EL ABOGADO GUILLERMO HERNANDEZ, Comenta sobre los casos de abusomás comunes hacia los indocumentados
6989A.jpg

ACCIDENTES DE TRABAJO

Guillermo dijo que entre los casos más frecuentes que su bufete maneja, están los de latinos que han sufrido alguna lesión en el trabajo, y que luego tienen problemas para que su patrón los indemnice. “Cuando un estadounidense sufre alguna lesión en el trabajo, normalmente el seguro paga el tratamiento y los doctores. Pero en una lesión permanente, como la amputación de una mano porque se le atoró en una máquina, la persona queda inválida y jamás va a poder trabajar al mismo nivel. Entonces por ley, aún después de terminar su tratamiento, el seguro debe pagarle una indemnización por incapacidad laboral. Pero muchos empleadores no respetan ese derecho legal de los trabajadores indocumentados”.

He visto casos en que el indocumentado se lastima en su trabajo, y luego la empresa le paga los gastos médicos y su patrón le dice: ‘yo te voy a pagar todos los gastos médicos, no te preocupes,… pero tú no digas nada, ¿entendido? (para que no denuncie lo que pasó con nadie: abogado, autoridades o prensa).

Si le hace caso, entonces no queda documentación sobre ese accidente. Meses después, cuando la persona ya sanó pero sigue discapacitada para trabajar por la pérdida de una mano u otro impedimento crónico, entonces ya no puede reclamar, precisamente porque no hay ningún antecedente del accidente.

Por otro lado, cuando el patrón le dice “No, yo no te voy a pagar nada. Ya te pagué los gastos médicos. Así que adiós… Y si no te gustó, pues ni modo, ya que tú eres ilegal, así que no tengo por qué recontratarte. Es más, si no te largas y me dejas en paz voy a llamar a la Migra”.

 

SALARIO ADEUDADO

“Otro tipo de abuso laboral es cuando un empleador no le quiere pagar a un trabajador el dinero que le adeuda por unos cuantos días o semanas, hasta meses o años de trabajo. Un caso que tuve, fue de una señora que trabajó durante cinco años como capataz, haciéndose cargo de caballos, gallinas, etc., para un granjero. Ella vivía en la granja y aunque le proporcionaban una habitación para dormir y la dejaban comer allí, jamás le pagaron, cuando el acuerdo era que ella iba a ganar un tanto por semana. Ahorita le deben cerca de $15 mil que no le quieren pagar”.

“Un ramo que abusa mucho de los indocumentados es el de la construcción, especialmente por los subcontratistas que casi siempre son latinos. Estos son los que acumulan el mayor número de quejas por no pagar a sus obreros indocumentados adeudos de una semana de trabajo, o dos, o tres, o hasta de uno, dos o tres meses”.

 

HONORARIOS EXAGERADOS

“En lo que refiere a los abogados, el tipo de abuso más común es que cobran a indocumentados cantidades excesivas por un servicio muy pequeño; o, en algunos casos, de plano los engañan haciéndoles promesas que no pueden cumplir; o bien, les cobran por hacer algo que el individuo podía hacer por su propia cuenta, sin un abogado y sin que le costara nada, ya que toda persona tiene derechos en este país.

Hay abogados que cobran a un indocumentado por hacer algo, y luego no hacen nada.

Un engaño común es cuando la policía detiene a un indocumentado por conducir a exceso de velocidad o le pide licencia (que no tiene) y entonces lo lleva a un centro municipal de detención donde comprueban que no tiene documentos. Entonces hablan a Migra para a ver si este individuo tiene o no antecedentes delictivos. A veces permanecen detenidos en ‘separos’ o celdas de detención temporaria, dos o tres días. Es cuando al detenido le entra la desesperación y telefonea a familiares o amigos quienes acuden a un abogado. El abogado dice que lo puede sacar rápido y pide $1,500. La persona paga sin saber que el detenido de cualquier manera iba a salir libre en uno o dos días más, ya que si no tiene antecedentes delictivos, la Migra lo transfiere desde el centro de detención a las oficinas del Servicio de Inmigración, junto al aeropuerto de Little Rock, donde le toman sus huellas y examinan sus antecedentes, y si no tiene, entonces lo dejan salir bajo palabra, con sólo firmar un documento que dice que se presentará en el juzgado para pagar una multa de tráfico en tres o cuatro semanas.

