Mexicano muerto a tiros durante un robo en Little Rock
7755A.jpg

Un residente de Alexander, Víctor Rosas, de 26 años, murió poco después de recibir un disparo en el pecho en presencia de amigos y sus dos hijas de 9 años de edad y 5 años de edad, la noche del sábado 27.

De acuerdo con informes de la policía, Rosas fue llevado al Centro Médico UAMS poco después del tiroteo ocurrido a las 8:42 pm. Murió en el hospital, marcando el homicidio número 43 en Little Rock en lo que va de este año.

Rosas se encontraba visitando a Nicole Floyd y su esposo Dennis Calderón, en su apartamento ubicado en 11 Terrace Place de Little Rock al sur de Baseline Rd.

Cuando el grupo salió, porque Calderón iba a llevar a Rosas y a sus hijos su casa en Alexander, un hombre se acercó al grupo y sacó una pistola.

El pistolero no identificado parecía nervioso, repitiendo sus órdenes para que la gente “sacara todo de sus bolsillos.” Rosas estaba en el proceso de vaciar sus bolsillos cuando el hombre le disparó, dijo. El tiroteo no fue provocado.

El atacante, descrito en informes de la policía como un hombre negro de 5 pies y 5 pulgadas con edad a mediados de los 20s, vestido con un chamarra negra, camisa roja y pantalón negro, corrió hacia el norte después de que disparó a Rosas y robó su billetera.

El tiroteo continuaba en investigación y según la policía, había otro hombre negro involucrado en el crimen. No hay descripciones adicionales disponibles por el momento.

Edición de esta semana
PLANES PARA ESTABLECER EL MUSEO DE LA HERENCIA LATINA EN LA CIUDAD DE HOPE
En la ciudad de Hope, la ciudad natal del ex presidente Bill Clinton, se están completando los planes para establecer un Museo de la Herencia Latina, una corporación sin fines de lucro.    / ver más /
La Diócesis Católica de Little Rock confirmó el jueves 27 que pagó $790.000 a cinco hombres que acusaron a un sacerdote de Arkansas que abusó sexualmente de ellos cuando eran ninos a principios de los años 70.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Trump ha convertido las amenazas y ultimátum en algo cotidiano, a menudo vía Twitter.   / ver más /