Dos casos confirmados de sarampión en escuela privada de Arkansas
7588A.jpg

El Departamento de Salud de Arkansas (ADH) ha ratificado que los resultados de laboratorio de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), confirman que al menos dos de los tres casos sospechosos de sarampión en la escuela privada Ozark Adventist Academy en Gentry (población 3.158) en el condado de Benton, son positivos.

Según los CDC, el mensaje es muy claro: las vacunas son importantes para la protección del individuo. También son una importante protección para la comunidad.

El sarampión (también conocido como rubéola) es una enfermedad respiratoria altamente contagiosa causada por un virus. Las familias, estudiantes universitarios, reclutas militares y otras personas que viven en lugares cerrados que no están vacunados o inmunes a la infección, tienen un riesgo muy alto de contraer la enfermedad. Otros que tienen menos contacto cercano con otras personas, también están en riesgo, si se exponen a la tos o secreciones respiratorias.

En la actualidad, sólo hay alrededor de 50 casos de sarampión en los Estados Unidos cada año, según los CDC.

Los dos estudiantes enfermos estaban entre los ocho exentos de la vacunación requerida contra el sarampión, porque sus padres obtuvieron una carta de excepción del estado. Algunos padres han solicitado exenciones de vacunas por razones médicas o religiosas, o porque no confían en las vacunas.

“Las vacunas son importantes para la proteccióndel individuo y de la comunidad.”

Los ocho estudiantes vivían en los dormitorios del campus, y fueron puestos en aislamiento después de que el primer alumno mostró síntomas de sarampión.

Los otros seis estudiantes fueron enviados a casa por un período de incubación de 21 días a pesar de no mostrar síntomas.

El sarampión es una enfermedad severa causada por un virus. Se transmite de persona a persona muy fácilmente y puede producir epidemias de la enfermedad. Antes de que la vacuna estuviera disponible, más de 90% de niños menores de 20 años de edad habían sido infectados con el sarampión. El sarampión es una de las enfermedades más contagiosas.

Aunque el sarampión generalmente se considera una enfermedad de la niñez, la gente de cualquier edad puede adquirirla. En los Estados Unidos, la mayoría de los casos se dan en niños pre-escolares, adolescentes, adultos jóvenes y los individuos que no están bien inmunizados.

Se transmite entre personas a través de estornudos, tos o el contacto con superficies contaminadas (pañuelos, vasos, o manos). La posibilidad de que una persona no vacunada adquiera la enfermedad si convive con alguien que la tiene, es del 90%.

Cuando el virus se introduce en el organismo, pasa a la sangre atacando a los glóbulos blancos, que a su vez transmiten la infección a las vías respiratorias, la piel y otros órganos. Una vez que se padece la enfermedad, el paciente adquiere inmunidad permanente, por lo que no vuelve a ser atacado por el virus. Un bebé infectado antes del nacimiento puede ser contagioso durante muchos meses después de nacer.

Los síntomas del sarampión aparecen generalmente en dos etapas. En la primera etapa, la mayoría de la gente tiene fiebre, una nariz que moquea, enrojecimiento de los ojos y tos. La segunda etapa comienza alrededor del tercer a séptimo día en que una erupción rojiza que comienza a aparecer en la cara y se extiende por el resto del cuerpo. Los pequeños puntos blancos, llamados puntos de Koplik, se pueden también ver en las encias y el interior de las mejillas. A medida que va remitiendo la erupción, a veces la piel afectada se descama en láminas muy finas.

Las complicaciones asociadas al sarampión son infecciones del oído medio, pulmonía, diarrea y encefalitis (infección del cerebro) pueden ocurrir en un porcentaje pequeño de los casos, pero la muerte por el sarampión es muy rara en los Estados Unidos. El sarampión es más severo en infantes y adultos jóvenes.

Los síntomas comienzan generalmente en un plazo de 7 a 18 días después del contagio, con un promedio de 10 días. La erupción aparece generalmente dentro de 14 días después del contagio.

La inmunización ó vacunación de tantos niños como sea posible es la mejor manera de prevenir el sarampión. Dos dosis de vacuna del sarampión se recomiendan para todos los niños. La primera dosis del sarampión en combinación con la de las paperas y de la rubéola (MMR) se debe administrar a los 12-15 meses de edad y la segunda dosis cuando el niño comienza la escuela primaria ó la escuela secundaria.

Antes de que estuviera disponible la vacuna de la rubéola en el año 1969, había una epidemia de rubéola cada seis a nueve años, con hasta 500 muertes anuales, 48.000 hospitalizaciones y 1.000 casos de daño cerebral permanente o la sordera del sarampión. En la actualidad, debido a los programas de vacunación sistemática de la población infantil, hay muchos menos casos de rubéola y de rubéola congénita.


Edición de esta semana
EL ZÓCALO JUNTO AL CONSULADO CELEBRAN EL DÍA DE REYES
El pasado domingo 7, el Centro de Recursos para los Inmigrantes El Zócalo con el apoyo del Consulado de México en Little Rock, celebraron el Día de Reyes junto a varias familias y voluntarios. / ver más /
Al pastor Martin Luther King Jr. se lo recuerda en Estados Unidos el tercer lunes de enero de cada año, y quizás se le conozca mejor como el principal portavoz estadounidense del activismo no violento por su papel de liderazgo en el movimiento de los derechos civiles de Estados Unidos y su oposición a la discriminación racial.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Muchos de nosotros empezamos 2017 esperando lo peor. Y, de distintas maneras, nos tocó lo peor.   / ver más /