Un abogado no puede sacar al detenido antes de que la Migra (“Immigration and Customs Enforcement” o ICE) acuda al centro de detención y lo lleven a sus oficinas para sacarle huellas, comprobar su identidad y sus antecedentes penales y por lo tanto, el abogado acaba de cobrar $1,500 por no hacer nada. Es decir, el indocumentado iba a salir libre de cualquier modo, aunque no tuviera abogado”.

 

HONORARIOS POR DEPORTACION

Otro fraude cometido por abogados “es cuando el detenido ya está en la cárcel local y en proceso de deportación, y los familiares hablan a un abogado, quien les dice que por $2,000 lo sacará. Luego a los dos o tres días llega la Migra a la cárcel, verifica que tiene antecedentes delictivos y lo transfiere al corralón y después de un día o dos lo deporta a su país de origen.

El abogado ya cobró, no hizo nada, y cuando los familiares acuden a reclamar la devolución del dinero, les dice que no, que él hizo todo lo posible por sacarlo, siendo que en realidad el abogado sabía que no se podía hacer nada, y de hecho no hizo nada. Este es un caso de fraude… simple y sencillamente no se le puede llamar de otra forma.

 

ARREGLO DE PAPELES

“Hay otro abuso muy común que no tiene nada que ver con deportaciones. Si un indocumentado busca un abogado para ‘arreglar sus papeles’ éste le dice: ‘sí, no te preocupes, yo te puedo arreglar. Mira, vamos a hacer esto, esto y esto… Te va a costar $3,000. La persona paga y el abogado supuestamente origina el proceso, y luego informa ‘Bueno, ya está hecho… Ahora hay que esperar”. Y cuando se le pregunta que cuánto tiempo hay que esperar, contesta: ‘No, pues no sé. Sólo hay que esperar’. Y así se la llevan, sólo diciendo ‘Hay que esperar, y hay que esperar más’.

Tengo clientes que llegan a consultarme después de haber visto a otros abogados, han estado esperando por tres, cuatro, cinco años y no ha pasado nada. A fin de cuentas se desesperan. Y lo que sucede es que, o se van a vivir a otro lado y se olvidan de ese abogado, o se vuelven a México y ya nunca regresan a Estados Unidos, o los deportan y mientras el abogado ya cobró su dinero, y en muchos casos, no hizo nada.

Aquí hay dos cosas malas: primero, que a lo mejor no hizo nada. Y la otra que hay veces que los procesos tardan varios años, pero hay que explicarle al cliente lo qué está pasando, qué se está haciendo, cuáles serán los posibles resultados, y cuánto tiempo se puede tardar. Y si después de explicarle todo eso, el cliente aún quiere seguir adelante, pues entonces no se está obrando de mala manera. Hay muchos abogados en Arkansas que ni siquiera saben cómo se deben presentar y ni siquiera cuáles formularios se deben someter, para cada uno de estos procesos.

He tenido clientes mexicanos que me enseñan las ‘aplicaciones’ (solicitudes) que otros abogados han presentado en nombre de ellos al gobierno, donde piden a las autoridades migratorias que le concedan asilo político, cuando que es del conocimiento común que los EEUU no conceden asilo político a los mexicanos. O estos abogados son ignorantes, o de plano están obrando de muy mala fe cobrando a sabiendas que estas peticiones jamás se van a aprobar. Así que, estos son casos claros de un engaño artero, hecho con alevosía y ventaja.

 

ACOSO SEXUAL

“Otro tipo de abuso común hacia indocumentados – y desgraciadamente en su gran mayoría son empresarios latinos los que los cometen – es el acoso sexual a mujeres empleadas de sus comercios. Y si la mujer quiere defenderse de estos acosos, diciéndole al dueño que le deje en paz, o que lo va a denunciar a las autoridades, inmediatamente el propietario la amenaza diciéndole: ‘Si tú me denuncias o le dices a alguien, yo le hablo a ‘la Migra’ para que venga a recogerte y deportarte’.

Entonces pasa una de dos cosas: o la empleada se somete al acoso sexual, o de plano se tiene que ir, perdiendo su empleo. Cuando esto último pasa, por lo general el patrón no le paga por lo menos su último salario semanal, quincenal o mensual.

