La Opinion de la Calle
Por Rafael Nuñez

Arturo Gómez, mexicano, mecánico, Little Rock

Hay una señora que vende tamales en la zona de Mabelvale, principalmente en los talleres mecánicos, ya que se ha ganado una numerosa clientela en dichos lugares de trabajo en esa área. Esa señora siempre trae sus tamales dentro de unos recipientes de plástico del tipo “Tupperware”. Es una señora de treinta y tantos años de edad, y únicamente vende tamales los viernes. Ella vende tamales de puerco, de rajas con queso, de pollo y dulces también. Además vende champurrados y arroz con leche. Para mí esos son los mejores tamales que he probado aquí en esta región.

 

María Luis Alcalá, mexicana, pequeña empresaria, Little Rock

Los mejores tamales en Little Rock son los que hago yo, ya que eso es a lo que me dedico. En cuanto a cuáles son los mejores, pues creo que los tamales caseros son más sabrosos y más grandes que los que venden en las tiendas, ya que están hechos con amor. En cambio en las tiendas, pues como que están muy chiquitos, y también un tanto desabridos. Pienso que en la zona del “southwest” es donde hay más personas que se dedican a hacer tamales, y esta época es precisamente cuando empieza a cobrar auge la compra y venta de tamales. La “temporada tamalera” por excelencia es de mediados de septiembre a febrero. Yo hago tamales de puerco, de pollo, de rajas con queso, dulces (de piña, de nuez con pasas, de canela y azúcar, etc.), y cualquier persona interesada, me puede llamar al (501) 612-0718.

Francisco Javier Ávil, mexicana, pintor de aeronaves, Little Rock

Los tamales que venden en las tiendas están mal hechos y tienen mal sabor. Yo nunca he encontrado buenos tamales aquí en Little Rock, a excepción de un compañero de trabajo que los hace por pedido. Los elabora en su casa y solamente los vende a los compañeros de trabajo allí en la planta de Hawker Beachcraft Services (HBS), que le encargan por docenas. Hace de puerco, de dulce (pasas y canela), de chile verde, de rajas, de chile rojo, de pollo, y también tamales oaxaqueños (envueltos en hoja de plátano). Esos tamales que él vende son los únicos que he encontrado que sí son muy, pero muy sabrosos.

Rubén Palos, mexicano, pintor comercial, Little Rock

Yo jamás he comprado tamales en ninguna tienda, así que no podría juzgar si están sabrosos o no. Pero los únicos tamales sabrosos que yo he probado son los que consigo en la esquina de las calles Baseline y Stanton, a las afueras de la gasolinera “Superstop”. Una señora llega muy temprano, y está ahí de 6 a 7 de la mañana, los viernes y los sábados. Ella es una mujer de treinta y tanto años, y los tamales los trae en una “hielera” o “cooler”. Vende tamales de todo: de puerco, de chile colorado, de chile verde, de pollo, etc. Todos los que yo he probado están bien sabrosos. Así pues, para mí esa esquina es el único punto donde he conseguido buenos tamales aquí.

 

Ismael Rodríguez, mexicano, poda de ramas y limpieza general, Alexander

Hay una señora que llega a las trailas que están sobre la calle Stagecoach en Alexander. El nombre del parqueadero de trailers es Knollwood Mobile Home Park, y esa señora pasa por ahí los viernes y sábados por la tarde, aproximadamente a las 5 o 6 de la tarde. Es una señora de alrededor de 40 años, y trae sus tamales en bolsas de plástico. Hace tamales de puerco, de pollo y de rajas con queso. Para mí los de rajas con queso son los más sabrosos, pero en realidad todos los tamales que ella hace son sabrosos.

Edición de esta semana
CIRUGÍAS DEL CORAZÓN POR VÍA SUBCUTÁNEA
Nuevas técnicas han permitido las cirugías mínimamente invasivas y tiempos de recuperación mucho más cortos para cientos de pacientes que han sido sometidos al reemplazo de la válvula aortica del corazón por vía de un catéter (cirugía percutánea a través de la piel) en lugar de las mayores cirugías de corazón abierto.    / ver más /
El 15° Festival Literario de Arkansas 2018 incluye en su la lista de autores y presentadores a una variada gama de escritores.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
En todo EE.UU. los maestros se cansaron del tratamiento que sus gobiernos estatales dan a la educación y a los educadores.  Los gobernadores y las legislaturas republicanas están ahora promoviendo aumentar los impuestos para apaciguarlos. Los legisladores están tratando de encontrar maneras de mantenerlos en las aulas, sin darles un aumento.    / ver más /