Soldado americano mata a sangre fría a 16 civiles afganos
7053A.jpg
» Personas muestran los cadáveres de afganos asesinados presuntamente por un soldado estadounidense, en la localidad afgana de Panjwai, hoy, domingo, 11 de marzo de 2012.

Dieciséis civiles afganos, entre ellos niños y ancianos, murieron a manos de un soldado estadounidense que el domingo 11, salió de madrugada de su base en la provincia de Kandahar, bastión talibán del sur de Afganistán, para llevar a cabo la matanza.

El presidente afgano Hamid Karzai condenó y calificó este domingo de “imperdonable” la matanza.

La ISAF, la fuerza armada de la OTAN, reconoció por primera vez en un comunicado enviado 13 horas después de los hechos, la existencia de “muertos” civiles afganos.

“No puedo explicar las motivaciones tras esas acciones insensatas, pero en ningún caso eran autorizadas por la ISAF”, observó el general Adrian Bradshaw, comandante adjunto de la ISAF. El general expresó, en nombre de la ISAF, su “sincero pesar” y su “pena” por “este incidente espantoso”. El soldado fue detenido

Estados Unidos, a través de su embajada en Kabul, envió “sus condolencias más sinceras a las familias de las víctimas del trágico tiroteo”.

El tiroteo es una catástrofe para la OTAN y sus tropas, blanco cada vez con más frecuencia de disparos accidentales de soldados afganos, lo que ha minado la confianza entre los dos campos.

La situación, ya extremadamente tensa, podría aún agravarse y se esperan represalias.

Seis militares estadounidenses murieron a manos de sus colegas afganos entre el 23 de febrero y el 1 de marzo, después de la incineración de ejemplares del Corán en la base militar estadounidense de Bagram y las muy violentas manifestaciones consecutivas, con un balance de 30 muertos y 200 heridos.

Llegada a fines de 2001 para expulsar a los talibanes del poder y neutralizar a Osama Bin Laden, la coalición de la OTAN dirigida por Estados Unidos se fue instalando progresivamente con el pretexto de mantener la paz y como fuerza de interposición.

Edición de esta semana
¡SUBIERON BANDERA EN OAKLAWN!
Ubicado en el Parque Nacional de Hot Springs, el Oaklawn Racing & Gaming (# 2705 Central Ave. Hot Springs.1-800-OAKLAWN) es uno de los mejores hipódromos en el país desde 1904, y hogar del afamado Arkansas Derby con un premio de $1 millón al ganador. Hoy en día, Oaklawn también ofrece una gran cantidad de diversión y conciertos y máquinas de juegos de azar, día y noche durante todo el año.   / ver más /
¡Nueva sección!   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El Partido Republicano (GOP) está en problemas más profundos de lo que sugiere la pérdida de un escaño en el Senado en la elección en Alabama. La fuente de ese problema se remonta al 19 de julio de 2016, cuando el GOP aceptó a Donald Trump como candidato a presidente.   / ver más /