 

ABUSOS DOMESTICOS

“Pero sin duda alguna los casos más comunes en los últimos años, son los casos domésticos, en la que está involucrada una pareja latina casada o viviendo en unión libre. En estos casos, por lo general –pero no siempre– es el hombre el que trabaja, el que sabe más inglés, el que sabe más o menos como moverse en este sistema, y también en la mayoría de los casos, es el hombre el que tiene papeles de residencia y la mujer no, o bien, ambos son indocumentados. El hombre es por lo regular el proveedor y la mujer la ama de casa y se encarga del hogar y de los hijos.

Bueno, llega el momento en que la mujer se quiere divorciar o separar. En muchos casos estas parejas han estado casadas o juntas por años. Cuando se lo comunica al hombre, este de inmediato le quiere quitar a los niños, no le da dinero, y la amenaza, diciéndole que si sigue insistiendo en la separación, entonces le va a hablar a la Migra para que la detengan y la deporten.

El resultado es que la mujer básicamente vive en un estado de esclavitud. Hemos tenido mujeres clientes en cuyos casos el esposo le pone candado a las puertas de la casa dejándola encerrada. Algunas son muy pobres, y a veces no saben leer ni usar un teléfono celular. Algo tiene que ver la cultura machista que prevalece en países latinoamericanos, pero más que nada es el hecho de que es el esposo quien tiene papeles, dinero, y trabajo. Así que a la hora que se rompen las relaciones, pone a la mujer en la calle, Y no sólo eso, sino que además le dice que si se queja con las autoridades, él llamará a la Migra. En la mayoría de casos el hombre se quedó con el dinero, la casa, los carros, los hijos, y hasta con la ropa de ella. Prácticamente la echó a la calle y allí la dejó, desamparada y le dice que ‘Dios te ayude y punto’.

“Es muy importante que las personas que son abusadas en cualquier forma, acudan a las autoridades, o un abogado, o al Consulado de México en Little Rock, sin ningún temor de que ‘la Migra’ las vaya a detener si denuncian a su abusador. Por el contrario, cuando una persona denuncia una situación de abuso, las autoridades intervienen para que el abuso no se siga dando, y proporcionan a la víctima protección y auxilios de diversos tipos. Y no las van a deportar. Eso es lo que menos quieren las autoridades: que la gente no denuncie estos casos de abusos por miedo a ser deportados. Simple y sencillamente las autoridades están ahí para proteger a las víctimas, y no para dañarlas aún más. Hay leyes en los Estados Unidos que protegen a todas las victimas siempre y cuando denuncien a los abusadores y acompañen todo el proceso legal hasta el fin”.

 

ADÓNDE ACUDIR

El bufete jurídico “Hernández Law Firm” (#400 W. Capitol Avenue, en el centro de Litle Rock) trabaja extensamente con procedimientos de inmigración basados en el empleo o en la familia. Guillermo es además Abogado Consultor del Consulado de México en Little Rock, certificado por la Secretaria de Relaciones Exteriores de México.

Además el Vicecónsul de Protección y Asuntos Legales del Consulado de México en Little Rock, Carlos Gonzáles Klein, aseguró a EL LATINO, que las autoridades estadounidense y mexicanas, SIEMPRE van a proteger a la victima que denuncie un abuso, sin importar su condición migratoria.

UN PIONERO QUE TOMÓ EN SERIO LA DEFENSA LEGAL DE LOS INMIGRANTES.

 

Edición de esta semana
LOS DEMÓCRATAS GANAN EL CONTROL DE LA CÁMARA DE REPRESENTANTES, PERO LOS REPUBLICANOS AUMENTAN SU MAYORÍA EN EL SENADO
Aunque las esperanzas de los demócratas estaban puestas en ganar el Senado y la Cámara Baja en las elecciones de noviembre, el partido solo volverá a controlar la Cámara de Representantes después de siete años, pero los republicanos reforzaron su dominio en el Senado aumentado 4 senadores a su mayoría.    / ver más /
El día de Thanksgiving o Acción de Gracias es una de las festividades más importantes en Estados Unidos, se festeja cada cuarto jueves de noviembre.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La orden de Donald Trump de desplegar miles de militares en servicio activo a la frontera sur para detener lo que caracterizó como una inminente “invasión” de las llamadas caravanas de los migrantes centroamericanos, tuvo su función como farándula política para las elecciones de noviembre 6.   / ver más /