Aprueban acción diferida a los primeros solicitantes
7623A.jpg

Las solicitudes hasta ahora no llegan a las estimadas 250.000

Un mes después de que el gobierno de Obama comenzó un programa para suspender las deportaciones de jóvenes indocumentados, más de 72.000 de ellos han solicitado el aplazamiento temporal y durante la semana de Septiembre 10-14, las primeras autorizaciones fueron concedidas.

Las cifras correspondientes a las solicitudes recibidas hasta el momento –desde que los Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS), comenzaron a recibir las solicitudes el 15 de agosto - muestran que 72.000 jóvenes extranjeros están dispuestos a correr el riesgo solicitar la acción, y que la agencia a cargo ha sido capaz de manejar la avalancha de papeleo.

Las solicitudes hasta ahora no llegan a las estimaciones de 250.000 que los funcionarios habían dicho que estaban preparados para manejar en el primer mes del programa.

Sin embargo, al ritmo actual, al menos 200.000 jóvenes extranjeros podría tener sus solicitudes en trámite al momento de la elección presidencial de 6 de noviembre, y muchos miles probablemente habrán recibido las autorizaciones y los permisos de trabajo que van junto con ellos.

No han habido más solicitantes, según abogados y defensores, debido a las dificultades que jóvenes han encontrado en la recopilación de los documentos que necesitan para cumplir con los requisitos del programa y en reunir la cuota de $465, una suma considerable para muchos.

Dado que el programa no tiene fecha límite, los jóvenes elegibles se están tomando tiempo para consultar con sus familias, sopesando los beneficios contra los posibles riesgos para sus padres y hermanos indocumentados que no son elegibles.

Para calificar, los estudiantes indocumentados debían ser menores de 31 años y haber llegado a los EE.UU. antes de cumplir los 16 años; demostrar que han vivido en los EE.UU. continuamente desde June 15, 2007, y estar en la escuela o haber obtenido un diploma de escuela secundaria o haber sido dado de baja honorablemente de las Fuerzas Armadas. Igualmente deben pasar una verificación para demostrar que no tienen antecedentes penales significativos o representan una amenaza para la seguridad nacional.

El programa supone una prueba para los USCIS, que no son conocidos por su eficiencia burocrática.

Según el Instituto de Política Migratoria, un grupo de investigación no partidista, hasta 1,2 millones de extranjeros ilegales podrían ser inmediatamente elegibles para el programa.

Teniendo en cuenta que USCIS sólo tuvo dos meses para prepararse y entrenar a 11.000 empleados. Las solicitudes – acompañadas de transcripciones escolares, facturas de servicios públicos y otros, contratos de alquiler u otros documentos para comprobar e sus vidas diarias en los últimos cinco años - tienen que ser enviadas por correo.

USCIS ha estado emitiendo los recibos de las solicitudes dentro de las 48 horas después de recibirlas. Por lo general dentro de las tres semanas siguientes, se toman las huellas dactilares y las fotografías para la averiguación de antecedentes.

USCIS espera que los primeros permisos de trabajo, que son aprobadas en un proceso separado pero paralelo, se envíen en las próximas semanas.

 

Edición de esta semana
CENTRO DE AYUDA A VICTIMAS LATINAS DE VIOLENCIA Y CRÍMENES
Por Michel Leidermann
EL LATINO visitó las oficinas del Centro de Asistencia a Latinos Victimas de Crimen en North Little Rock para conocer detalles sobre esta nueva organización que está ayudando a las victimas latinas (sin importar su condición migratoria) que han sido víctimas de crímenes y hablan poco inglés para ofrecerles ayuda con los tramites policiales/judiciales, apoyo emocional y desarrollar en la victima la confianza y la seguridad en sí misma para prevenir nuevos siniestros.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La evidencia está a la vista: la Organización Trump, como decenas de otras empresas también habría contratado inmigrantes indocumentados, copiando de este modo una fórmula bastante conocida de beneficio económico al hacer uso de mano de obra sin documentos y, por ende, mal pagada y sin beneficios de salud. Unos necesitan de otros, cierto, pero la balanza siempre se inclina en favor de quien contrata.   / ver más /