Asesinan a repartidor de pizza en Tlaxcala por llegar tarde
7738A.jpg

Un repartidor de pizza del estado de Tlaxcala, en el centro de México, fue asesinado por un cliente que no toleró un retraso de 40 minutos en la entrega de su pizza. Antes de matarlo, el descontento cliente lo encerró, lo golpeó y lo apuñaló, añadió el parte oficial.

Las autoridades encontraron el cadáver de Andrés Díaz, con los ojos vendados y maniatado en el municipio de Tetla, ubicado a unos 140 kilómetros de la capital mexicana. Las investigaciones concluyeron que el repartidor de pizza murió desangrado.

Durante la investigación, se conoció que el repartidor fue visto por última vez el sábado cuando salió con un pedido de un cliente que posiblemente ya había reclamado con palabras altisonantes una pizza tardía.

Los investigadores acudieron al domicilio del cliente en busca de pistas, sin embargo, este respondió violentamente y golpeó a uno de ellos, el cual había descubierto la moto del repartidor.

El cliente, José Luis Lima, de 22 años, reconoció que recibió al repartidor con un golpe, lo metió a su casa y con la ayuda de su mujer, continuó con el castigo, que terminó con un encierro de cinco horas atado. Cuando el repartidor intentó huir, pero Lima lo atacó con un cuchillo, lo llevó a un terreno baldío y lo asesinó.

Edición de esta semana
CENTRO DE AYUDA A VICTIMAS LATINAS DE VIOLENCIA Y CRÍMENES
Por Michel Leidermann
EL LATINO visitó las oficinas del Centro de Asistencia a Latinos Victimas de Crimen en North Little Rock para conocer detalles sobre esta nueva organización que está ayudando a las victimas latinas (sin importar su condición migratoria) que han sido víctimas de crímenes y hablan poco inglés para ofrecerles ayuda con los tramites policiales/judiciales, apoyo emocional y desarrollar en la victima la confianza y la seguridad en sí misma para prevenir nuevos siniestros.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La evidencia está a la vista: la Organización Trump, como decenas de otras empresas también habría contratado inmigrantes indocumentados, copiando de este modo una fórmula bastante conocida de beneficio económico al hacer uso de mano de obra sin documentos y, por ende, mal pagada y sin beneficios de salud. Unos necesitan de otros, cierto, pero la balanza siempre se inclina en favor de quien contrata.   / ver más /