Contrapuntos
Por Michel Leidermann
¿ACCIDENTE DE CACERIA O POLITICO?
Y todo este lío con el accidente de caza del vicepresidente Dick Cheney. Claro que es el vicepresidente y la prensa toma todo lo que hace el vice, especialmente lo que hace mal, con mucho interés.
La caza es el “deporte nacional” en muchos estados, como Texas y Arkansas, y todos los cazadores saben que hay que ponerse esos chalecos color naranja brillante, a pesar de lo cual, los accidentes ocurren. Cheney explicó que antes de avisarle a la prensa sobre, primero quiso saber sobre el estado de salud de su amigo herido y luego notificarle a la familia. Hace sentido. Eso es lo que haría cualquier cazador que no fuese vicepresidente.
Pero la prensa se ofendió porque no la notificaron de inmediato y no dejó de hablar del incidente por diarios, radio y TV, por casi una semana.
¡Fue un accidente de caza y no un accidente político (se salvó Cheney esta vez)!
ESPIONAGE A CIUDADANOS
Y ahora todos reclaman en contra de las escuchas secretas que el gobierno estadounidense autorizo sin consulta previa al tribunal especial de inteligencia para detectar a posibles terroristas.
Claro que había que poner el grito en el cielo a pesar que las operaciones secretas son comunes en todo el mundo y se vienen practicando hace siglos. Todo en ara de la libertad y de la privacidad. La cuestión es si no tenemos nada que ocultar, que importa sin nos escuchan. Mientras más se sepa, más seguro estaremos.
Pero ahí esta justamente la cuestión. ¿Que debe permanecer en secreto y que debe darse a conocer públicamente? Es el público en una sociedad libre y abierta el que debe decidir.
En esta época electrónica que vivimos el obtener información sobre los demás, es más fácil que nunca. Se define como un documento secreto aquel que si se da a conocer, dañaría seriamente la seguridad nacional o personal.
Como un ejemplo a ser evaluado: son clasificados como secretos los nombres de los indocumentados condenados en los EUA por crímenes violentos.
SINDICATOS
Bueno, y hablando de sindicatos. Claro está que fueron necesarios. Hubo una época en que la gran mayoría de los trabajadores eran abusados, mal pagados y hasta no pagados, las condiciones en el lugar de trabajo eran peligrosas e inseguras y había demasiados accidentes (cierto que un sólo accidente es demasiado), pero esos tiempos han pasado en general en los EUA. Con todas las presiones sindicales, los salarios y los beneficios aumentaron sin parar, bajo amenaza de las huelgas.
¿El resultado? Bueno basta a mirar los cientos de millones de dólares que han perdido las líneas áreas americanas, y los fabricantes de autos (GM, Ford, Chrysler), principalmente por los exorbitantes salarios que fueron forzados a pagar.
Ahora con la mano de obra más barata en México, India y China, estas fábricas están cerrando sus plantas en los EUA, pero las presiones siguen, ejemplo: En una fábrica de GM que cerrará dentro de unos meses, los obreros seguirán yendo para marcar tarjeta, sin trabajar pero aprovechan para jugar cartas o domino o leer revistas, y por todo este “entretenimiento”, recibirán $31 por hora de acuerdo a los convenios sindicales. ¡No hay duda de quien está quebrando a las empresas!
Edición de esta semana
EL ZÓCALO JUNTO AL CONSULADO CELEBRAN EL DÍA DE REYES
El pasado domingo 7, el Centro de Recursos para los Inmigrantes El Zócalo con el apoyo del Consulado de México en Little Rock, celebraron el Día de Reyes junto a varias familias y voluntarios. / ver más /
Al pastor Martin Luther King Jr. se lo recuerda en Estados Unidos el tercer lunes de enero de cada año, y quizás se le conozca mejor como el principal portavoz estadounidense del activismo no violento por su papel de liderazgo en el movimiento de los derechos civiles de Estados Unidos y su oposición a la discriminación racial.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Muchos de nosotros empezamos 2017 esperando lo peor. Y, de distintas maneras, nos tocó lo peor.   / ver más /