Dudas sobre proyectos de reforma
Por Michel Leidermann
A pesar de que la Cámara Baja dio luz verde a fines del 2005 al proyecto de ley HR4437 del congresista James Sensenbrenner endureciendo la política migratoria de EUA, y estableciendo mayores controles de la inmigración indocumentada en la frontera y en los centros de trabajo, un estudio concluyó que los últimos cinco años se han registrado niveles históricos de inmigración tanto legal como indocumentada, con el ingreso de hasta 7.9 millones de personas entre 2000 y 2005. El estudio indica que casi la mitad de los inmigrantes que ingresaron después de 2000, son indocumentados. Es difícil determinar la cifra de indocumentados en el país que se estiman entre 9 y 13 millones.
Sin embargo, a falta de que el Senado ratifique o rechace en marzo la resolución, ambas Cámaras parecen distantes sobre si la HR4437 terminará finalmente por convertirse o no en ley, y son muchos los que coinciden en que aún queda mucho camino por andar antes de poder aplicar mano dura contra los indocumentados. Para algunos, el proyecto de Sensenbrenner no es más que "una medida desafortunada que sólo refleja intenciones partidistas republicanas", y carece del peso suficiente para que pueda convertirse en legislación con la aprobación de los senadores.El HR4437 se une al proyecto HR4312 del congresista republicano Peter King, que entre otras cosas, ordena la detención obligatoria y remoción rápida de los indocumentados con menos de 14 días en el país interceptados en un área a cien millas de la frontera estadounidense.
Sin embargo, las reformas migratorias debatidas el año pasado en la Cámara Baja, tienden más bien a desviar la atención general de cuestiones como la guerra contra Irak o el desastre del huracán Katrina, al tiempo que alegan que los indocumentados están dispuestos a trabajar por menos dinero y mantienendo bajos los salarios de los ciudadanos, y argumentando que la inmigración indocumentada debe frenarse drásticamente porque aunque es verdad que mucha gente viene buscando trabajo, también llegan otros para traficar con drogas o incluso pueden ser una potencial amenaza terrorista.
Las repercusiones económicas de los indocumentados, son uno de los principales escollos en caso de que todos los empleadores se vean obligados a verificar el estado legal de sus trabajadores, y donde sectores como el campo, la construcción y las procesadoras de alimentos, pudieran bajar su producción sin la mano de obra de los indocumentados en aquellas ocupaciones en las que no suelen haber otros trabajadores por los escasos beneficios que ofrecen. La Oficina de Control de Inmigración y Aduanas (ICE) no comenta sobre las repercusiones que podrían derivar de las nuevas normas, hasta que ésta sea una realidad, puesto que la propuesta considera que todos los indocumentados y las personas y entidades que les prestan ayuda, incurrirían en un delito criminal, y no sólo en una ofensa civil como hasta ahora.
El proyecto HR4437 es algo muy peligroso que no sólo afecta a inmigrantes, porque va a hacer que las personas mencionadas, puedan ser consideradas como criminales. La solución a los problemas de inmigración no pasa precisamente por castigar a los indocumentados como criminales.
¿Y usted que opina?
Edición de esta semana
CENTRO DE AYUDA A VICTIMAS LATINAS DE VIOLENCIA Y CRÍMENES
Por Michel Leidermann
EL LATINO visitó las oficinas del Centro de Asistencia a Latinos Victimas de Crimen en North Little Rock para conocer detalles sobre esta nueva organización que está ayudando a las victimas latinas (sin importar su condición migratoria) que han sido víctimas de crímenes y hablan poco inglés para ofrecerles ayuda con los tramites policiales/judiciales, apoyo emocional y desarrollar en la victima la confianza y la seguridad en sí misma para prevenir nuevos siniestros.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La evidencia está a la vista: la Organización Trump, como decenas de otras empresas también habría contratado inmigrantes indocumentados, copiando de este modo una fórmula bastante conocida de beneficio económico al hacer uso de mano de obra sin documentos y, por ende, mal pagada y sin beneficios de salud. Unos necesitan de otros, cierto, pero la balanza siempre se inclina en favor de quien contrata.   / ver más /