Heifer Internacional inaugura su nueva sede mundial en Little Rock
735A.jpg
El pasado jueves 16, con asistencia de dignatarios y de unas dos mil personas entre simpatizantes y voluntarios, se inauguró oficialmente la nueva sede de Heifer Internacional, con 94,000 pies cuadrados y ambientalmente “favorable” o “verde” como se le conoce, que costó $17.5 millones, en la zona este de Little Rock en la ribera sur del río Arkansas, muy cerca de la carretera norte-sur I-30 y vecina al Centro presidencial y biblioteca Clinton.
Los invitados especiales más destacados fueron el ex presidente Bill Clinton y el actual gobernador de Arkansas Mike Huckabee.
Heifer internacional es una corporación sin fines de lucro que fue fundada hace 62 años con la misión de ayudar a eliminar el hambre en el mundo. Esto lo hace regalando a familias campesinas pobres, animales hembras como vaquillas (Heifer en inglés), alpacas, chivos, búfalos de agua, cerdos, conejos, gallinas, etc., entrenando a estos campesinos como cuidarlos y aprovechar sus productos para alimentarse y hasta vender a otras comunidades, como cultivar más eficazmente sus tierras, y con todo ello mejorar sus vidas y la de sus familias.
El compromiso es que las crías de estas hembras, sean a su vez regaladas a otras familias campesinas pobres, para así continuar y aumentar la prosperidad de estas comunidades.
La labor de Heifer ha demostrado que esta forma de ayuda es efectiva y cubre los cinco continentes incluyendo en 50 países y 38 estados de los EUA.
Clinton dijo en su discurso que “el trabajo para eliminar la pobreza debe ser hecho persona a persona, pueblo por pueblo, nación por nación, porque aún personas con modestos medios de sostenimiento, tiene el poder de cambiar la vida en su alrededor y en todo el mundo”
El edificio “verde“ de la nueva sede es un modelo que seguramente seguirán otras corporaciones preocupadas por conservar y mejorar el medio ambiente. Fue construido en un área de Little Rock que sólamente hace unos 10 años, era una zona completamente abandonada y dilapidada. El edificio de cuatro pisos es curvo y de sólo 62 pies de ancho, para que penetre mejor y aprovechar más la luz solar. La luz artificial sólo se enciende cuando se necesita y es accionada por si sensores de luz. La electricidad es producida por molinos a viento.
El agua de lluvia es recirculada siendo primero recolectada desde el techo y desde las áreas permeables de estacionamiento y los jardines, para ser deposita en un pozo que rodea el edificio y que filtra naturalmente esta agua hasta una laguna de retención. Después es almacenada en un tanque de 26,000 galones y usada para los inodoros, regar los jardines y en el sistema de calefacción radiante. Ahorrando con ello gran cantidad de agua desde el sistema de agua potable y alcantarillado.
Los materiales usados para la construcción del edificio incluyen acero reciclado (recuperado de usos anteriores), aislamientos y alfombras de algodón (no de plástico), los piso son de bambú (no de maderas duras y escasa), y las paredes están rellenadas con soya en lugar de las espumas aislantes tradicionales.
Hasta los cubículos que sirven de oficinas y las sillas, son hechos de materiales reciclados.
Otros materiales ambientalmente favorables usados, incluyen: pintura no tóxica, madera de pino (local) para los techos, piedras nativas, ladrillos reciclados, cubiertas de escritorios y mesa hechas de botellas plásticas de gaseosas recicladas.
Los $17.5 millones que costó el edificio serán pagados con los ahorros que se producen al no tener que pagar alquiler por las diversas oficinas que el personal de Heifer arrendaba, y además de donaciones específicas para la construcción del edificio. Se estima que ya para el año 2010, Heifer empezara a ahorrar dinero por estar en esta nueva sede.
Este edificio es sólamente la primera fase de un proyecto que incluye la construcción futura de un Centro Educativo para mostrar a visitantes, turistas y estudiantes, las técnicas utilizadas por Heifer en su misión de combatir el hambre.
También un “Pueblo Global” con animales nativos de alrededor del mundo, reproducciones a escala de viviendas típicas (chozas, bohíos, etc.) de Ecuador, Guatemala, Camerún, África del Sur, Indonesia, China, India, y Rumania.
En el año 2005 Heifer recibió donaciones y subsidios por valor de $80 millones, y entregó más de 400,000 animales a las familias campesinas necesitadas.
Para completar la construcción del Centro Educativo y del “Pueblo Global”, Heifer ya comenzó su campaña para conseguir las donaciones necesarias. Se estima que una vez completados estos dos proyectos adicionales, Heifer recibirá unos 260,000 visitantes cada año.
Edición de esta semana
CIUDAD DE LITTLE ROCK CELEBRÓ EL LANZAMIENTO DE LA TARJETA DE IDENTIFICACIÓN MUNICIPAL
El pasado sábado 7 de julio se inició oficialmente el proceso para que las personas mayores de 14 años que residen dentro de los límites de la ciudad de Little Rock, sin importar su estatus migratorio, puedan obtener oficialmente una tarjeta de identificación municipal. Será muy beneficiosa para personas que no tienen otro medio oficial de identificación y también les serán útiles para conseguir trabajo.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La reunión entre los presidentes Donald Trump y Vladimir Putin en Helsinki será recordada por el bochornoso papel del presidente de Estados Unidos: indigno y lastimoso.   / ver más /