentro de poco existir en Little Rock, en el sudoeste de nuestra ciudad que cada día atrae a más latinos e igualmente anglos deseosos de servir a nuestra comunidad y gozar de nuestra música, comidas, y cultura en general.
Edición de esta semana
DEBATE BILINGÜE ENTRE CANDIDATOS A ALCALDE DE LITTLE ROCK 
Un debate en el que participaron candidatos a la alcaldía de Little Rock, fue organizado por Rolando Ochoa de la cadena de televisión Univisión-Little Rock, Cesar Ortega pastor de la organización de servicio comunitario basado en la fe cristiana City Connections, y Michel Leidermann, director del periódico en español El Latino. El debate se realizó a las 7 PM del lunes 29 en la iglesia South City ubicada en la Baseline Rd con la I-30 en el Southwest de la ciudad.   / ver más /
El Obispo Anthony Taylor de la Diócesis de Little Rock, publicó una segunda carta el martes, 23 de octubre, actualizando información sobre la actual crisis de abuso sexual por clérigos y la ayuda para las víctimas.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Cuando los jóvenes de la antigua Atenas alcanzaban la edad de 17 años, se marcaba un momento en el que pasaban de ser jóvenes a ser considerados hombres responsables para la toma de decisiones sobre la ciudad. De ahí en adelante se les permitía el ingreso a las filas militares para luchar en la guerra.    / ver más /