Confiesan su culpabilidad detenidos por muerte de tres morenos en Tulsa
7159A.jpg
» Jake England y Alvin Watts

Los dos hombres detenidos el fin de semana pasado por los ataques del viernes 6 en la ciudad de Tulsa (Oklahoma) que dejaron tres personas muertas confesaron su culpabilidad y su fianza se ha fijado en $9,16 millones.

Los dos sospechosos, Jake England, de 19 años de edad, y Alvin Watts, de 33, hicieron las confesiones a la División de Detectives de la Policía de Tulsa donde fueron llevados después de que se entregaran a las autoridades.

El viernes 6 dos individuos atacaron a balazos a por lo menos 5 personas, todas ellas negras, mientras caminaban por la calle. Las víctimas no tenían relación entre sí y los ataques fueron, al parecer, aleatorios.

La comunidad negra del norte de Tulsa, donde ocurrieron los ataques, se mostró preocupada por el tiroteo, temiendo que se tratara de crímenes racistas.

Los sospechosos comparecieron ante un juez que fijó la elevada fianza por tres acusaciones de homicidio en primer grado, dos de ataque con intención de matar, y una por la posesión de arma de fuego en la comisión de un crimen.

 

Edición de esta semana
CLUB ROTARIO DE WEST LITTLE ROCK OTORGA BECAS A LATINOS 
El miércoles 13 durante su junta semanal regular, el West Little Rock Rotary Club a través de su Fondo de Educación y Beneficencia, entregó becas de estudios de $1.000 por semestre para el año académico 2018-19, a tres jóvenes estudiantes secundarios graduados que cumplieron con los requisitos de calificaciones, necesidad financiera, liderazgo, y servicios a la comunidad y/o escuela.   / ver más /
EL LATINO recibió la denuncia del padre de una alumna de la escuela Hall High de Little Rock, cuando se dio cuenta que, en el boletín escolar de la niña, no habían traspasado la mitad de sus créditos por los cursos completados.     / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Si puede, recuerde cuando usted era pequeño y recuerde cómo se sintió al estar separado de su madre y su padre. No solo jugando en el patio o en la calle o parque, incluso por un corto momento, sino verdaderamente perdido. Recuerde el pánico que sintió.   / ver más /